EL PAíS › KIRCHNER LLEGO DIRECTO PARA LA CENA DE HONOR

Chávez, ausente sin aviso

 Por F. C.
Desde Montevideo

Sorpresivamente, Hugo Chávez se sumó a la extensa lista de presidentes ausentes de esta XVI Cumbre Iberoamericana que arrancó ayer en una hipervigilada Montevideo con un acto de apertura en el Teatro Solís y que hoy tendrá su jornada de trabajo más importante. Habitual centro de atención en estos encuentros, la ausencia de Chávez, que se suma a la del brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, la del convaleciente Fidel Castro y la de otros cinco presidentes, le quitará brillo a la Cumbre en la que cada año España viene poniendo especial interés, en su afán por mostrar liderazgo en la región.

Fuentes de la delegación venezolana adjudicaron el faltazo a la decisión de Chávez de concentrarse en la campaña para las elecciones del 3 de diciembre. En Caracas lo llamaban otros asuntos como aclarar unas declaraciones de su ministro de Energía y Petróleo sobre Pdvsa. Sea cual fuere el verdadero motivo, la ausencia debe considerarse una rareza en un presidente que gusta de la platea internacional. Se esperaban sus declaraciones sobre la frustrada candidatura venezolana a un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU. Seguramente, tendría más de una cosa que decir también sobre el muro que Estados Unidos levantará en la frontera con México.

Néstor Kirchner estuvo entre los que llegaron con mayor retraso a Montevideo, por lo que no participó de la ceremonia de apertura en el Solís. Cuando promediaba el discurso de Tabaré Vázquez, por los parlantes de la sala de prensa se informó que en ese mismo momento el argentino aterrizaba en el aeropuerto de Montevideo. El Presidente fue directamente a la tradicional cena de honor, en este caso para agasajar al saliente secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, en el Edificio Independencia.

Hoy será el día de la Cumbre propiamente dicha. El centro de deliberaciones estará ubicado en el Hotel Radisson, donde también se alojan los presidentes, totalmente inaccesible para el resto de los mortales. El centro histórico está parcelado en zonas de exclusión. En las más alejadas no pueden pasar los vehículos, en otras los peatones y a partir de ahí la suerte tiene que ver con el color de credencial que se posea. La prensa tiene un acceso muy restringido y prácticamente es imposible acercarse a los mandatarios, a no ser que sean ellos quienes se acerquen al centro de prensa.

Temprano, los presidentes tendrán agenda abierta para realizar las reuniones bilaterales acordadas. Luego comenzará la sesión plenaria. El tema en debate es “Migración y desarrollo”. Las cancillerías, en las reuniones previas mantenidas a lo largo de la semana y clausuradas ayer por los cancilleres, ya consensuaron la “Declaración de Montevideo” y el “Compromiso de Montevideo sobre Migraciones y Desarrollo”, los documentos finales.

“Migrar no es un delito, por lo que los Estados no desarrollarán políticas orientadas a criminalizar al migrante”, será una de las frases que suscribirán los presidentes. Las declaraciones subrayan que las políticas migratorias deben tener en cuenta la protección de los derechos humanos y evitar toda forma de discriminación contra los migrantes y sus familiares.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.