EL PAíS

El triángulo rosado

 Por Horacio Verbitsky

El Código Penal sancionado por el canciller alemán Bismarck en el siglo XIX castigaba la homosexualidad con pena de prisión y pérdida de los derechos civiles. Al llegar al poder Hitler incrementó las penas y creó una unidad de la Gestapo especializada en combatir a los homosexuales y el aborto, ya que privaban de descendencia a la raza alemana. También ordenó el asesinato de su íntimo amigo Ernst Rohm, fundador de las tropas de asalto SA, que fueron decisivas para su arribo al poder, en una masacre que fue evocada por Lucchino Visconti en su película El ocaso de los dioses. La acusación de homosexualidad a los sacerdotes fue uno de los argumentos con los que Hitler consiguió poner a la defensiva a la Iglesia Católica. En los campos de concentración los homosexuales eran forzados a identificarse con un triángulo rosa y sometidos a crueles experimentos tendientes a curarlos de su despreciada enfermedad.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.