EL PAíS

La ruta de los clanes

 Por C.A.
Desde Pocitos

“Hay mucha gente pensando en cómo se rearma esto, porque al estar prófugos los Castedo, se cayó la línea y el negocio está frenado”. El hombre conoce el mapa de la frontera como a su mano porque en ella ha trabajado la vida entera. El contrabando no le es ajeno. Mucho menos la compleja red de clanes que controlan la frontera hasta el momento. Así, puede trazar algunas conclusiones provisorias:

- La ruta es una ingeniería que hace un clan para poder mover la mercancía sin riesgos. Eso implica no sólo cada paso desde que sale, sino lo que se gasta en coimas, en transporte, en logística. La línea era de los Castedo y nadie sabe ahora cómo se continúa.

- Cada vez es más frecuente que los clanes se mejicaneen entre ellos. Se quitan la mercadería entre sí. O se mandan al frente.

- El precio de los traslados varía según el tramo. A Pocitos sale diez dólares. A Tartagal o Mosconi: 25. Pero si llega a Buenos Aires: mil pesos el paquete.

- Los clanes hacen sociedad para pagar un flete. En el caso de los 750 kilos secuestrados en José C. Paz hace diez meses encontraron paquetes marcados por tres clanes con diferentes símbolos: el del Código Da Vinci, un Smile y el de la cerveza Brahma.

- La semana pasada mejicanearon a un jefe del Sector 5. Le dicen “Loro”. Tres pasadores que llevaban 57 kilos en tres bolsos, uno cada uno, juran haber sido sorprendidos con la mercancía. Hasta el fin de semana uno de ellos seguía desaparecido. “Nadie sabía si lo estaban tratando de hacer hablar o si ya lo había matado”, dice el hombre de experiencia fronteriza.

Compartir: 

Twitter
 

Ernesto Aparicio debió renunciar a la Legislatura provincial.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.