SOCIEDAD › EN DEFENSA DEL ESPACIO PúBLICO EN LA PLAYA DE CARGAS DE CABALLITO

Festival de los deseos

 Por Eduardo Videla

Hay una estación, en el barrio de Caballito, donde los trenes no paran pero que no está abandonada. Es la Estación de los Deseos, un galpón ubicado en la Playa de Cargas del ferrocarril, donde un grupo de vecinos creó hace siete años un espacio cultural, donde además se promueve la creación de un espacio verde. Allí se va a desarrollar hoy, a partir de las 15, un festival en defensa del espacio público. La celebración coincide con el 105º aniversario de la creación de la Playa de Cargas y con la más reciente intención de construir en parte de esos terrenos un shopping, emprendimiento al que muchos vecinos se oponen. Está prevista la presencia de diputados nacionales y porteños, dos adjuntos de la Defensoría de la Ciudad, muestras de murales, esculturas, fotografías e instrumentos musicales y la presentación de los músicos Claudia Puyó, Claudio Kleiman y los alumnos de la escuela de percusión de La Bomba de Tiempo, entre otros.

La Estación de los Deseos se levanta en un rincón de las catorce hectáreas que tiene la Playa de Cargas. Es uno de los tantos galpones ferroviarios emplazados en la zona, pero es tal vez el que se encuentra en mejores condiciones: fue recuperado por los vecinos de la Asociación Playa de Cargas Caballito, que tienen un permiso de uso otorgado por el Estado nacional desde hace siete años. Allí fue refaccionado un salón de 60 metros por 20, y en el subsuelo, con una superficie similar, se construyeron salas de grabación y aulas donde se dictan clases y talleres. “Todo el espacio está dedicado a la incubación de actividades artísticas, culturales y sociales”, define Fernando Dahini, presidente de la Asociación.

No es un lugar que esté a simple vista del transeúnte: por la calle Donato Alvarez, a la altura de Bacacay, hay que ingresar unos 100 metros por el empedrado y pasar primero junto una vieja casona histórica, donde vivió Norberto de la Riestra, uno de los fundadores del Ferrocarril Oeste (hoy Sarmiento), el primer transporte ferroviario argentino, inaugurado en 1857. Unos pasos más allá, junto a un tendido de vías muertas, está el galpón de la Estación de los Deseos.

“El sentido de la convocatoria es defender este espacio de catorce hectáreas que hoy está seriamente amenazado por la especulación inmobiliaria y demás intereses privados, que aspiran a convertir este espacio histórico en un negocio más”, dice Dahini. Se trata de un lugar codiciado, que ha sido ocupado parcialmente, a través de los años, por particulares, empresas estatales o privadas. Hay galpones asignados a la bonaerense Ferrobaires, para la reparación de vagones, se alquiló un sector a una empresa de transportes y se le cedió un espacio de 4000 metros cuadrados al Arzobispado de Buenos Aires, presumiblemente para la construcción de un templo. A eso se suma el proyecto para construir un shopping, sobre la calle Avellaneda, en terrenos que la empresa IRSA le compró al club Ferro. Así, cada vez va quedando menos espacio disponible para la gran aspiración de los vecinos de Caballito: la creación de un parque que se convertiría en el principal espacio verde de ese barrio.

“Nada bueno puede construirse sobre la destrucción de la memoria colectiva del barrio”, dice una de las consignas del encuentro, del que participarán los diputados Victoria Donda y Tito Nenna, los defensores adjuntos Andrés Elisseche y Gerardo Gómez Coronado y representantes de la SOS Caballito. También se inaugurarán murales, esculturas y fotos alusivas al 105º aniversario de la playa.

Compartir: 

Twitter
 

El galpón recuperado, sede de la Estación de los Deseos.
Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.