SOCIEDAD › PROVIENEN DE LA ERUPCIóN DE UN VOLCáN EN EL SUR DE CHILE

Nube de cenizas en la Patagonia

El fenómeno afectó a Esquel y a localidades vecinas, en Chubut. Es por la erupción del volcán Chaitén en el sur de Chile. La ceniza provoca trastornos respiratorios. Por eso recomiendan usar barbijos. Picolotti constituyó en el lugar un comité de crisis.

El cielo comenzó a oscurecerse de a poco; las luces de las calles se encendieron y finalmente el día se hizo noche. Ocurrió en Esquel, en la provincia de Chubut, y en sus localidades vecinas. Fue el efecto de una nube de cenizas que otra vez cubrió la Patagonia. Al otro lado de la cordillera de los Andes, el volcán Chaitén, en el sur de Chile, había entrado en erupción y sus efectos se sintieron unos 110 kilómetros al este, en territorio argentino. Una lluvia de cenizas grisáceas cubrió esa ciudad patagónica desde la mañana y generó trastornos a las personas con problemas respiratorios: muchos tuvieron que salir a la calle con barbijos. Y el Ministerio de Educación de la provincia suspendió las clases en toda la zona cordillerana.

En Chile, al menos 1500 personas fueron evacuadas en la localidad de Chaitén, ubicada a 10 kilómetros de la zona de erupción. Y las autoridades de ese país declararon un “alerta rojo” en la zona del volcán. Antes de que la montaña estallara, se habían registrado unos 60 temblores de mediana intensidad. En principio, se había informado que se trataba del Michimahuida, un volcán de 2480 metros de altura ubicado en el Parque Pumalín, propiedad del magnate norteamericano Douglas Tompkins. Pero un sobrevuelo del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile en la zona reveló que era el Chaitén, un macizo de 1000 metros de altura, ubicado a unos 35 kilómetros del Michimahuida.

Además de Esquel, una ciudad de 32 mil habitantes, el manto se cenizas también cubrió las localidades de Cholila, Trevelin, Corcovado, Epuyén, Lago Puelo, Leleque, El Maitén, Las Golondrinas, Río Pico, Carrenleufú y Lago Rosario. En el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informaron a este diario que “las cenizas afectan el oeste y centro de Chubut, el sur de Neuquén y el oeste de Río Negro. Y se espera que lleguen al norte de Neuquén, el sudeste de Chubut y el noreste de Santa Cruz”.

“La ceniza que llegó es un polvillo que puede provocar problemas respiratorios e irritaciones en los ojos, ya que la ceniza es roca fundida que cuando se enfría se convierte en pequeñas partículas de vidrio”, explicó a Página/12 Alberto Caselli, director del Departamento de Geología de la UBA, desde Esquel. Y conjeturó que “si ese volcán tuviera flúor, arsénico, por ejemplo, podría contaminar el agua, pero por la cantidad que cayó no parece que pueda suceder eso”.

Matías, empleado de una cervecería de Esquel, relató a este diario que en “Trevelin la situación está peor, al estar más cerca del volcán. Hay muy poca visibilidad para manejar y las veredas, los autos estacionados y las calles están cubiertas con varios centímetros de ceniza”.

Algo similar sucedió en el Parque Nacional Los Alerces. Minutos después de las 15 las cenizas volcánicas oscurecieron el cielo, para luego despejarse tras una lluvia. “Vi un hongo como los atómicos, enorme, que subía, de un color ceniza que se volvió como el cemento y cuando empezó a bajar parecía marrón, al tapar el sol”, relató el brigadista Fabián Valenzuela desde Villa Futalaufquen, donde está la intendencia del parque.

Antonio Mugno, director del Hospital de Esquel, señaló que por la lluvia de ceniza hubo consultas por irritación de ojos y de garganta, pero ninguno de “gravedad”. “A la mañana, cuando mi novio salió de casa, la ceniza le causó molestias en los ojos y se le irritaron, pero en ese momento no sabíamos que era ceniza lo que caía. Era algo muy suevecito, que parecía nieve gris. Ya al mediodía todo quedó cubierto”, contó a Página/12 Bárbara, una niñera de 24 años, de Esquel.

La Secretaría de Salud y la Dirección General de Defensa Civil de Chubut recomendaron usar gafas para prevenir irritaciones en los ojos y utilizar máscaras o pañuelos para proteger las vías respiratorias. También aconsejaron “proteger y cubrir fuentes y depósitos de agua para evitar su contaminación”. “En las calles todos andan con barbijos o con bufandas en las narices”, relató Nadia, una estudiante de 19 años.

En tanto, las autoridades chilenas no descartaron que la erupción del Chaitén sea similar a la del volcán Hudson, en 1991. Entonces, una erupción con toneladas de cenizas cubrió la localidad de Los Antiguos, en Santa Cruz, entre agosto y diciembre. Aquella lluvia negra de polvo volcánico causó la muerte de más de 700 mil ovejas y obligó a la evacuación de pueblos enteros de la Patagonia. Sus efectos llegaron a sentirse hasta en zonas tan alejadas como Mar del Plata. Y hasta en la ciudad de Buenos Aires. Los movimientos telúricos y las explosiones subterráneas continuaron durante varios meses tras la erupción original. Así, miles de pobladores de Los Antiguos y Perito Moreno tuvieron que esperar semanas antes de regresar a sus casas.

“Es apresurado decir que podría generar consecuencias como el Hudson, porque ese volcán generó una nube de varios kilómetros, a diferencia de éste”, analizó Caselli, geólogo de la UBA.

En tanto, la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Romina Picolotti, tuvo que suspender hasta la noche un vuelo hacía Esquel a raíz de las cenizas que no le permitían aterrizar en Chubut, para conocer el panorama en esa región patagónica. La funcionaria constituyó un comité de crisis para monitorear la situación.

Mientras, el Ministerio de Salud de la Nación envió ayer a las localidades afectadas 100 máscaras hospitalarias pediátricas, 1000 frascos de broncodilatadores, 10 mil barbijos, otros 10 mil protectores oculares y pastillas para potabilizar 60 mil litros de agua. Además, recomendó “proteger las fuentes de agua”, “alejar a los animales de las zonas próximas a los ríos” y que “las personas expuestas a la ceniza deben realizar sus labores con ropa de manga larga y gorras para evitar el contacto con la piel”, entre otros consejos.

Informe: Esteban Vera.

Compartir: 

Twitter
 

Una nube de ceniza oscureció el cielo.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.