EL PAíS › MASSA, FERNáNDEZ, RANDAZZO Y BALESTRINI CRITICARON A COBOS

“Es un gran sinvergüenza”

El vicepresidente Julio César Cleto Cobos había considerado “aberrante” que Scioli se presentara como candidato a diputado bonaerense, el oficialismo le respondió que “aberrante” es que desde el Ejecutivo él arme listas opositoras.

“Es un sinvergüenza”, “es un traidor”, “no tiene autoridad política”. Con esas frases, las principales espadas del oficialismo retrucaron las críticas del vicepresidente Julio Cobos, quien había calificado como una “aberración” la eventual candidatura del gobernador bonaerense Daniel Scioli como diputado acompañando al ex presidente Néstor Kirchner. El ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, recordó que “nadie dice que el vicepresidente que vino por un proyecto político defeccionó tres meses después y hace listas en contra de la Presidenta. Es un sinvergüenza”. El ministro del Interior, Florencio Randazzo, cuestionó “el doble standard” con que se analizan las estrategias políticas según quién las impulse. El vicegobernador bonaerense, Alberto Balestrini, señaló que Cobos demostró una “inconducta que por ahora no se dimensiona, pero que la historia habrá de juzgar con las mismas palabras que él utiliza: aberración”.

Fernández contó con lujo de detalles cuál había sido la actitud del vicepresidente durante la madrugada del 17 de julio del año pasado mientras se debatía en el Senado la Resolución 125 que fijaba las retenciones móviles a las exportaciones de granos y oleaginosas. El ministro recordó que él estaba con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y “no sabíamos que iba a tener una actitud de esas características, él conocía punto por punto lo que se estaba trabajando (en la Resolución 125) y nunca le dijo a la Presidenta de la Nación que estaba en desacuerdo”. “Ese voto no positivo” lo terminó siendo para los pequeños productores, pero no para los grandes productores, que en definitiva “terminó siendo el grupo de interés” al que favoreció con su postura.

Sumándose a la queja por “el doble standard” al que apela la oposición y “la mayoría de los medios”, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, señaló que “hace pocos días, en el marco del velorio de (Raúl) Alfonsín, el vicepresidente Cobos me contaba que muchos dirigentes radicales, que hoy dicen que Scioli estafaría a la gente si da el testimonio de presentarse como candidato, lo habían ido a buscar para ser candidato en la provincia de Buenos Aires”. “No creo que Cobos desmienta lo que estoy contando, porque es un hombre de bien”, deslizó y agregó que “no se puede tener un doble standard: primero ir a buscarlo a Cobos y después tener una actitud distinta para Scioli”.

El vicegobernador bonaerense y titular del justicialismo provincial destacó que “cuando uno decide integrarse a un gobierno, ya sea desde las propias filas o mediante frentes electorales, debe tener presente que no se le pedirá obediencia debida, sino acompañar las decisiones que se adopten por mayoría. Cobos se desentendió de esa premisa y en la actualidad asume el papel de fiscal de la política del Gobierno, con protagonismo de opositor, dejando en evidencia su incoherencia y nulo compromiso, que hasta los que se dicen sus correligionarios le cuestionan”. Balestrini abundó en que “Cobos parece un jugador de billar a cuatro bandas. Se sienta en el lugar que le asignó la ciudadanía con los votos peronistas; especula con volver al partido que lo trató de traidor y lo echó de por vida; hace campaña electoral visitando la provincia de Corrientes apoyando una lista opositora a nuestro proyecto nacional, y como si eso fuera poco, habla del peronismo. No es ético en quien reviste la condición de vicepresidente de la República. Quien ha actuado de esta manera no nos puede enseñar política a nosotros y a toda la ciudadanía”. El vice de Scioli lo desafió: “Si piensa seguir en esta actitud, que renuncie y se presente de candidato en estas elecciones, por la corriente política que lo admita”.

Randazzo consideró que “cuando se menciona que (el gobernador Daniel) Scioli podría ir en una lista pareciera que se vuelven locos, ahora cuando Mauricio Macri propone a Gabriela Michetti, que debería abandonar el cargo de vicejefa porteña para ser diputada nacional, nadie dice absolutamente nada”. El ministro del Interior también puso la lupa sobre Felipe Solá: “Debería irse de la banca” porque fue electo por el Frente para la Victoria y ahora se postula como candidato junto a Francisco de Narváez por la oposición sin haber renunciado a la que accedió por el kirchnerismo.

“El principal daño que se hace a las instituciones es faltar a la voluntad popular que votó esa alternativa, como el caso de Solá y el de Cobos”, a quien definió como “un dirigente opositor” pese a haber sido elegido como “representante de un frente para acompañar las políticas del Gobierno”.

Sólo el repaso de los alineamientos recientes pone al descubierto que, en el juego electoral, los actores van adecuando todos los argumentos a las circunstancias que generan.

Compartir: 

Twitter
 

Los ministros Florencio Randazzo (Interior) y Aníbal Fernández (Justicia y Seguridad).
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.