EL PAíS › CASTELLS PIDE CINCO MILLONES DE KILOS

Toneladas al plato

El dirigente de los desocupados encabezó una marcha a Plaza de Mayo para reclamar su indemnización en alimentos.

 Por Laura Vales

Cinco días después de recuperar la libertad tras ser absuelto por la toma de la municipalidad de Lomas de Zamora, Raúl Castells volvió a encabezar una marcha a la Plaza de Mayo, donde reclamó una indemnización de 5 millones de kilos de alimentos como reparación por el tiempo que permaneció bajo arresto domiciliario. El dirigente formuló tal pedido desde un palco montado junto a la Pirámide de Mayo, en el marco de una jornada más amplia, en la que tres organizaciones de desocupados protestaron contra el tarifazo. Antes de desconcentrarse, una delegación piquetera ingresó a la Casa Rosada y dejó un petitorio.
La protesta fue convocada por el Bloque Nacional, Barrios de Pie y el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados. Durante la mañana, los manifestantes cortaron en Avellaneda el Puente Pueyrredón. La policía planteó inicialmente su intención de cachear uno por uno a los militantes en su ingreso a la Capital Federal, pero luego de una negociación la requisa fue dejada de lado.
Simultáneamente con la marcha a la Plaza de Mayo hubo cortes de rutas en Córdoba, Resistencia y Salta.
La marcha contra el tarifazo se decidió a finales de septiembre, con dos objetivos básicos: pedir la implementación de la tarifa social en los servicios públicos (agua, electricidad, gas) para las familias con ingresos menores de 600 pesos mensuales y la eximición de pagar impuestos y tarifas para las que están sin trabajo.
La columna de la Capital hizo un periplo por el centro y pasó por el ministerio de Desarrollo Social, el PAMI y Repsol YPF, donde un grupo de dirigentes formularon a los representantes de la empresa un pedido de puestos de trabajo genuinos.
La marcha de ayer significó la reaparición pública de Castells luego de permanecer un año y cuatro meses detenido por haber tomado la municipalidad de Lomas de Zamora junto a 400 desocupados en junio del 2001, en reclamo de un acuerdo incumplido de alimentos.
Un tribunal oral de ese distrito bonaerense lo absolvió el domingo de todos los cargos. Durante el fin de semana en que se desarrollaron las audiencias orales los piqueteros montaron un campamento frente al edificio de los tribunales, y el día de inicio del juicio hubo una multitudinaria marcha en la que participaron el precandidato presidencial Adolfo Rodríguez Saá y el aspirante a la gobernación bonaerense Aldo Rico.
Tras escuchar la absolución, Castells anunció que presentaría ahora un reclamo judicial de indemnización, como reparación por el tiempo que estuvo privado de la libertad. El trámite formal se realizará la semana que viene en los tribunales de Lomas. De todos modos ayer, anticipándose a esa presentación, Castells dejó en la mesa de entrada de la Casa de Gobierno una copia de la futura presentación.
En ella, junto con los 5 millones de kilos de comida, reclama también 100 mil nuevos planes de empleo para los desocupados. El titular del MIJD dijo que su propósito, si le otorgan la indemnización, es que tanto los alimentos como los planes se distribuyan entre las organizaciones sociales existentes.
Ayer también sostuvo que en el caso de que el resarcimiento estatal se efectúe en efectivo, convocará a crear un comité con representantes de los distintos grupos piqueteros para que los fondos sean asignados equitativamente.

Compartir: 

Twitter
 

Castells pidió tarifa social para los que ganan menos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.