SOCIEDAD

Desalojo policial y detenciones en el piquete contra el Ceamse

La policía desalojó a los vecinos que impedían el ingreso de camiones en el predio de González Catán. Hubo 26 detenidos. El presidente del organismo admitió que no debería estar allí.

 Por Pedro Lipcovich

Los vecinos de González Catán –en lucha por la eliminación de un relleno sanitario del Ceamse en esa localidad– se disponen a convocar a una movilización nacional ambientalista que incluiría, además de otros habitantes del conurbano bonaerense, a los vecinos de Gualeguaychú. Así lo anunció anoche una de sus representantes, luego de una movilización multitudinaria. Ayer a la madrugada, la policía los había desalojado de las puertas del relleno sanitario, donde, desde hacía cuatro días, venían bloqueando la entrada de camiones de basura. El propio presidente del Ceamse admitió ayer que la ubicación de ese establecimiento “es pésima”, pero adujo que el traslado no se efectuó hasta ahora por la negativa de municipios en zonas rurales bonaerenses a aceptar la instalación de estos establecimientos.

El lunes pasado, los Vecinos Autoconvocados de González Catán habían iniciado un bloqueo por tiempo indeterminado de la entrada de camiones al relleno sanitario del Ceamse, situado en pleno ejido urbano de esa localidad. Habían instalado carpas y se turnaban durante las 24 horas, en el pico más alto de una serie de medidas de protesta que databa de varios años.

A la 1.20 de la madrugada de ayer llegaron al lugar fuerzas policiales: venían a levantar el bloqueo por orden del juez Marcelo Claudio Díaz, titular del Juzgado Nº 2 de La Matanza. El magistrado respondía a un pedido del Ceamse, fundamentado en que, a raíz del bloqueo, desde hacía días no se podía efectuar la recolección de basura en La Matanza, lo cual a su vez ponía “en riesgo la salud de la población”. Había alrededor de 60 vecinos a esa hora. La policía se llevó a 26 de ellos, que estuvieron demorados hasta las 5 de la mañana.

Ayer a la tarde, gran cantidad de vecinos se reunió en el centro de González Catán. Según una de sus representantes, Celia Frutos, “convocaremos a una gran manifestación nacional, que incluya a los vecinos de Gualeguaychú, de Punta Lara, a las mamás que luchan contra la contaminación en Ituzaingó (provincia de Córdoba), a los vecinos de Esquel (que se movilizaron contra contaminantes procedentes de la actividad minera) y de Villa Dominico”. En esta última localidad se halla el único relleno sanitario que fue cerrado, en 2004, pero “no se está haciendo el saneamiento correspondiente”, según Frutos.

Junto con el hecho de padecer un basural a pocas cuadras de sus casas, los vecinos señalan la aparición de distintas enfermedades, en especial de la piel, y otras más graves, como la leucemia, que vinculan con la contaminación. En una causa penal iniciada por los vecinos, Juan Pablo Salas, juez federal de Morón, dispuso una pericia sobre las aguas de las napas que las encontró “no aptas para el consumo humano”; el magistrado ordenó al municipio que proveyera agua potable en la zona.

Ayer, Carlos Hurst, titular del Ceamse, reconoció que la ubicación del relleno sanitario de González Catán “es pésima” y afirmó que “desde 2004, cuando se cerró el relleno de Villa Dominico, está previsto cerrar el de González Catán, pero para eso tenemos que abrir otros nuevos, y la negativa de los municipios viene impidiendo esto aun en zonas rurales despobladas”. Según el funcionario, la situación podría destrabarse “con la ley que acaba de aprobar el Senado provincial, por la cual el gobernador puede fijar emplazamientos para rellenos sanitarios”.

Hurst sostuvo que, de todos modos, “el relleno sanitario no contamina las napas: el peritaje del juzgado encontró la bacteria Escherichia Coli, originada en la falta de cloacas en esta y otras zonas del conurbano. De todos modos, los vecinos tienen razón en cuanto al mal olor y el impacto insoportable de cientos de camiones de basura transitando por el ejido urbano”.

Según Gonzalo Girolami, de la entidad Greenpeace, “la disposición final de la basura en rellenos sanitarios siempre es un problema: hay que cambiar el proceso desde su inicio, con técnicas de recuperación y reciclado de materiales. Mientras no se pueda reducir al mínimo la basura domiciliaria, habrá que aceptar los rellenos, pero escuchando a las comunidades locales y minimizando los riesgos”.

Compartir: 

Twitter
 

Los vecinos vienen reclamando el traslado del relleno sanitario por la contaminación.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.