SOCIEDAD › CON DIEZ NUEVOS CASOS, LOS CONTAGIOS DE GRIPE A LLEGAN A OCHENTA EN EL PAíS

Por ahora, el virus ataca levemente

La mayoría de los casos nuevos se vinculan con las escuelas que ya fueron cerradas por orden oficial. En Chile se anunció una nueva fase de la enfermedad, la que corresponde a la circulación amplia del virus en la población.

 Por Pedro Lipcovich

Llegan a ochenta los casos de gripe A en la Argentina. Ayer se confirmaron diez casos nuevos, en su mayoría vinculados con las escuelas donde se habían verificado casos y cuyas clases se hallan, por ese motivo, suspendidas. La ministra de Salud recomendó que las personas que tengan síntomas de gripe y hayan estado en contacto con personas afectadas –o hayan participado en el torneo latinoamericano de equitación que se efectuó este mes en el Club Hípico– llamen al 0800-222-1002. En el vecino Chile, la cantidad de casos asciende a 224 y se anunció oficialmente el comienzo de la “fase de mitigación”, que se focalizará en el tratamiento y no en impedir el ingreso del virus, que ya circula ampliamente entre la población. De todos modos, la gripe A, hasta ahora, se mantiene con “gran mayoría de casos leves, alta transmisibilidad y baja letalidad”.

Carlos Soratti –secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación– precisó que “ocho de los diez casos nuevos están relacionados con los que ya se confirmaron en colegios (en la provincia de Buenos Aires y en la Ciudad Autónoma) y los otros dos son personas que viajaron a Estados Unidos. Lo importante es que en todos ellos puede historiarse el origen, lo cual indica que, hasta ahora, el virus no llegó a diseminarse entre la comunidad”.

Graciela Ocaña, ministra de Salud de la Nación, aclaró que “tenemos una situación distinta que en el Hemisferio Norte, donde se prevé que la circulación disminuya mientras se intensifica en el sur; por eso procuramos evitar que se expanda el foco originado a partir de la circulación de viajeros”. Recordó también que “el virus se presenta hasta ahora con un comportamiento benigno, salvo en México”.

La funcionaria recordó que “no se recomienda viajar a países con circulación de virus, y a quienes lo hagan, especialmente los niños, se recomienda que no concurran a la escuela por diez días, para evitar en lo posible el desarrollo de casos como los que llevaron al cierre de colegios”. Además pidió que “las personas que hayan tenido contacto durante el curso de equitación efectuado en el barrio porteño de Núñez entre el 17 y el 19 de mayo pasados o los que tengan relación con personas de las escuelas cerradas y tengan fiebre, llamen al Ministerio de Salud (0800-222-1002) y no se automediquen”.

En América latina, después de México, la epidemia más importante se desarrolla en Chile, donde la cantidad de afectados llega a 224. A diferencia de lo que sucedió en México, en Chile no hay hasta ahora fallecimientos, aunque dos de los enfermos se hallaban ayer “en estado grave”. Según las autoridades sanitarias chilenas, se verifica “una gran mayoría de casos leves, alta transmisibilidad y una baja letalidad”. Desde el próximo lunes 1º de junio, Chile pasará oficialmente a la etapa “de mitigación”. Esto implicará centrarse en la atención de los casos, con disminución de las barreras sanitarias de entrada en aeropuertos y pasos fronterizos.

En Nueva York, ayer se cerraron seis escuelas “por haber experimentado niveles inusualmente altos de influenza”, según el Departamento de Educación neoyorquino. Los establecimientos cerrados llegan así a 12 en esa ciudad, la más afectada del país, con 415 infectados y cuatro muertes. En todo Estados Unidos, la cantidad de enfermos llegó ayer a 8975, con 15 fallecidos. En todo el mundo, según la OMS, la enfermedad afectó hasta ahora a 15.510 personas, en 53 países, con 99 muertos (los cómputos de la entidad resultan algo inferiores a la sumatoria de los datos entregados por los países).

Angela Gentile, titular del comité de infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría, comentó a este diario que “la rápida propagación en adolescentes, que vemos en la Argentina, se dio también en Estados Unidos. Uno está acostumbrado a que la gripe estacional afecte especialmente a mayores de 65 años y a pacientes con enfermedades de base, pero este nuevo virus, de alta transmisibilidad, encuentra condiciones favorables en los colegios, donde la proximidad e interacción favorecen su circulación. Claro que, si continúa la situación, empezarán a ser afectados otros grupos de edad”.

Gentile sostuvo que “si se trabaja bien en la fase de contención, como efectivamente se está haciendo en la Argentina, tal vez se pueda lograr que la enfermedad quede limitada, y, en cualquier caso, se reducirá la cantidad de casos. Es importante aplicar lo que llamamos el ‘escudamiento’: que los familiares y casos sospechosos permanezcan voluntariamente en sus casas hasta completar el tratamiento”.

Compartir: 

Twitter
 

En algunas farmacias porteñas, los empleados ya atienden con barbijos puestos por prevención.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.