EL PAíS

La Cámara de Casación decide hoy si Chabán sigue libre o va preso

El empresario tiene alta posibilidad de volver a la cárcel hoy mismo. En el tribunal habrá una audiencia para debatir el tema. Dos de los tres jueces se inclinarían por bajarle el pulgar.

 Por Raúl Kollmann

Todo indica que Omar Chabán volverá a la cárcel hoy mismo o, a más tardar, la semana próxima. En la sala que sirvió de escenario del juicio de la AMIA, en los tribunales de Comodoro Py, se realizará hoy a las 10.30 la audiencia ante la Sala III de la Cámara de Casación, en la que se alegará sobre la excarcelación de la que goza el empresario. Ante los jueces Eduardo Ri-
ggi, Guillermo Tragant y Angela Ledesma el abogado del administrador de Cromañón alegará que la excarcelación está bien concedida, mientras que el fiscal Raúl Plee ratificará su dictamen en el sentido de que, por la gravedad de la acusación y la pena prevista, Chabán debe ir de nuevo a prisión. El rumor extendido en Tribunales es que los jueces Tragant y Riggi votarán por enviar a Chabán otra vez a la cárcel, mientras que Ledesma confirmará la excarcelación. De esa manera, al empresario se le terminará una libertad que ha sido tormentosa, ya que tuvo que refugiarse en el Tigre para esquivar la hostilidad de un grupo de familiares de las víctimas. Igualmente el caso es tan paradigmático que todo indica que será la Corte Suprema la que resolverá en definitiva, pero sería ya en 2006.
El administrador de Cromañón está en libertad debido a un fallo de la Sala V de la Cámara del Crimen, integrada por los doctores Gustavo Bruzzone, María Laura Garrigós de Rébori y Rodolfo Pociello Argerich. Los dos primeros siempre se han expedido con el mismo criterio en estos casos, sosteniendo que los ciudadanos deben permanecer en libertad hasta que la condena esté firme y sea cual fuere el delito que se les impute, siempre que no existan elementos que permitan presumir que el acusado se pueda fugar o que pueda alterar las pruebas. Bruzzone y Garrigós sostuvieron que aunque Chabán no se presentó de inmediato porque se refugió en su atelier, eso no puede considerarse un intento de fuga.
Pociello Argerich, en cambio, se inclinó por el criterio de que si se prevé una pena alta, un mínimo mayor a tres años de prisión y un máximo mayor a ocho, corresponde suponer que el acusado intentará fugarse, por lo cual no se debe conceder la excarcelación. La Cámara del Crimen procesó a Chabán por estrago doloso, que es un delito grave con una pena que va de ocho a veinte años de prisión. El estrago consiste en provocar, de hecho, una catástrofe de proporciones (un incendio, en este caso) que a su vez produce al menos una muerte. En el caso Cromañón fueron 194 las víctimas. La Cámara además le imputó cohecho activo, o sea pagarle coimas a los policías apostados frente a su local para que dejen entrar más gente de la que correspondía y para que colaboraran de otras maneras con los recitales, con lo que el máximo de la pena se eleva a 26 años de prisión. Pociello Argerich agregó también como argumento que Chabán no sólo no se presentó ante la Justicia, sino que huyó de Cromañón sin ayudar a nadie y hubo que detectar que no estaba en su domicilio habitual sino en su atelier.
El fiscal Raúl Plee apeló la decisión de la Cámara del Crimen de dejar en libertad a Chabán en un escrito de catorce páginas. Planteó allí los siguientes elementos:
- La Cámara de Casación debe resolver sobre el caso por tratarse de un caso de gravedad institucional. A este criterio los jueces le dijeron que sí y por ello se hace la audiencia de hoy.
- Si se mantiene la excarcelación se habrá de generar en la sociedad un alto nivel de desconfianza en el Poder Judicial.
- La excarcelación sólo debe concederse si se prevé que el imputado sufrirá una pena de ejecución condicional. Como Chabán está acusado de un delito grave, eso le impide acceder a la excarcelación.
- En lugar de permanecer en el lugar que explotaba en momentos posteriores a la tragedia, optó por retirarse del lugar a fin de no ser aprehendidopor personal policial. No fue a su domicilio, sino a su atelier. Sólo merced a los allanamientos se logró la captura 20 horas después. Eso constituye una fuga.
Estas serán las cuestiones que la jueces Tragant, Riggi y Ledesma evaluarán hoy, cuando el abogado de Chabán, Pedro D’Attoli, y el fiscal Plee argumenten sus respectivas posiciones. En dos casos anteriores, la Sala III confirmó excarcelaciones. Una, en una causa contra un evasor impositivo de apellido Mascheraldo, y el otro, el del general Angel Vicario, imputado en el caso del contrabando de armas a Ecuador y Croacia. En ambos expedientes los imputados conservaron la libertad. Ultimamente esta misma sala se expidió por la libertad de Raúl Castells, pero ocurrió que Riggi votó en contra y Tragant estaba enfermo, por lo que fue reemplazado por una jueza que votó la libertad del líder piquetero.
En Tribunales se dice que ahora Tragant y Riggi reiterarán el carácter de gravedad institucional del caso y se pronunciarán por revocar la excarcelación, mientras que Angela Ledesma votará a favor de la postura de Bruzzone y Garrigós de otorgar el beneficio de la excarcelación. Con ese dos a uno, el empresario-administrador de Cromañón debería volver de inmediato a la cárcel.
El fallo de Casación plantea una serie de interrogantes:
- Como es obvio, D’Attoli presentará un recurso para que la cuestión sea dirimida por la Corte Suprema de la Nación.
- En realidad, Casación debería conceder ese recurso porque corresponde la apelación cuando un fallo tiene aspectos irreparables. Estar preso es justamente irreparable.
- Sin embargo, el rumor es que no es fácil que Riggi y Tragant otorguen el recurso para ir a la Corte. Aun así, D’Attoli-Chabán irían al máximo tribunal con un recurso de queja.
- En este terreno es poco probable que la propia Corte tome el caso, ya que últimamente ha dicho que sólo interviene en cuestiones excepcionales y que en materia penal el techo, la palabra casi decisiva, la tiene Casación. Aun así, habría que ver si la Corte no considera el caso Cromañón como excepcional.
- Otro de los interrogantes es si Chabán podría conservar la libertad mientras todo esto se resuelva y la Corte decida si toma el caso. En Tribunales dicen que no, que Chabán deberá esperar el fallo en la cárcel. Otras fuentes consultadas por este diario entienden que la Sala III podría revocar la excarcelación de Chabán pero dejando que el empresario siga libre hasta que la Corte se expida. Esta última variante es la menos probable.
- Por último, la Corte Suprema ya tuvo un pronunciamiento en un caso que no es igual pero tiene relación con lo que ahora se debate. Fue a raíz de un hábeas corpus colectivo presentado por el CELS a favor de los presos de la provincia de Buenos Aires. El CELS sostuvo que la prisión preventiva debe ser excepcional y que sólo se justificaría cuando hay peligro de fuga o peligro de que se alteren las pruebas. El máximo tribunal le dio la razón al CELS y ordenó que la provincia de Buenos Aires revisara su legislación para encuadrarse en ese concepto. Es decir que, aunque nunca se pronunció sobre el caso Chabán, la Corte fijó un criterio que difícilmente cambie si se aboca a la causa Cromañón.

Compartir: 

Twitter
 

Para el ex dueño de Cromañón, Omar Chabán, sus días en la isla del Tigre parecen estar contados.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.