SOCIEDAD › TEMBLORES Y UNA INMENSA COLUMNA DE HUMO DEL VOLCAN PEYEHUE

Bariloche bajo la ceniza

La montaña chilena se hizo sentir desde la mañana, pero a la tarde estalló y cubrió la zona de Llao Llao a La Angostura con una capa de cenizas que tapó el sol. Aeropuerto y paso fronterizo cerrados, pero no hay peligro.

La calle gris, la vereda gris, los árboles grises, los autos grises, la luz del sol tapada por toda la ceniza que flota en el aire. Ayer Bariloche se convirtió en la Ciudad de Halloween del Extraño Mundo de Jack, en donde siempre es de noche y no hay colores. Una nube de ceniza se extendió a las 16.30 desde Llao Llao, 25 kilómetros al oeste de San Carlos de Bariloche, a todo el resto de la ciudad cuando entró en fase eruptiva el complejo Peyehue-Cordón Caulle, en Chile. Una explosión del volcán Peyehue generó una columna de gases de diez kilómetros de altura que pudo verse desde San Martín de los Andes y Villa la Angostura. El viento llevó la nube hasta Bariloche y minutos después precipitó. Al cierre de esta edición, la capa de ceniza llegaba a los cuatro centímetros. El aeropuerto se encuentra cerrado y bloquearon también el paso fronterizo Cardenal Samoré.

Antes de la oscuridad, la tierra tembló. Por la mañana, a las 9.23, hubo un primer sismo de 4,8 grados, seguido por otros dos similares, a las 10.20 y 10.48. Una hora más tarde, a las 12.05, se produjo un cuarto y después vinieron cuatro más hasta que a las tres de la tarde la tierra tembló por última vez. Todos tuvieron su epicentro en la zona de Villa la Angostura, aunque en Bariloche también se sintieron. Como los locales están acostumbrados a los movimientos de placas, nadie se preocupó: “Como mucho, tiemblan los vasitos y nada más. Todos los edificios son antisísmicos”, contó un habitante del Centro Cívico.

A las cinco, la nube tapó la ciudad y empezaron a escucharse fuertes truenos, provocados por las diferencias de cargas que generan las partículas en la atmósfera. En Twitter, el hagstag #bariloche fue una crónica colectiva de la lluvia de cenizas. @mdecicco dijo a las 18.28: “Es muy intenso el olor a azufre y la lluvia de ceniza en la zona de #bariloche. También se escuchan mucho truenos”. @emmibravo, también sorprendido por los truenos, acotó: “Chicos escuchan los truenos???!!!”. “Tiembla todo!!! qué truenazo!!!”, dijo otro twittero. “Los truenos son lo más llamativo, porque son como incesantes”, comentaba un barilochense. “Eso y la densidad de la ceniza, es como mucho más gruesa que todas las que vi. Recién caminé 15 metros hasta al kiosco, y volví como si me hubiera zambullido en un arenero”.

La respuesta del intendente Marcelo Cascón fue convocar a un comité de emergencia formado por Gendarmería, policía, bomberos, Prefectura, direcciones de agua y electricidad, y Defensa Civil. Desde allí empezaron a mandar partes a la población. “Manténgase en lugares cerrados”, “si tiene que salir, use un paño húmedo para cubrir nariz y boca y antiparras”, “evite usar el automóvil”, “cubra las plantas de su jardín con plástico grueso”, fueron algunos de los consejos transmitidos por Defensa Civil. Desde el gobierno nacional, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, envió agua, colchones, alimentos y frazadas para paliar sobre todo la situación de la población postergada del Alto. Para el resto, el agua de red no se ve modificada porque las napas son lo suficientemente profundas como para que la ceniza no llegue y los tanques son herméticos. Pero la gente se dirigió a los supermercados a comprar agua no bien surgió el primer parte.

En Chile evacuaron primero a 600 personas y luego a 3500 en el área de Peyehue y otras localidades que rodean la zona volcánica. Del lado argentino, salvo la sorpresa y cierto tedio de quedarse muchas horas adentro, no hubo mayores riesgos ni complicaciones. La ceniza va a seguir cayendo hasta que el volcán deje de hacer emisiones o hasta que el viento cambie de dirección. Por la noche, cuando corría el rumor de posibles evacuaciones, los twitteros reclamaron que no se transmitieran mensajes alarmistas: “Estamos bien en Bariloche! hay cenizas, pero sobrevivimos!” .

Compartir: 

Twitter
 

Pleno centro barilochense, con problemas para respirar y falta de agua pura en El Alto.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.