PIRULO DE TAPA

GOLPE

A contramano de la gran mayoría de los brasileños, los clubes de militares retirados creen que tienen algo para celebrar a los 50 años del golpe de Estado que derrocó a João Goulart. Conscientes de su impopularidad, trasladaron los festejos a las afueras de Río de Janeiro “para garantizar la seguridad”. El brigadier Iván Frota sintetizó su sentimiento: “Desafortunadamente, el gobierno nos prohíbe conmemorar cosas maravillosas como ésta (el golpe). Hemos sido derrotados en el campo político. Hoy estamos subordinados a una política que no entiende qué se hizo”. Quizá sea exactamente lo contrario. Dilma Rousseff fue detenida y torturada durante la dictadura.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.