SOCIEDAD › UN SITIO DONDE LAS MUJERES ACUSAN A SUS EX PAREJAS

La página de las despechadas

El sitio web ya tiene 18 mil perfiles de hombres acusados por sus ex parejas. La polémica sobre la intimidad en Internet.

 Por Andrés Aguayo *

“Fuiste un hombre ruin y cruel; fuiste perro traicionero, pues mordiste aquella mano que te daba de comer”, canta la mexicana Paquita la del Barrio, en la letra de Como un perro. Ahora las mujeres tienen una alternativa a escuchar canciones de Paquita para superar el mal de amor: la página web www.dontdatehi girl.com (no quedes con él, chica). Allí están los perfiles de unos 18 mil hombres, en ocasiones acompañados por una fotografía, en los que advierten del peligro inherente a salir con ese individuo.

El portal fue demandado en Estados Unidos y deja dudas sobre los límites jurídicos en Internet y el derecho a la intimidad: en ella se vierten fuertes acusaciones, usualmente desde el anonimato, y con impunidad pues los responsables de la página web no verifican la veracidad de lo que publican. Los presuntos infieles pueden refutar las imputaciones, aunque no suelen hacerlo y su versión de los hechos, dentro del sitio, no tiene tanta visibilidad como la de ellas.

“Por favor chicas, les ruego que se alejen de este idiota alcohólico. Me casé con este perdedor mentiroso e infiel en 1998. Me dejó al año siguiente, cuando yo estaba embarazada de cinco meses y descubrí que salía a mis espaldas con su esperpéntica ex novia Wendy S. (deben verla para creerlo). También mentía sobre su trabajo –estaba desocupado y robaba la pensión de su anciana madre para financiar su estilo de vida alcohólico–. Nunca se ha molestado en ver a su hijo, que ahora tiene 6 años, ni en pagar sus gastos de manutención. Cuidado chicas, si lo ven, corran hacia el otro lado.” Este perfil corresponde a Iñaki N., de 32 años, que vive entre el Reino Unido y España. En el portal de la infamia la acompañan tres españoles más.

La página web nació hace 10 meses. A su fundadora, Tasha Joseph, de 33 años, se le ocurrió la idea mientras hablaba con unas amigas sobre sus historias con ex novios mentirosos y de dudosa moral. “Es una manera de dar una oportunidad a las mujeres para que ventilen sus malas experiencias y para evitar que otras chicas tropiecen con la misma piedra”, relata telefónicamente Lida Rodríguez Taseff, abogada del bufete Duane Morris LLP, que representa a dontdatehimgirl.com.

El foro creció a través del boca a boca. Hoy, tienen más de 18 mil anuncios de presuntos indeseables y 720 mil miembros que pueden participar en foros y chats en vivo. Cada día tiene entre 600 mil y un millón de visitantes, según datos de la empresa. En las oficinas, que están en Miami, trabajan cinco personas. Todos ellos son hombres. El próximo 15 de noviembre lanzarán una versión del portal en español.

La idea no fue recibida con mucho agrado por parte de los hombres que allí aparecen. El 22 de octubre de 2005 se creó www.classaction-dontdatehimgirl.com, donde ellos pueden dar su versión de los hechos. Sus creadores pretenden iniciar acciones legales por difamación.

Uno de los agraviados, el estadounidense Paul D., asegura que esa página ocasionó su despido: “Mi jefe dijo que era por recortes financieros pero entonces, ¿por qué contrató más personal después, sin reincorporarme? Yo sé por qué”, asegura en la página web. Otro indignado, Dennis W., se defiende de las acusaciones de su ex novia: “Ciento por ciento mentiras. Salí con ella pero siempre hablaba mal de su ex novio así que pensé que estaba perturbada”.

Todd Hollis, un abogado de 37 años de Pittsburgh, demandó a Tasha Joseph por difamación. Cuatro chicas pusieron anuncios sobre él en los que, entre otras cosas, lo acusan de contagiarles enfermedades de transmisión sexual. “Oscuro y guapo, parece un sueño de chocolate hasta que lo conocés. Su casa es una pocilga. Usa ropa sucia todo el tiempo. Es abogado aunque nunca lo pensarías pues siempre se queja de que debe pagar la manutención de sus hijos. Tiene ligues en todos los códigos postales de Estados Unidos. Es un bombón, pero no salgas con él. Me contagió una enfermedad de transmisión sexual”, afirma una de los ex ligues de Hollis.

Hollis decidió emprender acciones legales por difamación el pasado 30 de junio. “Pensar que alguien pueda tener una plataforma global para poner información falsa y difamatoria y poder hacerlo desde el anonimato es algo que me provoca asco”, dijo Hollis en junio pasado a la cadena NBC. Rodríguez Taseff cree que su cliente ganará la demanda, pues la amparan las leyes estadounidenses que regulan la decencia en Internet.

“La ley protege a los foros en Internet. El autor es el único responsable de lo que publica”, afirma Rodríguez Taseff. La versión en castellano del sitio podría generar nuevos problemas legales, civiles y penales. “Si se desconoce a los autores de los textos injuriosos por ser anónimos sí cabría perseguir penalmente a los directores, responsables, titulares o propietarios de las páginas web en los que se vertieran las injurias”, explica el abogado español Pablo Linde, que añade que los responsables podrían ser castigados en su país con una multa de seis a catorce meses (la pena diaria varía entre 2 y 400 euros). “Los propietarios de la página web son responsables civiles solidarios de los perjuicios causados por las injurias”, añade.

Joseph, a pesar de que fue la de la idea e inició el sitio, no colgó ningún mensaje contra algunas de sus ex parejas: “En casa de herrero, cuchillo de palo”, explica riendo Rodríguez Taseff.

* De El País, de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

La página tiene entre seiscientos mil y un millón de visitas diarias.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.