ECONOMíA › CON LA NUEVA NORMA, EL CIUDAD DEBERá REDIRECCIONAR SUS PRéSTAMOS

Tendrá que mirar a las pymes

Además de destinar el 5 por ciento de los depósitos a créditos productivos, el 50 por ciento tiene que ir a pymes. Eso complica al Banco de la Ciudad, que le viene prestando fundamentalmente a grandes empresas.

 Por Sebastián Premici

La decisión del Gobierno que obligará a los bancos a otorgar créditos para inversión por el equivalente al 5 por ciento de sus depósitos tiene un aspecto poco mencionado hasta el momento: que la mitad de ese fondeo deberá ser destinado a las pequeñas y medianas empresas. El Banco Ciudad, comandado por el macrista Federico Sturzenegger, tiene como prioridad, según su Carta Orgánica, “la asistencia financiera destinada a las micro, pequeñas y medianas empresas radicadas en el Area Metropolitana de Buenos Aires”. Pero del total de su cartera crediticia, el Ciudad destina a las pymes sólo el 7,7 por ciento, mientras que los préstamos hacia las grandes compañías ascienden al 39,3 por ciento. La mayoría de los préstamos son para multinacionales que no tienen su actividad productiva en la ciudad. Entre esas compañías figuran Peugeot, Pan American Energy, Esso, Ledesma y Aluar, entre otras. Según un proyecto del legislador Edgardo Form (Nuevo Encuentro), si el Ciudad cambiara la orientación de su cartera hacia las pymes, podrían beneficiarse 21.000 empresas de la Ciudad.

“El Banco Ciudad aplica una política de reducción de riesgos, prefiere prestar para el consumo o a grandes empresas creyendo que así disminuye el riesgo crediticio. Pero el objetivo del banco es acompañar a las pymes. Este es un tema relevante y habla de la profundización de las políticas públicas para el desarrollo económico y social de la ciudad”, explicó Form a Página/12, quien presentó un proyecto de declaración en la Legislatura porteña donde “recomienda” el cambio de orientación de la entidad.

El titular de la entidad, Federico Sturzenegger, participó de una audiencia en las comisiones de Finanzas y Justicia de la Cámara de Diputados de la Nación, en ocasión de tratarse de un proyecto que busca traspasar los depósitos judiciales al ámbito del Banco Nación. En ese encuentro, realizado el pasado 12 de junio, el funcionario sostuvo que “en realidad, nuestra política crediticia está totalmente orientada a la política de vivienda, a la política de pymes y a la política de empresas”. El banquero agregó que el crédito hacia las pymes creció por ocho en los últimos años, “más que otros bancos públicos”. Pero en términos absolutos, los préstamos a las pymes totalizaron aproximadamente 974 millones de pesos, mientras que el fondeo hacia las grandes empresas nacionales y extranjeras alcanzó los 4948 millones de pesos, y los préstamos hipotecarios a 3740 millones de pesos (“Informe de Entidades Financieras”, marzo de 2012).

“En los últimos años, el Banco Ciudad obtuvo ganancias extraordinarias, por encima del resto de la banca pública e incluso superiores a los estándares del sistema financiero, que incluye el conglomerado de la banca privada. Esto último resulta incompatible con la finalidad primordial que deben tener los bancos públicos, que no deben pretender maximizar la rentabilidad al igual que los bancos privados”, puede leerse en un informe elaborado por las comisiones de Finanzas (Carlos Heller) y Justicia (Jorge Yoma) de la Cámara baja.

En 2009, el Ciudad tuvo una rentabilidad (en porcentaje de activos) de 1,96 por ciento, cuando la del sistema financiero fue de 2,40. En 2010, la rentabilidad del Ciudad fue de 4,15, la del Banco Nación se ubicó en 2,22 y el promedio del sistema financiero privado fue de 2,88. Y en 2011, los beneficios del Ciudad se ubicaron en 3,51 por ciento, cuando el resto del sistema financiero tuvo una rentabilidad de 2,76, y la del Nación fue de 2,35.

Una de las razones que permitieron la alta rentabilidad de la entidad tiene que ver con las altas tasas de interés que obtiene por sus inversiones (préstamos al consumo y grandes empresas) y el “reducido costo de fondeo (tasas de interés pasivas), que resulta de contar con los depósitos generados por causas de la Justicia Federal, 6500 millones de pesos, aproximadamente”, según el informe presentado en la Cámara de Diputados.

El Banco Ciudad atiende en la actualidad a 5268 empresas (datos a marzo 2012 según el BCRA). Los 100 principales deudores de la entidad reciben 1704 millones de pesos en concepto de financiaciones. Entre las principales empresas beneficiarias se encuentran: Peugeot (100,8 millones de pesos), Pan American Energy (94,5 millones), Esso (88,0 millones), Aceitera General Deheza (87,8 millones), Cresud (71,4 millones), Aluar (79,2 millones), Edesur (71,4 millones), Ledesma (70,5 millones), Coca Cola (65,6 millones) y Quickfood (61,4 millones).

Para Sturzenegger, el hecho de que muchas de las firmas que reciben fondeo de la entidad, que cuentan con su casa matriz en la CABA pero realizan sus actividades productivas en distintos puntos del país, marcaría el alcance federal del banco. “El calificativo de alcance federal en realidad apunta a encubrir el hecho de que el Banco Ciudad de Buenos Aires incumple doblemente con las prioridades de su Carta Orgánica: primero les otorga préstamos a grandes empresas y no a pymes, de cualquier lugar del país. Si le prestara prioritariamente a las pymes, esa dualidad entre radicación de la casa matriz y localización de la planta productiva desaparecería”, aseveró Form.

En función de los números que maneja el Banco, los fondos hacia las pequeñas y medianas empresas podrían multiplicarse por cinco (un 408 por ciento), si se eliminaran todos los créditos a las grandes empresas. “Suponiendo que se mantiene el mismo promedio de préstamos por empresa con el redireccionamiento, podrían atenderse a 21.000 empresas más de la CABA”, grafica el proyecto presentado por Nuevo Encuentro. O incluso podrían duplicarse los préstamos para la vivienda (132 por ciento).

A partir de las últimas resoluciones del Banco Central, los bancos deberán aplicar a préstamos a las empresas destinados a proyectos de inversión un 5 por ciento del saldo total de depósitos privados, a una tasa fija a tres años, cercana al 15 por ciento anual. El Ciudad deberá otorgar –según datos de la autoridad monetaria– 545 millones de pesos, de los cuales el 50 por ciento deberá ser destinado exclusivamente a las pequeñas y medianas empresas.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Federico Sturzenegger, titular de la entidad, deberá replantear su estrategia.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.