SOCIEDAD › DIJO QUE “VIOLAR LA FE ES PEOR QUE LA VIOLACION DE UNA HIJA”

Estudian sancionar al cura censor

Las autoridades católicas de Mendoza analizan imponer sanciones al sacerdote Jorge Gómez, quien justificó su interrupción de un espectáculo coral el miércoles pasado aduciendo que “la violación de la fe es diez mil veces peor que la violación de una hija”. Ayer, el Obispado de la diócesis de San Rafael calificó como “graves” y “ofensivas” las declaraciones del sacerdote de Malargüe y lo llamó a silencio, mientras esperan el regreso del obispo Eduardo María Taussig, quien se encuentra en Roma, para resolver una sanción.

Gómez interrumpió el show del Grupo Coral Lutherieces cuando interpretaba, en la Fiesta Nacional del Chivo, en Malargüe, la obra Educación Sexual Moderna, de Les Luthiers, y dijo que el texto insultaba la moral de las personas de fe católica. El monólogo refiere a las dudas de un cura joven para continuar con la abstinencia sexual y plantea las contradicciones entre su vocación y su condición de hombre.

Ayer, el intendente del departamento mendocino de Rivadavia, Gerardo del Río, adelantó que el grupo podrá actuar “sin censuras” en el festival Rivadavia le Canta al País, a fines de enero. “Cuando termine el festival, todos cantaremos el tema ‘Solo le pido a Dios’”, agregó Del Río, quien aclaró que el espectáculo tiene “buena custodia”, como para impedir el acceso del público al escenario.

“Es una locura absoluta comparar la censura con la pederastia. Ningún católico puede quedarse callado ante esto”, comentó ayer el sacerdote mendocino Vicente Reale, quien el año pasado había apoyado el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El vocero del arzobispado de Mendoza, Marcelo De Benedectis, sostuvo que “no cabe comparación con el abuso de menores, que es algo terrible” y afirmó que “sin dudas lo dicho por el padre no es la expresión más feliz”. Por su parte, Rubén Laporte, párroco de la iglesia Virgen Peregrina en Godoy Cruz, admitió en una carta abierta que cuando escuchó la reflexión de Gómez sobre la violación de la fe tuvo “ganas de llorar”.

Ayer, el titular del Instituto contra la Discriminación, Claudio Morgado, consideró que se trató de una expresión “lamentable y nos parece muy preocupante por tratarse de la figura de quien es esta persona y el rol que desempeña dentro de la Iglesia”. El Inadi, según adelantó Morgado, intervendrá de oficio en el caso.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.