ESPECTáCULOS › JOSTEIN GAARDER PUBLICA “EL VENDEDOR DE CUENTOS”

La fama no es puro cuento

El autor de “El mundo de Sofía” disecciona en su nueva novela un momento de la humanidad en que millones de personas esperan la fama.

 Por Verónica Abdala

Las fallas en la constitución de la identidad individual y la necesidad desmedida de mirar y ser mirado que alimenta en buena parte la moda de los reality shows están en la base del deseo compulsivo de alcanzar la fama que persiguen en la actualidad miles de jóvenes, en opinión del escritor noruego Jostein Gaarder. El hecho de que numerosos artistas y escritores contemporáneos de todo el mundo también aparezcan a menudo más preocupados por trascender y publicar que por lo que “tienen para decir”, a través de sus respectivas obras, no es más que otra de las caras del fenómeno. Esta es una de las reflexiones que el autor de El mundo de Sofía (traducida a 54 idiomas, 25 millones de ejemplares vendidos) desarrolla en su nuevo libro, El vendedor de cuentos (Ed. Siruela), que acaba de ser lanzada al mercado em España y en las próximas semanas se editará en la Argentina.
Gaarder, que presentó su novela en Madrid esta semana, atribuye básicamente a la televisión y al alcance que en los últimos años tuvieron los “reality shows”, el hecho de que la “sociedad posmoderna” se caracterice, entre otras cosas, por esta necesidad de figuración tan extendida entre las nuevas generaciones. En su opinión, es patético que por los canales de televisión circulen decenas de chicos que hacen pública su intimidad a cambio de un poco de fama, y cuyo único mérito es, justamente, ser funcionales a los intereses económicos de los canales, e indirectamente a miles de espectadores-voyeurs. En España, como en Argentina, el programa "Gran Hermano" es un éxito importante.En su novela, el autor que a mediados de los noventa pretendió resumir la historia de la filosofía occidental en un volumen para adolescentes se mete de lleno con el mundo de los escritores, en muchos de los cuales reconoce la manía por ser famosos.
Asqueado por los escritores que aspiran a trascender sin tener claro cómo lograrlo ni con qué fin, Petter el Araña, el personaje principal de El vendedor de cuentos, decide aprovecharse de estos personajes proveyéndolos de argumentos e ideas para sus libros, a cambio de dinero. Petter Araña es un ser marginal, que vive aislado, no tiene amigos y es, por sobre todas las cosas, un ser imaginativo y manipulador. Aunque su creador considera que, a su modo, también es un antihéroe, que no siente culpa por el hecho de convertir en billetes las ideas de las que carecen los mediocres literatos con los que se cruza en el camino.
Aunque Gaarder niega que el personaje pueda ser un alter ego suyo, no esconde su simpatía por la forma en que Petter Araña se vale de la falta de talento de esa gente para mejorar su situación. “En mi infancia, cuando algún profesor preguntaba a los niños que les gustaría ser de mayores, respondían médicos o deportistas. Hoy contestan que desean ser famosos”, recordó el escritor. “La verdad es que eso me produce un profundo rechazo. El vendedor..., en este sentido, quiere ser una reflexión sobre la sociedad actual en la que primero uno decide hacerse famoso, cómo conseguirlo es secundario, y resulta prácticamente irrelevante si uno merece o no la fama lograda”.

Compartir: 

Twitter
 

El noruego incluye en la tendencia a muchos escritores jóvenes.
 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.