ECONOMíA › LAS ENTIDADES DEBERáN OTORGAR 14.874 MILLONES DE PESOS AL SECTOR PRODUCTIVO PARA CUMPLIR CON EL CENTRAL

Cuánto tendrá que prestar cada uno de los bancos

Los bancos privados concentran el 70 por ciento de ese monto y tienen hasta fin de año para colocar los préstamos. El Santander Río deberá desembolsar 1402 millones, el Galicia, 1348 millones de pesos y el BBVA Francés, 1189 millones.

 Por Tomás Lukin

El sistema bancario deberá otorgar 14.874 millones de pesos en créditos para inversiones productivas, el 5 por ciento de los depósitos. La nueva línea de préstamos que lanzó el Banco Central obliga a los banqueros a comenzar a replantear sus planes de negocios donde predomina la oferta de créditos para consumo y préstamos personales. Los bancos privados tienen plazo hasta fin de año para colocar el 70 por ciento de ese total (más de 10 mil millones) y cubrir las, hasta ahora, ignoradas necesidades de financiamiento de proyectos de inversión de pymes y grandes empresas. Los 31 bancos públicos y privados involucrados en el nuevo programa deberán ofrecer una tasa fija del 15 por ciento por un plazo mínimo de tres años. Al Santander Río, la entidad privada que más créditos deberá colocar, le corresponden 1402 millones de pesos mientras que el privatizado Nuevo Banco de La Rioja solamente tendrá que prestar ocho millones de pesos. El respaldo financiero a los distintos sectores productivos en el actual escenario de desaceleración económica compromete un rol activo del sistema bancario que complementa los distintos instrumentos de expansión de la demanda agregada desplegados por el Gobierno.

Los bancos privados exhiben una situación robusta con elevados niveles de solvencia y liquidez. Los principales bancos del país concentran sus operaciones en los segmentos más rentables, de menor plazo y cobran tasas de interés elevadas: créditos personales, financiamiento de saldos de tarjetas de crédito, adelantos en cuenta corriente y descuento de documentos. En el equipo de la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, estiman que esas entidades cuentan con 95 mil millones de pesos de capacidad prestable que hoy no tienen ningún destino. Sobre esa disponibilidad, la autoridad monetaria les exige que utilicen una pequeña parte –el equivalente al 5 por ciento de los depósitos– para financiar inversiones como la compra de una máquina o la ampliación de una línea de producción.

Detrás del Santander Río, los bancos que más tendrán que moverse son el Galicia (colocará 1348 millones de pesos), el BBVA Francés (1189 millones), el Macro (991 millones), el HSBC (804 millones), el Patagonia y el Citibank (550 millones cada uno). Hoy esos bancos disponen líneas de crédito para los objetivos que plantea la nueva línea de financiamiento, pero las condiciones de plazos y costos que ofrecen las vuelven inaccesibles para la mayoría de las empresas. Por su parte, el Credicoop, uno de los bancos que según el BCRA ya otorga el tipo de créditos exigido, tendrá que prestar 785 millones de pesos. La lista de bancos privados obligados a prestar la completan el Standard, Supervielle, Itaú y Comafi.

La nueva línea de financiamiento al sector productivo estará a cargo de 31 bancos, públicos y privados. Son los veinte considerados “sistémicos”, que poseen el 92,4 por ciento del total de los depósitos, más once bancos que son agentes financieros de las provincias, aquellas entidades donde las jurisdicciones depositan los fondos públicos y que son utilizados para realizar sus pagos. En este último grupo se destacan las colocaciones que deberán exhibir a fin de año el provincial Banco de Córdoba (302 millones) y el Nuevo Banco de Santa Fe, propiedad de la familia Eskenazi, (293 millones). El resto de los agentes financieros son los bancos de La Pampa, Entre Ríos, Chaco, Chubut, San Juan, Tucumán, Neuquén, Santa Cruz, Santiago del Estero, Corrientes, Tierra del Fuego y Formosa quienes tienen que desembolsar entre 111 y 23 millones de pesos cada uno.

Los créditos personales para viajar o comprar un electrodoméstico, como los que promociona el Banco Galicia con la pareja de Claudia y Marcos, se caracterizan por su sencillez e inmediatez. Ese tipo de préstamos permiten acceder hasta 250 mil pesos a tasas variables (también existen fijas) que, en la mayoría de los casos, superan el 25 por ciento. Para lograr el financiamiento es suficiente presentar una serie de datos personales y acreditar determinado nivel de ingresos.

En tanto, financiarle a una pyme familiar la compra de un nuevo torno o prestar para la importación de un molino de viento para un parque eólico es un proceso más largo, que requiere trabajo. Los oficiales de crédito del banco deben involucrarse en el funcionamiento diario de la empresa, analizar sus libros contables así como conocer y entrar en confianza con sus dueños y gerentes. Así, un crédito para financiar una inversión le brinda al banco una menor rentabilidad que los publicitados préstamos para viajar, renovar el auto o comprar un nuevo electrodoméstico, pero al mismo tiempo forja un vínculo de mediano plazo con la compañía a partir del cual se accede a un importante paquete de negocios colaterales de esas pymes.

La demanda para estos créditos existe, ésa es la premisa básica con la que se decidió avanzar en el diseño de la nueva línea de financiamiento. Pero si las entidades no reciben largas colas de empresarios interesados en sus sucursales, no podrán argumentar que finalmente esa demanda no apareció, sino que tendrán que tener una actitud activa: buscar pymes por sus barrios, llamarlas, visitarlas y convencerlas. Los bancos que no cumplan con su cuotaparte serán sancionados.

“Los bancos privados van a tener que aprender a prestar. La decisión es coherente con el nivel de solvencia, de liquidez y demanda insatisfecha de crédito para la inversión que existe. Van a ver que es un excelente negocio. Una sola entidad como fue Banco Nación en cuatro años y medio desembolsó 15.400 millones de pesos para préstamos de inversión. Estamos pidiendo que 31 bancos desembolsen un poco menos en un año. Todos los bancos van a poder a hacerlo si se ponen a trabajar”, aseguró Marcó del Pont el jueves pasado durante una entrevista con Página/12.

Los bancos públicos no están eximidos de la obligación de prestar para la inversión. Al Banco Nación, quien más créditos debe colocar de todo el sistema, le corresponden 2550 millones. Sin embargo, la entidad ya prestó, en condiciones similares a las exigidas por el Banco Central, 2900 millones de pesos en lo que va del año. El Banco Provincia, que ocupa el segundo lugar en materia de exigencias, tiene que colocar 1457 millones de pesos mientras que el Banco Ciudad deberá otorgar 545 millones de pesos y el Hipotecario 146 millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

Los bancos privados ya venían ofreciendo créditos para la producción, pero las condiciones que fijaban los volvían inaccesibles.
Imagen: Gonzalo Mainoldi
 
ECONOMíA
 indice
  • LAS ENTIDADES DEBERáN OTORGAR 14.874 MILLONES DE PESOS AL SECTOR PRODUCTIVO PARA CUMPLIR CON EL CENTRAL
    Cuánto tendrá que prestar cada uno de los bancos
    Por Tomás Lukin
  • CON LA NUEVA NORMA, EL CIUDAD DEBERá REDIRECCIONAR SUS PRéSTAMOS
    Tendrá que mirar a las pymes
    Por Sebastián Premici
  • TEMAS DE DEBATE: SIMILITUDES Y DIFERENCIAS ENTRE LA ARGENTINA DE 2001 Y LA CRISIS EUROPEA
    Un déjà vu argentino en Europa
  • Más productos de Brasil

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.