EL MUNDO › CONDENADO POR VIOLAR DD. HH., LO ENJUICIARáN POR SOBORNOS Y CORRUPCIóN

Fujimori sigue en el banquillo

Será juzgado por la entrega ilegal de 15 millones de dólares que Fujimori le hizo a su brazo derecho, Vladimiro Montesinos, y por el soborno de congresistas, opositores, periodistas y propietarios de medios de comunicación.

 Por Carlos Noriega

Desde Lima

Luego de haber sido condenado a 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad, el ex dictador peruano Alberto Fujimori (1990-2000) deberá enfrentar otros dos juicios por corrupción. El primero de ellos se inicia el próximo 11 de mayo y será por la entrega ilegal de 15 millones de dólares que Fujimori le hizo a su brazo derecho, Vladimiro Montesinos, antes de que éste fugue del Perú cuando el régimen fujimorista se derrumbaba en medio de un escándalo de corrupción. Terminado este juicio, se iniciará el cuarto proceso penal en contra de Fujimori, ya que también fue condenado por el allanamiento ilegal del domicilio de Montesinos. El cuarto juicio será por el soborno de congresistas opositores y de periodistas y propietarios de medios de comunicación para que apoyen a su régimen, y por el uso de fondos públicos para armar una estructura clandestina de espionaje telefónico. Por ese caso Fujimori podría ser condenado a diez años de prisión.

El encarcelado ex presidente peruano será procesado por el mismo tribunal de tres magistrados que ya lo condenó por violaciones a los derechos humanos. De acuerdo con la Procuraduría Anticorrupción, el primer proceso penal por corrupción contra Fujimori debe durar entre cuatro y cinco meses. “Si ante la contundencia de las pruebas Fujimori acepta su culpa, el proceso terminaría en una semana”, aseguró Pedro Gamarra, procurador anticorrupción. La Fiscalía y la Procuraduría Anticorrupción aseguran tener pruebas contundentes para condenar a Fujimori por el pago ilegal de 15 millones de dólares a Montesinos, el hombre con el que compartió el poder absoluto durante una década.

Una de esas pruebas es el documento original del decreto de urgencia emitido por el gobierno fujimorista en septiembre del año 2000 ordenando la transferencia al Ministerio de Defensa de los 15 millones de dólares que se le entregaron a Montesinos. El ministro de Economía de entonces, Carlos Boloña, ha confesado que esa transferencia se hizo por orden de Fujimori. Por este caso, la Procuraduría Anticorrupción pedirá que el acusado pague una reparación al Estado de 30 millones de dólares.

La entrega ilegal de 15 millones de dólares a Montesinos se produjo días después de que se hiciera público un video en el que éste aparecía sobornando a un congresista opositor, lo que precipitó la caída del régimen fujimorista. Luego de recibir los 15 millones de dólares que le dio Fujimori, Montesinos se fugó del Perú. Semanas después también huiría Fujimori. Ahora ambos se encuentran en prisión.

“La condena a Fujimori por violaciones a los derechos humanos servirá como elemento de juicio para los procesos por corrupción. Esa condena estableció que Fujimori encabezó una organización de poder criminal, la cual funcionó no sólo para violar los derechos humanos, sino también para la corrupción que hubo en ese gobierno. Fujimori concentró el poder y destruyó las instituciones fiscalizadoras”, le dijo a Página/12 Omar Chehade, quien encabezó el equipo legal que obtuvo la extradición de Fujimori desde Chile.

Sobre la trascendencia de estos dos juicios por corrupción a Fujimori, Chehade asegura: “Aunque las condenas que Fujimori pueda recibir por corrupción serán menores que los 25 años que ya le impusieron y las penas no son acumulables, estos juicios por corrupción son muy importantes porque serán reveladores de lo que fue ese gobierno, tendrán un valor ejemplificador y servirán como precedente para otros funcionarios del más alto nivel”.

No hay cifras precisas sobre la magnitud de la corrupción durante los diez años de gobierno de Fujimori, pero la Procuraduría Anticorrupción calcula que lo robado al Estado en ese período llega a los dos mil millones de dólares. Mientras espera el resultado de la apelación de sus abogados por su condena por crímenes de lesa humanidad y el inicio de los juicios por corrupción en su contra, Fujimori está dedicado a la jardinería, a pintar, a estudiar piano y a reunirse con los dirigentes de su movimiento político en su celda VIP del cuartel policial donde está detenido desde septiembre de 2007.

Compartir: 

Twitter
 

Manifestantes contra Fujimori chocan con la policía después de la lectura del veredicto.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.