EL PAíS

Un juez comunicativo

 Por Horacio Verbitsky

Los modos de la conferencia de prensa de Boudou levantaron ronchas corporativas en todos los gremios aludidos. Sin embargo, las genéricas declaraciones de respaldo a magistrados y periodistas no refutaron ninguno de los graves señalamientos del vicepresidente. Más allá del lenguaje anacrónico sobre mafias y esbirros, la idea de que Rafecas forme parte de una conspiración dirigida por Magnetto no es congruente con la solicitud de juicio político en su contra que el CEO del Grupo Clarín presentó en el Consejo de la Magistratura, cuando Rafecas consideró que la transferencia de las acciones de Papel Prensa era inescindible de los crímenes de lesa humanidad contra los miembros del Grupo Graiver. Su desempeño ha sido encomiado en causas tan diversas como la investigación por las coimas del ex presidente Fernando de la Rúa a numerosos senadores, los crímenes cometidos en los campos clandestinos de Concentración de la Zona I de Seguridad o la ocupación del Club Albariños. Es además autor de un estimable libro sobre el entramado institucional que condujo al Holocausto durante el régimen nazi. Consultado para esta nota, Rafecas negó haber filtrado información a la prensa pero no mencionó ningún posible correctivo al fiscal, en su carácter de juez de garantías, violadas en forma tan flagrante. El juez admitió el envío de sendos mensajes de texto al abogado de José Núñez Carmona, Nachito Danuzzo Iturraspe, y al periodista Gustavo Sylvestre. A ambos les sugirió que difundieran una nota de Boudou a la AFIP, en la que el entonces ministro de Economía opinó que el ente recaudador debía responder a la solicitud de un plan de pagos de Ciccone en el marco de sus competencias y sin merma de la recaudación fiscal. “Como enseña Zaffaroni, a los lobbystas hay que recibirlos y escucharlos, pero luego el juez toma las decisiones que le parecen correctas. Respecto de Sylvestre, tenemos una relación cordial y con frecuencia nos comunicamos”, dijo Rafecas. Boudou entiende que esa nota demuestra que no hizo gestiones indebidas, pero Clarín tituló que probaba lo contrario. El Grupo Clarín negó todas las acusaciones de Boudou en un comunicado. El Procurador General Esteban Righi regresará mañana al país luego de pasar el fin de semana largo en Nueva York, no se propone hacer ninguna declaración sobre el tema porque “no soy Redrado ni Alberto Fernández”. Adelmo Gabbi también regresará mañana de Punta del Este para analizar una respuesta. Cuando la polvareda de palabras se asiente tal vez puedan considerarse las serias implicancias institucionales de las palabras de Boudou, que fueron aprobadas por CFK antes y después de la conferencia de prensa.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.