EL PAíS › LA INVESTIGACIóN JUDICIAL, PERICIAS Y TESTIMONIOS

Dudas sobre la policía

 Por Werner Pertot

La investigación judicial busca dilucidar la identidad de los autores del asesinato y el rol de la Policía Federal en los incidentes. La fiscal Cristina Caamaño fue al lugar del crimen, luego al Hospital Argerich –donde se entrevistó con uno de los heridos– y hoy comenzará a tomarles testimonio a los militantes y a otras personas de la zona que puedan haber visto algo. Además, iniciaron pericias sobre un casquillo de bala que recogieron en el lugar, que podría ser de una pistola calibre 38, y sobre los videos de las cámaras de seguridad de las fábricas del área. Los investigadores tienen dudas sobre la actuación de la policía ante los disparos, ya que no hubo detenidos. Desde la Federal estimaban que puede haberse tratado de “una emboscada” a los militantes de izquierda.

La fiscal Caamaño se trasladó al lugar, a dos cuadras de la estación Hipólito Yrigoyen, para ver con sus propios ojos el sitio donde se cometieron los crímenes y habló con algunos de los testigos. La policía ya les estaba tomando declaración, pero Caamaño pidió que le enviaran el sumario policial y les va a tomar el testimonio directamente en la fiscalía hoy por la mañana.

En las primeras pesquisas, los investigadores encontraron una vaina de un proyectil en el piso, algo deformada, y la enviaron a la Policía Científica para analizarla. Estimaban que podría ser de una pistola calibre 38. Después de la autopsia, también analizarán la bala que asesinó a Mariano Ferreyra y, si logran removerlas sin peligro, las que impactaron contra alguno de los heridos. En el sitio también recogieron rulemanes y les sacaron fotos a las piedras usadas en el enfrentamiento.

Además, pidieron las cintas de las cámaras de seguridad que había en las fábricas aledañas y las enviaron a evaluar para esclarecer cómo ocurrieron los hechos y ver si puede surgir alguna imagen que ayude a identificar a los autores de los disparos. Hoy solicitarán las grabaciones de otras empresas y de la señal de cable C5N, que estaba siguiendo los incidentes desde temprano.

La fiscal Caamaño luego se trasladó al Hospital Argerich, donde se interiorizó sobre el estado de los heridos y habló con uno de ellos que estaba consciente. Por la confusión de los incidentes, el hombre no pudo dar detalles sobre los rasgos de la persona que le disparó.

La investigación recayó en el juzgado de Susana Wilma López. La causa está caratulada como “NN”, dado que no hay imputados. Los delitos que se investigarán son los de homicidio, lesiones y daños (por las pedradas que recibieron cerca de doce autos). Los testimonios señalan que al menos dos personas dispararon desde una distancia de unos 50 metros. La primera presunción de los investigadores es que pertenecen a la Unión Ferroviaria, que dirige José Angel Pedraza. Desde la Policía Federal sostenían ayer que la principal hipótesis es que se haya tratado de una “emboscada” por parte de integrantes de ese gremio.

También se investigará la inacción de los propios policías. A los investigadores les llamaba la atención que, ante incidentes y disparos, no haya habido ningún detenido. Algunos testimonios indican que los atacantes huyeron entre los patrulleros y un carro hidrante. “Los de la comisaría 30ª podrían haberse visto sorprendidos, pero los de la división Roca tenían que prever que podía pasar algo”, supusieron ante este diario fuentes judiciales. También generaba dudas que, una vez comenzados los incidentes en la estación Avellaneda, desde la provincia no se haya avisado a la policía en Capital que podía ocurrir un enfrentamiento.

Compartir: 

Twitter
 

Uno de los militantes del PO que sufrió heridas ayer.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.