SOCIEDAD › CUMPLE DOS AñOS DE AUTOGESTIóN EL CENTRO DE INTEGRACIóN MONTEAGUDO, EN PARQUE PATRICIOS

Un techo autogestionado por ex homeless

Bajo el nombre de Proyecto 7, desde hace dos años una ONG conformada por personas en situación de calle autogestiona al Monteagudo, donde son recibidas personas que carecen de techo.

El Centro de Integración Monteagudo de Parque Patricios para hombres en situación de calle cumplió dos años de autogestión con un saldo más que positivo: 72 personas que habitaron ese lugar pudieron irse con un trabajo y un lugar para vivir.

“Anoche justo dos compañeros se fueron porque alquilaron sus propias viviendas, y se suman a otros 70 que vienen sosteniendo sus hogares y que habían vivido aquí, lo que para nosotros es una muestra de que no equivocamos el camino”, contó Horacio Avila, referente de la organización Proyecto 7 que autogestiona el lugar y actual director del centro.

El 3 de abril de 2011, esta organización, conformada por personas que habían vivido en situación de calle, llegó al Monteagudo, un hogar que hasta ese momento era gestionado por un grupo interparroquial.

“En ese entonces vivían sólo 38 personas, aunque había 100 camas. Hoy viven 118 compañeros, más unos 20 que vienen a comer al mediodía. A su vez, tenemos una lista de espera de 60 personas”, detalló el director.

Al describir el Monteagudo hoy, el hombre señaló que “es un lugar de puertas abiertas. Aquí no hay reglas carcelarias ni estrictas pero sí contamos con normas de convivencia que decidimos entre todos en las asambleas que tenemos los viernes”.

A su vez, todos los que trabajan en el centro de integración, a excepción del equipo técnico, son integrantes del espacio y perciben un salario por desarrollar diferentes tareas como limpieza, mantenimiento, clasificación de donaciones y cocina.

Daniel Franco, quien vivía en el Monteagudo antes de que Proyecto 7 se hiciera cargo del espacio, destacó los avances del lugar. “Si bien tenemos muchas carencias, la parte humana es fundamental y eso aquí es excepcional, desde los profesionales hasta los colaboradores”, aseguró. En cuanto a su pasado, el hombre relató que por problemas familiares quedó en situación de calle y, como muchos compañeros, tuvo problemas de adicciones.

Sentado a su lado, Daniel Giménez, que actualmente es encargado del turno de 6 a 14, contó su experiencia. “Mientras estaba en la calle mis días pasaban entre drogas y alcohol y de eso no salía, lo único que quería era evadir la realidad”, recordó.

Pero su presente es bastante distinto. En un año y medio de residencia en el Monteagudo, Giménez pudo abandonar sus adicciones, formó pareja, volvió a ver a su hijo, que hoy tiene cuatro años, y para fin de año planea irse a vivir con su compañera.

Compartir: 

Twitter
 

El Monteagudo ya logró que 72 personas se fueran con techo y trabajo.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.