EL PAíS › EL “CHIVO” ROSSI, JEFE DEL BLOQUE OFICIALISTA, JUNTó A LOS SUYOS Y CONFíA EN RATIFICAR LAS RETENCIONES MóVILES

Cómo un Chivo consiguió unir al rebaño

Tal como anticipó PáginaI12, el bloque oficialista buscará ratificar la resolución que modificó las retenciones e incluirá beneficios para los pequeños y medianos productores. Solá bajó su propuesta. Confían en lograr mayoría.

 Por Miguel Jorquera

Fueron casi seis horas de debate. El encuentro del bloque de diputados kirchneristas dio un paso más en la ratificación del proyecto del Gobierno a favor de las retenciones móviles. Contuvo al grueso de sus legisladores con las modificaciones que introducirá a la iniciativa oficial, “liberando todas las trabas para los reintegros” a favor de los pequeños y medianos productores. Y hasta desactivó el proyecto “alternativo” de Felipe Solá, quien se comprometió a acatar la decisión mayoritaria de la bancada. Pero no tuvo la misma suerte con los seis diputados cordobeses y entrerrianos que elaboraron otra propuesta para volver a las retenciones fijas y que ayer esquivaron la cita oficialista. Sin hacer mención a cifras, el jefe de la bancada K, Agustín Rossi, aseguró que están “confiados” en conseguir las manos necesarias para aprobar su propio proyecto. Aunque los números siguen siendo “ajustados”.

El conteo comenzó con la asistencia. Unos 115 diputados arrancaron el debate, pasada las cuatro de la tarde, en el salón que el bloque oficialista tiene en el primer subsuelo del edificio anexo de la Cámara baja. Luego se sumaron otros tres y el anuncio que pronto también se incorporarían los patagónicos que estaban “retrasados” por problemas en los vuelos. La cifra entusiasmó a las autoridades del bloque que encabezaron el encuentro junto al propio presidente de la Cámara, el jujeño Eduardo Fellner.

La primera versión que surgió de la reunión, realizada bajo estrictas normas de seguridad, trató de invertir el peso de la carga. “La oposición dijo que iba a esperar nuestro proyecto para definir su postura. Pero como sabe que los números nos dan bien, ahora se adelantaron y presentaron su propio proyecto”, dijo una fuente cercana a Fellner. Puertas adentro ya se habían producido algunos cruces entre diputados oficialistas, en medio de una reunión que, en general, transcurrió sin grandes contrapuntos.

Con la ausencia de los entrerrianos y cordobeses díscolos, todas las miradas tuvieron puestas en Solá. El bonaerense asistió puntualmente y salió junto al grueso de compañeros de bancada con la convicción que “el que pierde una negociación es el que primero se levanta de la silla”. Fue la voz discordante. Defendió su proyecto que corregía y disminuía la curva de las alícuotas sobre las retenciones móviles con el argumento que sería “la alternativa para salir del conflicto” agropecuario.

Todos lo escucharon, pero la réplica llegó a través de Edgardo Depetri. El dirigente de la CTA le cuestionó que haya presentado el proyecto “antes por todos los medios sin consultar” y “después al seno del bloque” para su discusión. La respuesta del ex gobernador tuvo los mismos argumentos: “¿Vos me consultas a mí cuando vas a los canales de televisión?”, inquirió Solá.

Otros, en cambio, se refirieron a sus aspectos técnicos y “le bajaron el precio” con que Solá había cotizado su proyecto. “Atiende el reclamo de los grandes, pero no refleja las modificaciones que hicimos a favor de los pequeños y medianos productores”, le espetaron. Lejos de intimidarse, Solá volvió a presentar su proyecto con algunas modificaciones, pero tampoco logró consenso. Finalmente, el bonaerense afirmó que si hay otro proyecto él acompañaría, pero no aceptó el convite de participar en la conferencia de prensa: “Yo soy mi propio vocero”, contestó.

La diputada Graciela Camaño fue de las primeras en retirarse en medio del debate. La esposa de Luis Barrionuevo y hermana del pattista Dante Camaño –que ayer acordó con el resto de la oposición–, se fue disconforme con el contenido del debate. Expresó que los cambios “no terminan con el conflicto” y le cayó en gracia que alguien –según la versión de sus colaboradores– le haya insinuado que renuncie a la presidencia a la comisión de Asuntos Constitucionales.

Agustín Rossi fue la voz oficial en la conferencia de prensa, flanqueado por el presidente de la comisión de Agricultura, Alberto Cantero, y dos miembros de la conducción del bloque K: Patricia Vaca Narvaja y José María Díaz Bancalari. Rossi se explayó con las modificaciones que introdujeron al proyecto y que “atendió” las preocupaciones de los legisladores de su bloque (ver aparte). Esas medidas que habrían calmado las inquietudes de quienes plantearon dudas sobre el proyecto oficial, según algunos de los presentes. Otros, en cambio, admitieron que primó el disciplinamiento.

Para sumar aliados, el kirchnerismo también llevará al plenario de comisiones un proyecto sobre una nueva ley de arrendamientos, que podría ser la presentada por el ex arista Eduardo Macaluse y la decisión de grabar con el impuesto a las Ganancias a los pools de siembra armados bajo la figura de fideicomisos. El trazo fino del proyecto se redactará por la mañana para presentarlo al mediodía “buscando el consenso” de otros bloques. Los oficialistas afirmaron que la reunión “no había cambiado” la correlación de fuerza del día anterior. Con la oposición abroquelada, el kirchnerismo considera que tiene los votos necesarios pero buscará sumar voluntades para su proyecto.


El proyecto que no fue

El proyecto de Felipe Solá sobre las retenciones móviles, ese que prometía mover la voluntad de una treintena de legisladores del oficialismo, entró en la Cámara de Diputados recién ayer por la tarde y no paró de acumular críticas. “¿Dónde están todos sus seguidores?”, se preguntaba una fuente parlamentaria, al remarcar que la iniciativa de Solá lleva solamente la firma de seis diputados. La principal crítica que recibió su iniciativa fue que, a pesar de ratificar la resolución 125, no diferencia entre pequeños y medianos productores y establece una alícuota máxima del 55 por ciento para todos. “De esta manera favorecería a los grandes productores”, indicó a este diario una autoridad de la Cámara baja, quien también comentó que cuando el legislador Julio Arriaga leyó el contenido del anexo del proyecto de Solá después de haberlo firmado, no reparó en autocríticas. “Si tengo que votarla, la voto (en relación a la propuesta oficial)”, habría dicho Solá al finalizar la reunión del bloque.

Compartir: 

Twitter
 

Los diputados Patricia Vaca Narvaja, José María Díaz Bancalari, Agustín Rossi y Alberto Cantero.
Imagen: Jorge Larrosa
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.