SOCIEDAD › SEGUN EL PADRE DE UN CHICO ASESINADO

“Tiraron a sangre fría”

El padre de José Luis Quispe, el chico de 13 años asesinado el martes por delincuentes que abordaron su camioneta en Luján, detalló ayer los momentos violentos que vivieron cuando fueron secuestrados. Carlos Quispe relató cómo uno de los asaltantes mató a su hijo “a sangre fría” y luego amenazó con ejecutarlo también a él. “A José Luis le dispararon una vez que mi hermano se tiró del auto en el peaje, ahí se pusieron más nerviosos y yo también me alteré”, dijo Quispe sobre lo ocurrido ese día, cuando intentaron robarle el auto.

Quispe viajaba junto a sus hijos de 11 y 13 años, su hermano y otro pariente, en una camioneta Volkswagen Amarok rumbo a la ciudad de Lincoln y se perdieron en Luján. Llevaban 100 mil pesos en el vehículo porque planeaban comprar una camioneta, aunque esa suma no fue descubierta por los asaltantes, tres hombres armados que se bajaron de un Nissan Tiida.

“Los ocupantes del auto blanco nos hacen bajar de la camioneta a punta de revólver en Luján y nos pasan al otro auto”, dijo Quispe.

Según su relato, al principio los delincuentes “se hicieron pasar por policías, ya que estaban vestidos con gorras y chalecos azules”. Una vez que los tuvieron cautivos, los delincuentes los llevaron rumbo a General Rodríguez, aunque en el peaje Luján de la Autopista del Oeste su hermano se arrojó del auto para pedir ayuda.

“Ahí uno me apuntó a mí y mi hijo se le tira encima y comienza a forcejear con él. Durante ese forcejeo le dispara a sangre fría y el conductor me apunta en la cabeza a mí mientras me gritaba ‘bajá la cabeza que ahora te mato a vos’”, recordó el padre del chico asesinado.

En un momento del asalto, a uno de los ladrones le sonó el celular y cuando atendió le dijo a su interlocutor “ya está, ya los tenemos, ya tenemos la camioneta”.

El hombre relató que cuando su hijo forcejeó con el ladrón, su otro pariente “se tiró del auto” y cuando el Tiida se desplazaba a 120 kilómetros por hora “uno de los delincuentes le dijo ‘ahora tirate vos’”. “Yo no me iba a tirar porque tenía a mi hijo que se estaba muriendo, entonces agarran al de 11 años y me lo quieren tirar, pero yo lo tenía de la mano”, explicó. Finalmente, recordó, los delincuentes frenaron el auto porque habían quedado entre camiones y ahí el niño aprovechó para escaparse. “Luego pararon y me hicieron bajar con mi hijo herido”, contó Quispe, quien aseguró que puede reconocer a los agresores.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.