SOCIEDAD

Las fiestas del Tattersall

La Cámara en lo Contencioso Administrativo reconoció la autoridad del gobierno porteño (GCBA) en materia de habilitaciones y permisos para explotar espacios con fines comerciales o gastronómicos en la ciudad. Así lo resolvió el tribunal en una “acción declarativa de certeza” al rechazar una demanda de una empresa que pretendía utilizar el Salón Ta-ttersall de Palermo para fiestas y eventos privados, con el funcionamiento de un restaurante, lo que fue negado por el GCBA. De esta manera, según fuentes vinculadas con la causa, se cae la autorización judicial que le permitía a la empresa Tattersall SA seguir explotando ese salón sin permiso de la Ciudad. Ahora, para conseguir la autorización, la firma debería obtener una excepción votada por la Legislatura, previa convocatoria a una audiencia pública, ya que el lugar está catalogado como Area de Protección Histórica. La Cámara sostuvo que si bien el predio del Hipódromo de Palermo, donde está ubicado el Tattersall, es jurisdicción del Estado nacional, el poder de policía sobre cuestiones de seguridad, edificación y permisos dependen del gobierno local.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.