SOCIEDAD › ORGANIZACIONES SOCIALES DENUNCIARON EL DESMANTELAMIENTO DEL AREA DE NIÑEZ

Marcha de negro por los chicos

Una caravana hacia la Jefatura de Gobierno reunió a diversas ONG, gremios y legisladores para advertir sobre la crisis que afecta la atención a niños y adolescentes en la Ciudad. Responsabilizaron al macrismo por la situación.

“Extensión del consumo de pasta base, trabajo infantil, centros de salud sin recursos, escuelas sin mantenimiento, niñas/os sin vacantes e incremento de distintas formas de violencia, son algunas de las expresiones de la situación que atraviesan los niños y adolescentes.” Estos aspectos –expresados en público a través de un documento– resumen en algunas palabras el contexto que, en el ámbito de la niñez y la adolescencia en la ciudad de Buenos Aires, impulsó a organizaciones sociales y gremiales a movilizarse ayer hasta la Jefatura de Gobierno. El objetivo fue para hacer visible “el desmantelamiento por parte del gobierno de las políticas públicas destinadas a la educación, salud, vivienda y alimentación y, por lo tanto, la vulneración de los derechos” de los más pequeños, señaló en medio de la caravana de gente y entre bombos, redoblantes y megáfonos, Silvia Stuchlik, representante de Aplica, una organización encargada de diseño y capacitación para leyes de protección integral de niños y adolescentes.

La columna –integrada por organizaciones sociales, de derechos humanos y gremiales, trabajadores de las áreas de infancia y adolescencia del Ministerio de Desarrollo Social porteño, legisladores y diputados nacionales– comenzó a ensancharse a medida que se transitaban las tres cuadras que se extienden desde Avenida de Mayo y Piedras –punto de encuentro– y la Jefatura de Gobierno, ubicada sobre esa avenida. “La niñez en la ciudad está en emergencia”, manifestaban las consignas. Y para reflejar ese estado de crisis del sector, expresado a través de los cantos, pancartas y estandartes, el negro fue el color elegido para pintar la marcha, que sobresalía en el vestuario de los manifestantes y en los globos que tenían impresos: “Para el macrismo, prioridad 1: los negocios. Prioridad 0: los chicos”.

“El área de infancia y adolescencia hizo un quiebre: años atrás se venía viendo el avance y desarrollo del sistema de protección integral de los derechos de los niños, incluso con la sanción de la ley local 114 –pionera en el país en cuanto a la protección de los derechos de los chicos–, hasta que llegó el macrismo, que retrotrajo el camino recorrido con la desinversión y el desguace de las políticas públicas”, explicó Marcela Val, representante del Colectivo de Derechos de la Infancia y Adolescencia, conformado por distintas organizaciones sociales del país. Incluso “se han recortado programas del Ministerio de Desarrollo; por ejemplo, del total de la partida presupuestaria de la Dirección General de la Niñez y Adolescencia, sólo el 6 por ciento está destinado al programa de fortalecimiento de vínculos, mientras que el 42 por ciento se transfiere a políticas de internación”, explicó Gilda Marco, delegada de la junta interna de la Subsecretaría de Promoción Social, con relación al aumento que se dio en el último tiempo sobre la institucionalización de los chicos.

Este último punto hace referencia a “uno de los derechos vulnerados por las autoridades porteñas: el derecho a vivir con su familia. Hoy, más de 1300 chicos están institucionalizados y viven en hogares lejos de sus familias”, manifestó Stuchlik. La movilización hasta la Jefatura tuvo como fin mostrar a las autoridades y a la sociedad los derechos quebrantados de los más chicos, coincidieron los manifestantes. De alguna manera, la jornada de ayer también reclamó seguridad y la protección de los derechos de los niños. El taller de serigrafía instalado a un lado de la concentración, como parte de las actividades de la jornada, estampaba remeras con frases que decían: “Los jóvenes no somos peligrosos, estamos en peligro”. También, los carteles y estandartes expresaban el reclamo y denunciaban la situación en la ciudad: “Somos manos dispuestas a aprender, y sin embargo tenemos que seguir esperando que se cumplan nuestros derechos”.

“La crisis de la niñez y el incumplimiento del rol del Estado toca distintas áreas”, dijo la representante de Aplica. “El derecho a la educación está vulnerado. Hay datos concretos de que 4800 chicos no concurren al jardín por falta de vacantes. También se hace evidente esta situación en el estado edilicio de las escuelas de la ciudad.” En el terreno de la salud, “un ejemplo claro del abandono es el aumento de la mortalidad infantil y la desfinanciación de programas como el Materno Infantil”, informó Stuchlik. “La alimentación es otro de los derechos vulnerados; por ejemplo, se ha cerrado el ingreso de vacantes para el programa Ciudadanía Porteña, destinado a satisfacer las necesidades básicas de las familias con bajos recursos”, aseveró.

La actividad también contó con la participación de legisladores y diputados nacionales que adhirieron al reclamo “por el cumplimiento de la ley porteña 114, por el aumento del presupuesto para el área, por la jerarquización de los trabajadores, por reafirmar el rol del Consejo de los Derechos del Niño, que está ignorado en sus competencias por el gobierno porteño, y principalmente por el cumplimiento de los derechos de los chicos”, coincidieron las legisladoras María José Lubertino y María Elena Naddeo.

Como si fueran pequeños recreos en medio de las consignas de denuncia y reclamo, los juegos con pelota, la murga y la música, que subió al improvisado escenario montado frente a la Jefatura de Gobierno, le pusieron color y ritmo a la jornada.

Informe: Rocío Ilama.

Compartir: 

Twitter
 

Para reflejar el estado de crisis del sector, el negro fue el color elegido para la marcha.
Imagen: Sergio Goya
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.