SOCIEDAD › RECLAMO POR EL POLO EDUCATIVO SAAVEDRA

Otra obra parada

“Ay (Mauricio) Macri, no te hagas el pillo, vení y poné todos los ladrillos.” Al ritmo del candombe, vecinos, estudiantes y organizaciones barriales concluyeron ayer su protesta cantando contra las demoras en la construcción del Polo Educativo Saavedra. En 2005 se empezó a levantar el ambicioso proyecto que incluye la edificación de seis escuelas, un auditorio, una pileta de natación cubierta, un gimnasio y un parque público para toda la comunidad. Pero los trabajos en el predio de 40 mil metros cuadrados sobre las calles Crisólogo Larralde y Galván, que debían concluir en julio de 2007, en la actualidad sólo están terminados en un 50 por ciento.

Maderas, andamios, caballetes, baños químicos, montañas de escombros y edificaciones a medio terminar son la única geografía que se observa en lo que debería ser hoy el Polo Educativo Saavedra. “El barrio necesita que se termine la construcción. Tarde o temprano, vamos a ganar la lucha.” A las 17 de ayer, frente al inmenso predio, Lucas Fernández (de la agrupación Colectivo Militante) fue la primera persona en expresar su descontento: “El reclamo fundamental es por el abandono del espacio público. Sólo ocho obreros son los que se encargan de toda la construcción. A este ritmo una edificación que tendría que haberse hecho en cuatro años, va a tardar ocho y con un costo tres veces mayor del previsto inicialmente”, explicó Fernández a Página/12.

La Escuela de Música Juan Esnaola y la Técnica Nº 36 Almirante Brown esperan hace años la construcción de un edificio definitivo donde desarrollar sus actividades educativas. “Estamos en un antiguo conventillo, que tiene serios problemas de derrumbes, no tenemos espacio para hacer gimnasia y estudiamos en aulas modulares construidas en el patio del colegio”, se quejó Ramiro Yordán, estudiante de 5º año y presidente del Centro de Estudiantes del Esnaola. Según el adolescente, “la demora en la finalización de la construcción del Polo Educativo no es más que otra de las forma que tiene el gobierno de Macri para bastardear la educación pública. Se le suma a la falta de becas estudiantiles, a los problemas edilicios y a los constantes ajustes en el presupuesto educativo”, agregó.

Informe: Mariana Seghezzo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.