EL PAíS

La CGT de los Gordos acordó con el Gobierno el cambio de hombres

 Por Diego Schurman

La CGT oficial removerá antes del fin de semana a sus dos representantes en el directorio del PAMI. Así se comprometió durante un encuentro reservado con el ministro de Salud, Ginés González García. A cambio, el Gobierno desistirá de su idea de intervenir la obra social de los jubilados.
Ginés escuchó la promesa de “colaboración” de boca de Armando Cavalieri y Carlos West Ocampo, dos de los máximos representantes de la CGT. El desayuno de trabajo se realizó el martes y los titulares de los gremios de Comercio y Sanidad tranquilizaron al ministro anunciándole el inmediato cambio de staff en el PAMI.
Dicho de otro modo, le aseguraron que los controvertidos Reynaldo Hermoso y Domingo Petrecca, íntimamente vinculados al gastronómico Luis Barrionuevo, no calentarán sus sillas en la obra social de los jubilados más allá de mañana.
La CGT analizará hoy temprano, en una reunión de secretariado, una manera elegante de proceder con los cambios, que se formalizarán a más tardar mañana en un encuentro del consejo directivo. Así, la central sindical hará lugar al pedido del Gobierno, que ayer había lanzado un ultimátum para que se resuelva el tema antes del fin de semana.
Néstor Kirchner había pedido facultades al Congreso para intervenir el PAMI. El Presidente obtuvo ayer la sanción del Senado y hoy haría lo propio Diputados. Pero, si todos cumplen su promesa, la idea de intervenir quedará congelada.
Anoche, los popes de la CGT que conduce Rodolfo Daer discutían el contenido del documento con el que justificarán la remoción de Hermoso y Petrecca. Habrá seguramente palabras de apoyo a Kirchner pero ni una letra sobre la resistencia que los cuestionados representantes sindicales en el PAMI vienen mostrando al Gobierno.
“No vamos a poner trabas pero tampoco vamos a tirar en la hoguera a los muchachos. Si hay pruebas de corrupción que el Gobierno las presente, nosotros simplemente vamos a decidir quiénes serán sus sucesores”, señaló uno de los hombres de peso de la CGT oficial.
Para que la solución al conflicto no quede circunscripta a una eventual negociación con los denominados “gordos” del sindicalismo, la Oficina Anticorrupción le dio ayer un nuevo y definitivo empujoncito a Hermoso y Petrecca. A través de un dictamen, advirtió que ninguno de los dos dirigentes gremiales cumple los requisitos legales para integrar el directorio del instituto (ve aparte).
La cúpula de la CGT se enteró del tema a última hora a través de una carta remitida por el propio Gaviola. Si bien la vía epistolar suele ser una formalidad necesaria marca la fría relación de los sindicalistas con el presidente del PAMI, con quien prácticamente no mantienen contactos personales. “No se puede hablar con un autito chocador”, definió un dirigente cegetista con clara vocación descriptiva. Aludía a la manera en que Gaviola, como enviado de Kirchner, motoriza los cambios de la obra social.
Como ya quedó demostrado, los “gordos” prefieren entablar conversaciones con Ginés o a lo sumo con Carlos Tomada. El ministro de Trabajo lleva toda una vida como asesor legal del sindicalismo y recientemente abordó el tema PAMI en Ginebra, cuando coincidió con la cúpula gremial en la Asamblea Anual de la OIT.
De esos contactos surgió el nombre de Carlos Sueiro para ocupar una de las plazas sindicales en el PAMI. Se trata del titular del gremio de Aduana y candidato número uno de Cavalieri. La otra no está definida. Pero los “gordos” ya hicieron saber que también será suya y no de la CGT rebelde de Hugo Moyano, como propició el Gobierno. Tienen la ley a su favor, ya que la CGT oficial es la única reconocida en los papeles.
Con su posicionamiento, los “gordos” no solo renuevan su inquina con Moyano, sino que profundizan sus diferencias con Barrionuevo, a quien decididamente le soltaron la mano. Cavalieri es hoy su máximo competidor en el negocio de la salud, con fuerte influencia en el manejo de clínicas y sanatorios, y todo el potencial de liderar un gremio con más de un millón de afiliados.
Barrionuevo es el “conductor en las sombras” de la obra social de los jubilados. Y es vox populi que el ex funcionario radical Enrique “Coti” Nosiglia no es ajeno a la estructura del PAMI. Esa trasversalidad política habría permitido en los últimos años mantener el mismo modus operandi, amén de los retoques cosméticos habituales con cada cambio de Gobierno.
Lo que subyace ahora con la inminente remoción de Petrecca y Hermoso es el triunfo de Kirchner en su primera batalla. Pero la pelea de fondo, que nada tiene que ver con la renovación de nombres, recién comienza. Por eso se espera para la próxima semana un nuevo avance del Gobierno, esta vez sobre la línea gerencial, desde donde se manejan los 2400 millones de pesos anuales del PAMI.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice
  • CUMBRE CON PROYECTOS IDENTICOS DE BRASIL Y LA ARGENTINA
    El Mercosur en su nueva sintonía
    Por Martín Piqué
  • EL SENADO APOYO AL GOBIERNO EN EL PAMI CON MAYORIA CALIFICADA
    “No venimos a hacer lo mismo”
    Por Eduardo Tagliaferro
  • TRES CORONELES EN ACTIVIDAD IMPUTADOS
    Roma no Resiste
    Por Horacio Verbitsky

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.