SOCIEDAD › OTRAS PERICIAS EN EL CASO DE LAS TURISTAS FRANCESAS ASESINADAS

El ADN tiene algo que decir

Los nuevos resultados de los exámenes genéticos les serán comunicados el lunes a los imputados. Son tres los detenidos, imputados por “violación y homicidio”, mientras que otros cinco, acusados de encubrimiento, fueron excarcelados.

 Por Carlos Rodríguez

Los exámenes de ADN realizados en el marco de la investigación del doble crimen de las turistas francesas ocurrido en Salta, arrojaron “nuevos resultados que son importantes” para la causa, anticipó a Página/12 el vocero del Poder Judicial de la provincia, Marcelo Báez. La novedad les será comunicada el lunes a los tres detenidos que tiene hoy la causa, Gustavo Lasi (24), Daniel Vilte (23) y Santos Vera (37), quienes tendrán oportunidad de ampliar, ese día, sus declaraciones indagatorias. Báez, por disposición del juez Martín Pérez, eludió precisar cuál es el nuevo resultado obtenido de las muestras de ADN, que ya permitieron establecer que el semen hallado en el cuerpo de una de las víctimas, Houria Moumni (24), pertenecían al imputado Lasi. La joven Moumni y su amiga, Cassandre Bouvier (29), fueron golpeadas, violadas y asesinadas a balazos el 15 de julio mientras realizaban un paseo por la Quebrada de San Lorenzo, un centro turístico que está a 12 kilómetros de la ciudad de Salta.

En su declaración ante el juez Pérez, el imputado Lasi reconoció que él abusó sexualmente de la joven Moumni, aunque negó haber participado en el doble crimen, cuya ejecución adjudicó a sus coimputados Vilte y Vera. Durante la reconstrucción de los hechos, realizada el 25 de agosto, Lasi discutió varias veces con Vilte y con Vera, quienes lo llamaron “mentiroso”, de viva voz. Tanto Vilte como Vera siguen negando toda participación suya en los hechos. Hasta ahora, la acusación más firme es la que surge de los dichos de Lasi, aunque no se descarta que los nuevos e importantes resultados de los exámenes de ADN puedan terminar de cerrar el caso, que ahora tiene sólo tres detenidos acusados por el delito de “violación seguida de muerte”.

El juez Pérez concedió la excarcelación de María Fernanda Cañizares, hija de un sargento retirado de la policía provincial y novia de Lasi; Walter y Enrique Lasi, padre y tío del principal imputado; del jardinero Eduardo “El Chato” Sandoval, y del guía Omar Darío “Pajarito” Ramos, aunque todos siguen imputados por el encubrimiento. La joven Cañizares tenía en su poder una cámara de fotos y un celular que pertenecían a las víctimas y que le fueron “regalados” por su novio Gustavo Lasi. También sabía del ocultamiento de la carabina marca Batán calibre 22 que fue usada para asesinar a las turistas francesas. Walter y Enrique Lasi, Sandoval y Ramos, fueron los que hicieron la maniobra de ocultamiento del arma.

El juez le dictó la “falta de mérito” en la causa, por falta de pruebas en su contra, a Federico Cañizares, hermano de María Fernanda y aspirante a policía; a Raúl Sarmiento, un albañil en cuya casa se encontró un revólver calibre 22 que fue usado para amedrentar a las víctimas; y al puestero Federico Tejeda, el primer detenido que tuvo el caso y que denunció haber sido sometido a apremios ilegales por la Brigada de Investigaciones de la policía.

El lunes, el juez Pérez notificará a los tres detenidos y a sus abogados, sobre los nuevos resultados de ADN. A partir de allí, no se descarta la posibilidad de que se haga un careo entre los tres para tratar de aclarar cuál fue la actuación de cada uno el día de los hechos. Según Lasi, el único que admitió que estuvo en la escena del crimen, él iba acompañando a las turistas francesas durante la visita al lugar, hasta que comenzó el abuso sexual.

“Lasi dijo que comenzaron a manosearlas y que fue ‘obligado’ a abusar de la joven Moumni por los otros dos acusados, Vilte y Vera”, explicó el vocero Báez. Tanto Vilte como Vera negaron todo lo dicho por Lasi, a quien hicieron responsable de todo lo sucedido. Por esa razón se haría el careo entre los tres. Hasta ahora, la única versión sobre cómo ocurrieron los hechos es la que dio Lasi.

Está probado que las dos fueron asesinadas con la escopeta Batán que era de la familia Lasi. El revólver calibre 22 que fue encontrado enterrado en la casa de Sarmiento sólo habría sido usado para amenazar a las víctimas. En el lugar donde aparecieron los cuerpos se hallaron plomos disparados por el revólver calibre 22. El arma apareció enterrada en la casa de Sarmiento, pero se sospecha que fue “plantada” allí por alguno de los tres detenidos, para “desviar la investigación”. El juez Pérez supone que esta semana, luego de indagar a los imputados, estaría en condiciones de “realizar imputaciones directas y concretas” contra los tres detenidos.

Compartir: 

Twitter
 

Lasi acompañaba a las víctimas en un paseo por la Quebrada de San Lorenzo.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.