EL PAíS › RECHAZO DE INTENDENTES A LAS RETENCIONES MóVILES

Junto a los ruralistas

Cientos de jefes comunales pidieron la suspensión de la resolución 125. Estuvieron con la Mesa de Enlace y con Julio Cobos. Exigieron la coparticipación de lo recaudado.

 Por Sebastian Abrevaya

Cientos de intendentes de las provincias agropecuarias coordinaron sus agendas para encontrarse en la ciudad de Buenos Aires y manifestar su rechazo a las retenciones móviles. Primero se reunieron con los presidentes de las entidades rurales. Después redactaron un documento unificado en el Salón Azul del Senado y se lo presentaron a los titulares de los distintos bloques de Diputados y al presidente de esa Cámara, Eduardo Fellner. El broche final de la jornada fue la visita al vicepresidente, Julio Cobos. Los jefes comunales de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa reclaman “la suspensión por un plazo prudencial” de la resolución 125 y le exigen al Congreso que “garantice” la coparticipación de lo recaudado por las retenciones agropecuarias.

Cerca del mediodía, ruralistas e intendentes concurrieron al teatro Broadway, donde pusieron en sintonía sus reclamos: volver la situación al 10 de marzo pasado. “La resolución 125 ha sido un instrumento que, lejos de aportarle algo a la Argentina, ha llevado a una crisis muy profunda”, aseguró el intendente justicialista de Oncativo, Córdoba, Oscar Vottero. Tanto los mandatarios locales, como los dirigentes del agro, sostienen que es necesario suspender las retenciones móviles para debatir otros puntos, además de las alícuotas. El titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Angeli, consideró que se debe dejar sin efecto la resolución por un plazo de 180 días para poder “hablar de carne, de leche y de economías regionales”.

“Los intendentes están pidiendo, y nosotros opinamos igual que ellos, que hay que suspender la aplicación de la 125, para poder trabajar en todo esto con tiempo”, insistió el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcatti. En el mismo sentido, el presidente de FAA, Eduardo Bu-zzi, consideró que el conflicto “no se puede solucionar en 48 horas”. Los ruralistas consideran insuficientes las modificaciones que el oficialismo le realizó al proyecto enviado por el Ejecutivo.

Después de esa reunión, los intendentes –de diversos orígenes políticos– fueron al Congreso para encontrarse con Cobos y transmitirle sus ideas. El vicepresidente los había recibido la semana pasada, después de la reunión con los gobernadores opositores. En aquella oportunidad les pidió que consensuaran una propuesta y eso fue lo que resolvieron ayer en un colmado Salón Azul. Aunque no estaba pensada su participación, en el encuentro estuvieron presentes diputados y senadores de la oposición (Coalición Cívica, UCR, PRO, y socialismo, entre otros) que aprovecharon para no perder protagonismo. Muchos intendentes y productores rurales que se manifestaban en las puertas del Congreso no lograron ingresar al cónclave porque no había lugar. El acto comenzó con mensajes de paz del rabino Sergio Bergman, el presbítero Fernando Gianetti y, por la Federación de Iglesias Cristianas Evangélicas, el pastor Hugo Barevalle.

En el documento final, los intendentes pidieron “dejar sin valor legal” la resolución 125 con el objetivo de “recuperar la confianza, la previsibilidad del sector agropecuario (carnes, leche, granos) en defensa de las economías regionales, que permitirán recuperar el trabajo y la inversión al interior del país”. Además, reclamaron que la ley que finalmente sancione el Congreso “garantice la coparticipación federal de los recursos obtenidos por las retenciones agropecuarias”.

En la presidencia del Senado contaron a PáginaI12 que Cobos recibió ese documento y prometió trasladarlo a quien corresponda. Sin embargo, el radical K les pidió a los intendentes que sepan “adaptarse a los tiempos legislativos” y que dejen trabajar a los legisladores “sin apresuramientos”. Si bien Cobos está a favor de las retenciones móviles y la distribución de la riqueza que pregona el Gobierno, apoya una modificación en la resolución que busque “un punto en común que satisfaga a ambas partes”. Esta postura, sumada a que en los últimos días Cobos recibió a dirigentes rurales, religiosos y políticos de la oposición le valió al vicepresidente un gran distanciamiento de la presidenta Cristina Fernández.


Agresión a Scioli

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli junto con un grupo de intendentes de la provincia fueron ayer blanco de una protesta en la localidad de Olavarría, donde productores agropecuarios arrojaron huevos y golpearon a algunos de los jefes comunales. Un grupo de 80 ruralistas autoconvocados se manifestó violentamente sobre los funcionarios, a pesar de que “se les ofreció en todo momento el diálogo”, relató Scioli. En medio de los incidentes el intendente de Balcarce, José Luis Pérez, fue el más agredido, ya que fue víctima de manoseo, empujones y de la rotura de su auto a patadas, mientras lo “insultaban duramente”. En tanto, la combi que transportaba al gobernador fue sometida a una ráfaga de “huevazos”. Hubo también golpes de puño y forcejeos entre los productores y la policía. Scioli concurrió, junto con gran parte de su gabinete, para anunciar créditos en la localidad de Olavarría para la compra de maquinaria vial. Durante el acto, grupos de manifestantes intentaron interrumpirlo pero sólo llegaron a golpear la puerta de acceso al salón.

Compartir: 

Twitter
 

Los dirigentes agropecuarios recibieron a los intendentes en el teatro Broadway.
Imagen: Gustavo Mujica
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.