EL PAíS › LAS ENTIDADES DEL AGRO ACOMPAñARáN LAS RESOLUCIONES DE ASAMBLEAS, PERO RECOMIENDAN NO CORTAR RUTAS

Hasta el martes, estacionados a la vera

La resolución de las entidades agropecuarias pone punto final a la tregua. En “alerta y movilizados”, los productores volverán a concentrarse junto a las rutas, sin cortar ni “desabastecer”. Algunas asambleas decidirían medidas más duras.

 Por Sebastián Premici

Las cuatro entidades del campo –Federación Agraria, Confederaciones Rurales, Sociedad Rural y Coninagro– volverán a partir de hoy a las rutas para movilizarse en contra de los pocos avances logrados en estos 30 días de negociación, pero sin cortes. Todas las expectativas están puestas en lo que suceda el próximo martes, cuando vuelvan a verse las caras con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, para hablar de las retenciones móviles. Las entidades aseguraron que existen “señales” por parte del Gobierno para avanzar sobre este tema. Sin embargo, fuentes oficiales indicaron a Página/12 que “el régimen de compensaciones –para los que producen hasta 500 toneladas de soja y girasol– ya está funcionando y no habrá cambios”. Previendo una escalada en el conflicto a partir del próximo miércoles, las entidades solicitaron a los productores que “vendan solamente lo necesario, ya que el panorama sigue siendo incierto”.

El encargado de abrir la conferencia de prensa, donde las cuatro entidades anunciaron el cese de la tregua, fue Luciano Miguens, titular de la Sociedad Rural, que inmediatamente le pasó la palabra a su “amigo Eduardo”, en referencia a Buzzi, el presidente de Federación Agraria. “En 30 días se avanzó muy poco. La etapa que finalizó hoy (por ayer) es el comienzo de otra forma de expresión: alerta con movilización. Los productores tienen mucha bronca y ansiedad de ver cómo sigue la cosa. De todas maneras, seguimos con la voluntad del diálogo”, resumió Buzzi.

A partir de hoy los productores vuelven a las rutas y a realizar asambleas en distintos puntos del país. “Por el momento estaremos sobre la banquina, pero sólo nos separan tres metros del corte”, señaló un dirigente de Federación Agraria a Página/12.

Parece ser que los ánimos se van caldeando. Por un lado, las entidades quisieron dejar bien en claro que ellas –y el campo en general– no fueron las responsables del desabastecimiento, ni las causantes de la inflación. “Esto es consecuencia de tres años de políticas erróneas”, aseguró ayer Mario Llambías, presidente de Confederaciones Rurales. El vicepresidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, señaló que será “difícil” que el próximo martes se llegue a una solución. Por su parte, el titular de la Sociedad Rural de San Pedro, Raúl Victores, instó a los productores a suspender las ventas de materias primas, en consonancia con lo expresado por la comisión de enlace.

“A partir de hoy no se vende nada, sobre todo lo que son granos de exportación”, manifestó Victores. A estas declaraciones se sumó la votación que hizo Carbap durante una asamblea realizada en la ciudad de 25 de Mayo, anunciando cortes de rutas progresivos, a partir del miércoles 7 de mayo, en caso de que las negociaciones no avancen. Bajo este clima, y con los productores en los costados de las rutas, el próximo martes continuarán las rondas de negociaciones. Para las entidades, habría señales para comenzar a trabajar sobre las retenciones móviles.

–¿Cuáles son esas señales concretas? –preguntó Página/12 a Eduardo Buzzi.

–El jefe de Gabinete nos dijo: “Sabemos que hay cosas concretas por mejorar”. No es un problema de señales, son expresiones claras.

–¿Pedirán bajar en diez puntos las retenciones y extender los reintegros hasta las 1500 toneladas? –interrogó este diario.

–Vamos a quedar petisos si pedimos eso. Tenemos que distinguir bien entre los medianos y pequeños productores de los pooles de siembra –respondió Buzzi.

“El martes no es el primer día de la negociación donde el Gobierno se enterará que queremos un cambio en las retenciones móviles. Esperamos que no haya respuestas superficiales”, aclaró Javier Jayo, secretario de Confederaciones Rurales. Sin embargo, fuentes oficiales indicaron a este diario que “si hay algún tipo de modificación sobre las retenciones móviles, sólo se avanzará sobre los efectos no deseados”. Es decir, corregir el porcentaje que iría para el Estado, en caso de que la tonelada de soja supere los 600 dólares. “Y si esta modificación ocurriera, sólo se anunciaría luego del 25 de mayo. De todas maneras, hoy la soja no supera los 600 dólares. Entonces, ¿cuál es la urgencia?”, chicanearon fuentes oficiales.

Además de encontrar una solución a las retenciones móviles, las entidades agropecuarias están solicitando que el Gobierno comience a cumplir con los dos acuerdos ya firmados, el de la carne y el trigo, como condición para amortiguar los ánimos de los productores a la veda de las rutas. Ayer, desde el sector frigorífico ya surgieron condenas al Gobierno por “incumplir” la promesa de reabrir las exportaciones de carne.

Antes de la conferencia de prensa de ayer, los ruralistas enviaron una carta al secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, solicitándole una audiencia para empezar a trabajar, cuanto antes, en la implementación del acuerdo del trigo. En el pedido de audiencia, las entidades le solicitan a De Urquiza que defina cómo hará la Oncca para fiscalizar el precio pleno del trigo para los productores y la efectiva apertura del registro de exportación.

El tema de la inflación –y el del desabastecimiento– está ocupando un lugar central en las declaraciones de los dirigentes. “Nos desprendemos de la inflación porque fue Néstor Kirchner quien nos culpó por la suba de precios. Pero las subas ocurren en el resto de la cadena de comercialización, hoy controladas por Guillermo Moreno”, aclaró un dirigente de Confederaciones Rurales a Página/12. Más allá de esta argumentación, las entidades quieren despegarse de posibles aumentos de precios –y desabastecimiento– en caso de que vuelvan a los cortes de rutas. Si así ocurriera, ya están intentando consensuar la modalidad: dejarían pasar la leche pero no la carne y el trigo.

Además de la reunión del martes con el jefe de Gabinete, los ruralistas están aguardando un primer encuentro –en el marco de las negociaciones– con el nuevo ministro de Economía, Carlos Fernández. Fuentes del Ministerio indicaron a Página/12 que el funcionario sólo integrará la mesa que discutirá el plan de mediano y largo plazo, que el Gobierno pretende presentar luego del 25 de mayo. “Con las retenciones, no se irá para atrás”, enfatizaron.

Compartir: 

Twitter
 

Conferencia de prensa de la Mesa de Enlace, ayer en Capital. “En 30 días se avanzó muy poco.”
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.