EL PAíS

Casación al rojo vivo

 Por Irina Hauser

La Cámara Federal de Casación Penal es un hervidero desde la semana pasada, cuando el camarista Juan Carlos Gemignani mandó a detener a la secretaria María Amelia Expucci por negarse a hacer un inventario en plena feria judicial. El juez fue denunciado por la funcionaria por privación ilegítima de la libertad –quien estuvo arrestada en el destacamento policial de tribunales durante una hora y media– y un fiscal federal, Juan Pedro Zoni, pidió que se lo investigue, además de que fue cuestionado por la tradicional Asociación de Magistrados, su lista Bordó (oficialista), Justicia Legítima y la Asociación de Mujeres Juezas. Pero él sigue doblando la apuesta y pidió abrir un sumario contra Expucci, además de ampliar la denuncia en su contra por supuesto encubrimiento del contenido de unas cajas que había enviado el Ministerio de Planificación con elementos para vidoeconferencias y que Gemignani, en declaraciones públicas la semana pasada atribuyó a “una dádiva “. Dentro de la propia Cámara, su colega Ana María Figueroa pidió que se le inicie un sumario por su conducta, revocarle su cargo de vicepresidente del cuerpo –que preside Alejandro Slokar– y que sus pares lo denuncien ante el Consejo de la Magistratura, el organismo que podría sancionarlo o iniciarle juicio político. Las denuncias cruzadas internas serán tratadas hoy en un plenario especial de la Casación.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Casación al rojo vivo
    Por Irina Hauser
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.