EL PAíS

La moda de las “mellizas”

Las exportaciones gozan de un tratamiento especial y están exentas de impuestos de modo que los exportadores pueden solicitar la devolución de los importes pagados a proveedores en concepto de IVA y que no hubieran sido compensados con otros débitos fiscales. Con ese esquema, la evasión fiscal y el cobro de reembolsos indebidos fueron históricamente un clásico. A fines de los noventa, con la idea de evitar defraudaciones, se creó un Registro Fiscal de Operadores en la Compraventa de Granos y Legumbres Secas: la intención era que la AFIP no devolviera sistemáticamente impuestos que no ingresaban al fisco por mucho que las exportadoras alegaran haberlos pagado. El caso en el que la Ufitco denunció al pool de las grandes exportadoras de granos, con Cargill a la cabeza, vino a revelar que no todo estaba bajo control: había surgido “nueva modalidad de defraudación” basada en la creación de “empresas mellizas”. Eran sociedades idénticas a las verdaderas proveedoras, incluso con el mismo nombre e igual número de CUIT. Pero tenían un estatuto diferente, firmado ante otro escribano, por otras personas.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La moda de las “mellizas”
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.