SOCIEDAD › LA MAYORíA DE LAS VíCTIMAS SON DE UCRANIA, CON TEMPERATURAS POR ABAJO DE LOS -33 GRADOS

Más de 200 muertos por la ola polar

Por congelación, por inhalar monóxido de carbono o en incendios por tratar de calentarse, un invierno con muchas muertes.

La ola de frío polar que afecta a Europa y que se siente con mayor intensidad en los países del Este, ha provocado ya la muerte de 205 personas, en la mayoría de los casos por congelamiento y en otros por inhalación de monóxido de carbono o por incendios provocados por la utilización de métodos precarios de calefacción. Ucrania, la ex república soviética, se ha convertido en la capital del frío polar. En las últimas horas se reportaron 21 nuevas muertes, con lo que ya suman 122 las víctimas fatales anunciadas en forma oficial en Kiev, por el Ministerio de Protección Civil. Las muertes se produjeron por congelamiento, por el rigor de la ola polar siberiana que llegó a superar la barrera de los 33 grados bajo cero. La mayoría de las víctimas eran personas que carecían de un hogar. Al mismo tiempo, en Ucrania más de 1600 personas tuvieron que ser hospitalizadas. En forma extraoficial se manejan números de muertos que superan las cifras reconocidas por las autoridades ucranianas.

Mientras tanto, en Polonia se han registrado siete muertes en la noche del viernes. En ese país, el total de fallecidos por el frío llega a 45. A esa cifra hay que sumarle seis casos más, aunque se aclaró que se trata de personas que murieron intoxicadas por monóxido de carbono, en tanto que otras cuatro que carecían de vivienda fallecieron en incendios provocados por las hogueras que encendieron para tratar de entrar en calor. En Rumania murieron otras cuatro personas en las últimas 24 horas, con lo cual el número de víctimas llega a 28.

Aunque con consecuencias menos graves, en Roma se están soportando las peores nevadas de las últimas décadas, lo que ha provocado problemas de tránsito, dado que miles de vehículos quedaron atrapados en autopistas bloqueadas por el hielo. Los equipos de rescate no consiguieron llegar lo suficientemente rápido para socorrer a los afectados. El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, tuvo que salir a rechazar las fuertes críticas que se formularon desde distintos sectores, por lo que se considera una “falta de prevención” frente a un fenómeno que era lógico esperar.

Ucrania es el país más afectado por la ola de frío, dado que soporta el invierno más cruento de los últimos seis años, con temperaturas que por las noches se ubican por debajo de los 33 grados bajo cero. De los 122 muertos reportados, 78 fueron hallados en la calle, 32 en sus hogares y otros 12 murieron cuando estaban recibiendo tratamiento médico, según informó la agencia Europa Press. La mayoría de las víctimas son vagabundos que permanecieron a la intemperie durante las noches.

En la ex república soviética fueron atendidas 1600 personas que presentaban cuadros de hipotermia y otros problemas provocados por las bajas temperaturas. Las autoridades de Kiev abrieron las puertas del subterráneo de la capital ucraniana para que los vagabundos puedan resguardarse y se instalaron más de 3000 puestos de campaña para proporcionar calefacción y alimentos a personas sin hogar.

También se han registrado inconvenientes por el frío en Inglaterra. El mayor aeropuerto del Reino Unido, el de Heathrow, en Londres, tuvo que suspender un tercio de sus vuelos para hoy, ante la fuerte nevada que se esperaba para la noche de ayer. “Esa decisión garantiza que la mayoría de los pasajeros puedan viajar con problemas mínimos”, dijo el director del aeropuerto, Normand Boivin.

Las previsiones meteorológicas indicaban que podían acumularse hasta 15 centímetros de nieve en el país durante la noche. El aeropuerto de Londres soporta además visibilidad reducida por la niebla. La gestora aeroportuaria BAA esperaba que más del 70 por ciento de los pasajeros pudieran viajar, pero de todos modos se estaba avisando con tiempo a los afectados para que puedan cambiar sus reservas “de forma relativamente confortable”, dijo Boivin.

En España también se siente el frío, pero eso no impidió que se jugara al fútbol con temperaturas de tres grados bajo cero y fuertes vientos, como en el partido que Real Madrid le ganó al Getafe como visitante.

Compartir: 

Twitter
 

Roma bajo el hielo, una muestra de la dureza inusitada de la ola de frío en el Hemisferio Norte.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.