EL PAíS › FALTANTE DE HARINAS, ACEITE Y COMBUSTIBLE POR LOS PIQUETES

Problemas de abastecimiento

Los cortes que aún siguen en varias rutas impiden la normalización en el abastecimiento. Alza de precios especulativa, acopio de productos y retiro de segundas marcas. Queja de los supermercados de origen chino con críticas a los mayoristas.

 Por Sebastián Premici

La tercera etapa del conflicto entre las entidades agropecuarias y el Gobierno tiene su correlato en el aumento de precios de los alimentos y dificultades en el abastecimiento, de acuerdo a lo informado por asociaciones de consumidores. Por un lado existe una retracción en la oferta de productos alimenticios, que puede llegar, para el caso de la harina, a un 60 por ciento, según un relevamiento informado por los supermercadistas. Esto está directamente relacionado con la no comercialización de granos por parte de los productores agropecuarios, lo que produce un aumento de precios por falta de oferta. Desde el Centro de Educación al Consumidor indicaron a PáginaI12 que, en el caso de la harina, el aumento llega a un 30 por ciento, mientras que para los cortes de carne que están fuera del acuerdo establecido por la Secretaría de Comercio los incrementos llegarían a un 9 por ciento. En el caso de frutas y verduras, los aumentos oscilan alrededor del 11 por ciento.

Para la consultora Equis, el conjunto de alimentos aumentó durante la segunda y tercera etapa del lockout agropecuario –última semana de mayo hasta el 6 de junio– un 3 por ciento. Los cortes de ruta por parte de los ruralistas y los transportistas también afectaron la provisión de combustibles. Para Artemio López, titular de la consultora Equis, esta nueva etapa del lockout agropecuario produjo un incremento en la canasta alimentaria. “Este conflicto no es gratuito, en las últimas dos semanas hubo un aumento del 3 por ciento en los alimentos, que se dio tanto por la remarcación, la incertidumbre (de los comerciantes y productores) y algunos episodios de desabastecimiento”, indicó López a PáginaI12. Esta fase del lockout frenó la tendencia hacia la baja en los precios de los alimentos que venía registrando Equis de las últimas 8 semanas. “Esto pega sobre todo en los sectores populares”, agregó el consultor.

La cámara que nuclea a los comercios chinos viene realizando desde marzo diversos informes sobre la evolución de la oferta de productos y sus precios. En mayo hubo una retracción en las primeras marcas de harina que llegó al 67 por ciento, y en el caso de fideos fue del 58 por ciento y en galletitas del 46. En lácteos, la merma fue del 30 por ciento. “Nuestra hipótesis es que los grandes acopiadores están guardando mercadería y especulando con la suba de precios, al igual que algunos hipermercados”, señaló a PáginaI12 Miguel Angel Calvete, secretario general de la Cámara. En la práctica, ya denunciaron a dos mayoristas. Por otro lado, Alberto Guida, titular de la Cámara de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas, indicó a este diario que los mayoristas no están acopiando. “La mayoría está por debajo de los inventarios normales. Generalmente se tiene aceite para 20 días de stock, pero hoy todo va a la góndola”, aseguró Guida.

Desde la industria molinera indicaron a este diario que el sector está paralizado en un 30 por ciento. “¿Hasta cuándo no se comercializarán granos? Si este conflicto dura 15 días más, no habrá harina en ningún lado”, aseguró un dirigente industrial. Lo que pasa en este sector es una réplica de lo que pasa con los mayoristas e hipermercados. “Se está guardando harina para la reventa, donde los precios pueden aumentar entre un 20 y 40 por ciento”, señaló el industrial. “Como falta materia prima, las panaderías están limitando la venta de productos. Muchos atienden solamente a clientes preferenciales”, comentó Miguel Angel Rodríguez, titular de la Federación Obrera del Pan.

Si bien no se registra desabastecimiento, el lockout en sus diferentes etapas repercutió en la oferta de productos y en un alza de precios. La estrategia fue eliminar las segundas marcas. Así lo denunció Susana Andrada, titular del Centro de Educación al Consumidor: “Faltan productos de segundas marcas de lácteos. Es decir que se induce a los consumidores a comprar productos más caros”. Los problemas en el abastecimiento también llegaron a los combustibles. “En Córdoba, Rosario y Resistencia hay fuertes faltantes, mientras que en Rafaela y Alta Gracia no hay combustible en ninguna estación, ya que los piquetes no dejan llegar los camiones”, indicaron desde la cámara del sector.

Compartir: 

Twitter
 

Por ahora no hay faltantes de lácteos, aunque se empiezan a registrar problemas con el combustible.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.