SOCIEDAD › JOSE GRANERO, DESPLAZADO DE LA SECRETARIA DE PREVENCION DE LA DROGADICCION

Un cambio para la Sedronar

El funcionario encarnaba la oposición a la despenalización de la tenencia para consumo personal. Ahora, la Presidenta integró la Comisión sobre Estupefacientes a la Sedronar, lo que supone un cambio radical en la orientación de organismo.

 Por Emilio Ruchansky

José Ramón Granero fue desplazado de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), cargo que ayer seguía vacante. El ex funcionario se caracterizó por su acérrima oposición a la despenalización de la tenencia de drogas para uso personal y sus escasos controles sobre las comunidades terapéuticas y el desvío de precursores químicos, utilizados para fabricar estupefacientes. En coincidencia con su salida fue integrada a la Sedronar la Comisión Nacional de Políticas Públicas sobre Estupefacientes, conformada por juristas, sanitaristas y sociólogos, cuyo pensamiento está en los antípodas de Granero. De esta forma, Argentina podría reformular la Sedronar, como ocurrió con organismos similares en Uruguay, Brasil y Perú.

La primera señal de la decisión presidencial apareció el 7 de diciembre pasado, cuando el vocero de Cristina Fernández Kirchner Alfredo Scoccimarro no confirmó a Granero al frente de la Sedronar. Ese mismo día, a través del decreto 2042, la Presidenta le aceptó la renuncia que él presentó como “mero formalismo”, según comentaron en esa Secretaría. Sin embargo, la medida fue publicada recién el lunes pasado. Por eso, el sábado último Granero asistió en vano a la jura de los ministros y secretarios de Estado, informó la fuente consultada.

Esta secretaría antidrogas se fundó en 1989, al calor de la “guerra contra las drogas” lanzada años antes por el presidente norteamericano Ronald Reagan. La mayoría de sus titulares mantuvieron la línea prohibicionista, entre ellos, el actual diputado del Peronismo Federal Eduardo Amadeo, Wilbur Ricardo Grimson y Alberto Lestelle. Los tres fueron invitados por Granero a las reuniones de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad) en noviembre pasado en Buenos Aires.

Como reveló Página/12 en octubre pasado, por la escandalosa falta de controles sobre la efedrina traficada de Argentina a México entre 2006 y 2008, dos Cámaras Federales, una porteña y otra de San Martín, solicitaron a dos jueces que pidieran explicaciones a Granero, cosa que nunca ocurrió. El ex funcionario sí fue indagado por los siete kilos de cocaína ocultos en una de las camionetas de la Sedronar hallada en 2008. Le dictaron falta de mérito, aunque su jefe de Gabinete, Fabio Manuel Trossero, fue procesado. Granero insistió en que le “plantaron” la droga para perjudicarlo.

El traspaso de la Comisión Nacional de Políticas Públicas en Materia de Estupefacientes del ámbito de la Jefatura de Gabinete a la Sedronar fue una fuerte señal del cambio de paradigma anunciado por Aníbal Fernández en la convención sobre la materia de las Naciones Unidas en 2008, en Viena, Austria. Dicha comisión, encabezada por la fiscal Mónica Cuñarro, impulsó estudios más profundos sobre el consumo de sustancias legales e ilegales, diseñó normas y firmó acuerdos que involucran mejoras sanitarias, laborales, jurídicas y carcelarias.

A nivel regional las secretarías antidrogas impulsadas por Reagan fueron modificadas. En Brasil, la presidenta Dilma Rousseff desguazó el Senado, echando a los militares y derivando funciones a la Cancillería, al Ministerio de Justicia y de Salud. Uruguay puso al frente de la Junta de Drogas a Milton Romani, reconocido por su postura descriminalizadora respecto de los usuarios. Lo mismo ocurrió en Perú, donde asumió Ricardo Soberón, reconocido activista de derechos humanos, quien encara una estrategia alternativa a la represiva para erradicar los cultivos de hojas de coca.

“Acabamos de entregar un informe de 400 páginas a la Presidenta, donde proponemos avanzar con regulaciones al decomiso de bienes provenientes del narcotráfico y ampliar el cruce de datos para detectar el lavado de dinero. Hay avances en salud pero falta mucho en el tema penal”, comentó a este diario un integrante de la Comisión Nacional de Política sobre drogas. El año que viene, además, podría tratarse la reforma de la ley actual, luego de que la Corte Suprema de Justicia nacional declarase inconstitucional penar la tenencia de drogas para uso personal en 2009.

El trabajo de la Comisión fue destacado por la OPS, Flacso y el CELS, entre otros organismos. En noviembre pasado, en un encuentro en La Paz, los integrantes de la Unasur encomendaron a la delegación argentina trabajar sobre la reducción de la demanda, impulsar el fortalecimiento institucional y la armonización legislativa. No viajó Granero, exponente de ideas más afines a la Cicad. La jefa de la delegación fue Cuñarro.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El ahora ex secretario se presentó el sábado para jurar, pero no fue de la partida.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared