SOCIEDAD › PRESUPUESTO E INFRAESTRUCTURA, LOS TEMAS EDUCATIVOS CON MáS PRESENCIA EN LOS DIARIOS

Las escuelas en los medios

Una investigación realizada por la ONG Periodismo Social sobre 22 diarios de todo el país revela que “educación” es el segundo tema vinculado con niñez y adolescencia más tratado, después de “violencia”. Sin embargo, escasea la voz de los chicos.

 Por Carlos Rodríguez

El presupuesto educativo y los problemas de infraestructura en los colegios –temas hoy candentes a partir de la toma de escuelas en la Ciudad de Buenos Aires—, fueron dos de las cuestiones más abordadas por los diarios del país durante el año pasado, junto con las huelgas y reivindicaciones docentes. El dato surge de la investigación “Niñez y adolescencia en la prensa argentina 2009”, realizada como todos los años por el Capítulo Infancia de la ONG Periodismo Social. A través del análisis, día a día, de 22 diarios de todo el país, se concluye que el tema “educación” fue el segundo más tratado, con el 21,9 por ciento, a la zaga de las noticias más transitadas en la agenda de niñez y adolescencia, que siempre tienen que ver con la “violencia”. Este tema acaparó el 28,6 por ciento del total del centimetraje destinado por los diarios a niños y jóvenes. El informe critica que el 70 por ciento del espacio dedicado a “educación” haya sido destinado a conflictos salariales o presupuestarios, mientras que “apenas el 19 por ciento” de las notas “hablaron sobre la calidad de la educación que reciben los chicos y chicas”. Otros temas relegados fueron “formación docente” y “derecho al acceso a la educación”. “Violencia” y “educación”, dice el informe, concentraron “casi la mitad” de las noticias sobre niños y adolescentes. La agenda dejó afuera, una vez más, “cuestiones centrales que afectan e involucran (...) a miles de chicos, pero que no tienen espacio en los medios impresos”, entre ellos temas como “discapacidad, trabajo infantil, trabajo legal del adolescente y ejercicio de la sexualidad”, algunos de los cuales “no lograron superar la barrera del uno por ciento” del centimetraje total.

El trabajo realizado por el Capítulo Infancia de la ONG Periodismo Social cuestiona también que aunque “niños, niñas y adolescentes son casi la mitad de la población mundial y en Argentina representan el 35 por ciento de la población”, sus voces “no son escuchadas por los medios”. De acuerdo con el monitoreo realizado entre enero y diciembre de 2009, “en materia de educación tuvieron menos voz que años anteriores”. Sólo ocuparon “el 4,4 por ciento”, cuando “en 2007, por ejemplo” la participación fue “del 5,7 por ciento”.

Los paros docentes ocuparon “el 34 por ciento” de las noticias sobre “educación”, porcentaje que se mantiene en alza desde 2004 debido a que “el ciclo lectivo tuvo complicaciones y nunca se cumplió en su totalidad la ley de los 180 días de clases”. El problema del presupuesto para educación ha venido creciendo en los últimos tiempos, al punto de que, de representar el 3,9 por ciento en 2003, se llegó al 6,5 por ciento del centimetraje dedicado al tema educación en 2009. De todos modos, el espacio destinado siguió siendo bajo.

En el informe se hacen planteos que hoy cobran actualidad: “¿No debería haber más atención mediática sobre este tema? ¿No debería profundizarse el análisis sobre cómo se gasta el presupuesto, en qué área se invierte más y en cuáles menos?”. Y sobre todo: “¿Cuál debería ser el presupuesto ideal para garantizar el fin de los reclamos docentes, y el mejoramiento de la infraestructura edilicia de los establecimientos educativos en todo el país?”. El espacio destinado a “infraestructura escolar” cayó de 14,5 en 2008 a 12,3 por ciento en 2009. Fue el más bajo desde 2006, justo cuando el tema está “tan presente en los reclamos docentes y estudiantiles”.

En cuanto a la voz de los docentes, se cuestiona el hecho de que los medios le den más espacio cuando están “en función gremial”, en medio de un conflicto, que cuando trabajan “en el ámbito escolar”. Ante esta situación comprobada, el informe se plantea: “¿Esto significa que en la agenda de los medios cada vez importa más la crónica de una protesta de maestros y las negociaciones entre sus gremios y el Estado que la realidad cotidiana en las aulas?”.

Es aquí donde se resalta la poca participación que se les otorga a niños y adolescentes cada vez que se informa sobre el tema “educación”. A pesar de que respecto de ese ítem “oímos o leemos muchas noticias sobre niños, niñas y adolescentes en los medios, la mayoría de las veces no escuchamos su voz en esas noticias, sino que, generalmente, escuchamos lo que los adultos dicen sobre ellos. Los chicos no son fuente de su propia historia y muy pocas veces aparecen en las noticias en pie de igualdad con otras fuentes”. Su participación, en 2009, fue del 4,4 por ciento, contra el 20,6 por ciento de los maestros en función gremial y del 35 por ciento de las voces de funcionarios nacionales o provinciales.

Otro problema reiterado, cuando se habla de chicos y chicas, es la mención de datos supuestamente serios que no citan fuente alguna. En 2009, “dos de cada diez notas de infancia no citaron fuentes”. Otro dato considerado negativo fue la falta de difusión de noticias sobre lo que ocurre en las escuelas “de la periferia urbana”, sobre todo “en los cordones de grandes ciudades como Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Mendoza, La Plata, Salta y Tucumán”. Sólo el “4,4 por ciento de los artículos” informó sobre la situación en esos lugares periféricos, mientras que “apenas el 0,8 por ciento habló de la educación en barrios marginales”. Tampoco tuvieron espacio las escuelas rurales o de frontera, que sólo aparecieron en los medios “en el 1,8 y en el 1,9 por ciento” de las notas vinculadas con educación publicadas durante el año pasado.

Compartir: 

Twitter
 

“La mayoría de las veces no escuchamos la voz de los chicos, sino lo que los adultos dicen sobre ellos.”
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.