EL MUNDO › UNO DE LOS COMPROMISOS DE LA FLAMANTE PRESIDENTA DE CHILE

Bachelet envió su reforma tributaria

 Por Christian Palma

Desde Santiago

El anuncio lo efectuó en La Moneda, lugar reservado para las grandes ocasiones. A las 10 de la mañana, Michelle Bachelet hizo públicos los detalles de uno de sus proyectos estrella y cuya promesa le permitió lograr otra vez la presidencia de Chile. Se trata de la esperada reforma tributaria, iniciativa que será despachada al Congreso para iniciar su tramitación legislativa a partir de hoy con urgencia simple, pues el gobierno espera que esté aprobado por la Cámara de Diputados antes del 21 de mayo.

Con ello, la doctora socialista da cumplimiento a otro de sus tres compromisos eje (junto a la reforma a la educación y a la Constitución) enmarcados en las cincuenta medidas prioritarias para los cien primeros días de su nuevo mandato. “La reforma tributaria es necesaria y tiene un sentido de largo alcance... Sólo una sociedad que distribuye con justicia sus cargas y apoyos puede ser una sociedad equilibrada... Establecerá también las reglas e incentivos para que los agentes económicos puedan innovar y emprender. Sin reglas claras y estables, la incertidumbre puede frenar la creatividad y el emprendimiento”, dijo de entrada.

Al mismo tiempo, envió un mensaje de tranquilidad a los empresarios, que no han ocultado sus resquemores frente a la iniciativa: “Esta reforma no va a frenar el crecimiento económico. Y es por la enorme significación que tiene para Chile que firmamos este proyecto, largamente madurado y serio. La meta de recaudación de esta reforma tributaria será de 3 puntos del PIB... Chile puede y debe dar este paso”, agregó.

En lo técnico, Bachelet precisó que la reforma busca recaudar 8200 millones de dólares con la idea de financiar gastos permanentes con ingresos permanentes (como el que significará la reforma educacional, que apunta a llegar a la gratuidad), de modo de revertir el déficit fiscal. Además, busca mejorar la distribución del ingreso, a través de una mayor equidad tributaria; incentivar el ahorro y la inversión y disminuir la elusión y la evasión tributaria.

“Esta reforma está en línea con las prácticas impulsadas desde hace años por los países de la OCDE, con crecimiento sostenido, a la par de reducir la brecha entre quienes ganan más y los que tienen menos ingresos.”

El proyecto propone también aumentar de 20 a 25 por ciento el impuesto a las empresas, reducir de 40 a 35 por ciento el impuesto a la renta que pagan las personas que se ubican en el mayor tramo imponible, reducción que no se hará extensiva para la presidenta, los ministros, subsecretarios y parlamentarios. Establece, además, una serie de medidas para fomentar el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas, impuestos que buscan proteger el medio ambiente y aumentar el impuesto a las bebidas alcohólicas y a las analcohólicas con azúcar, entre otras.

En tanto, desde el empresariado, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Andrés Santa Cruz, aseguró que “más que conforme, lo que nosotros hemos manifestado es que, sin lugar a dudas, para gastos permanentes necesitamos ingresos permanentes”. Agregó que “nos importa que los instrumentos sean los que no frenen ni la inversión ni la creación de empleo, ni del ahorro”.

Para que la iniciativa llegue a buen puerto, Bachelet cuenta con los votos para sacar adelante la idea. Le bastan sólo 61 diputados –si están los 120 presentes en sala al momento de votar– y 20 senadores –también rigiéndose por el principio de mayoría simple–.

Compartir: 

Twitter
 

“Esta reforma no va a frenar el crecimiento”, dijo Bachelet.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.