SOCIEDAD › DEBATE SOBRE LA DESPENALIZACIóN DEL CONSUMO DE DROGAS

Un cambio de paradigma

El senador Aníbal Fernández dio impulso a los proyectos que despenalizan el consumo de drogas. Buscan reflotar el Programa Nacional de Asistencia a las Adicciones. La Iglesia se opone.

 Por Emilio Ruchansky

“Vamos indefectiblemente hacia un cambio de paradigma”, aseguró el senador Aníbal Fernández, uno de los impulsores de la despenalización del consumo de marihuana, en un panel organizado en el centro cultural Los Chisperos. Después del cierre de los plenarios de las comisiones de Legislación Penal y Prevención de las Adicciones y Lucha contra el Narcotráfico, los asesores de dichas comisiones buscan reflotar el Programa Nacional de Asistencia a las Adicciones, que tuvo media sanción en 2009 ,que establece los estándares y las garantías para las internaciones, sean compulsivas o no.

Hay siete proyectos para reflotar el programa y todos involucran al Ministerio de Salud y plantean la implementación de un sistema público de atención para usuarios problemáticos y su posterior reinserción social y laboral. Esta iniciativa se viene confeccionando en paralelo al consenso despenalizador alcanzado por la oficialista Diana Conti, el radical Ricardo Gil Lavedra y la diputada del Frente Amplio Progresista Victoria Donda.

“Hablar o no de cantidades, el autocultivo, el consumo en la vía publica... Son muchas cuestiones que han generado un intenso debate”, enumeró el diputado radical Mario Fiad, titular de la Comisión de Prevención, al término de las reuniones plenarias. Ahora, el senador Aníbal Fernández volvió sobre estos temas en una charla organizada por la legisladora Gabriela Cerruti en el centro cultural Los Chisperos, en el barrio porteño de San Telmo. “La posibilidad del autocultivo es fundamental. Uno puede consumir un porro en el marco de sus libertades individuales. pero lo mando a negociar con un transa. Si es así estamos todos locos”, dijo.

Fernández también observó la conveniencia de no establecer cantidades mínimas, para evitar apresar a quien tiene un poco más de lo permitido, mencionó la necesidad de prever el acceso a las semillas e incluso destacó los clubes de cultivo de cannabis, que ya funcionan en España y se analizan como forma de regulación en Uruguay. Tras apoyar el proyecto de consenso en la Cámara de Diputados, el senador afirmó: “Vamos inexorablemente a un cambio de paradigma, no tengo dudas de que vamos a encontrar una masa crítica para discutir en serio políticas públicas verdad, que cambien la historia de los argentinos”.

Las principales objeciones siguen viniendo de la jerarquía de la Iglesia Católica; especialmente, de monseñor Jorge Lozano, titular de la Comisión de Drogadependencia de la Conferencia Episcopal Argentina. En un texto llamado “Todo acerca de los pobres”, exige más inversión en tratamientos para los jóvenes de los sectores más vulnerables y jura que la Iglesia “no criminaliza al adicto”, pero luego critica la despenalización porque es una forma de legitimar su conducta.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.