EL PAíS

Los dos papeles

La revisión del rol que jugó Emilio Graselli durante la dictadura es materia de análisis en distintos juzgados. En Capital, lo tienen bajo investigación el juzgado de Julián Ercolini pero también el juzgado de Sergio Torres, porque aparece entre los dueños de la isla El Silencio que pasó a manos de la Armada para funcionar como centro clandestino de detención. También hay causas en La Plata y en el juzgado de Alicia Vence de San Martín, a donde se lo llamó como testigo y no imputado en agosto de 2014. En ambas jurisdicciones las causas nacieron de los juicios por la verdad de La Plata, en que la Justicia accedió a las fichas en las que el sacerdote llevaba 2500 datos de familiares y detenidos desaparecidos. En estas causas su rol se analizó como encubridor de los crímenes, pero a medida que pasó el tiempo parece más cerca de que se lo considere partícipe. Una de las diferencias es la pena, pero más que eso el debate es sobre su rol o participación en el plan represivo. En esa línea, puede ser pensado como partícipe o coautor. Los participes contribuyen con un aporte necesario al crimen de otro. Los coautores son todos autores y eslabones en la cadena criminal. Graselli parecería haber cumplido dos papeles. Por un lado, más externo, atajando las denuncias de los familiares para evitar la difusión en el exterior. Entre ellos también desinformó. Pero también está el tema de la isla y entender si tuvo lugar orgánico en la estructura. En el organigrama de la ESMA, la vicaria de la ESMA aparece al lado la estratégica Dirección General.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.