SOCIEDAD › YA SE DISCUTEN EN LAS ESCUELAS LOS CAMBIOS EN LOS PLANES DE ESTUDIO

La nueva secundaria, en debate

Reducción en la cantidad de orientaciones y menos horas de materias clásicas, que serán reemplazadas por talleres, son algunas de las propuestas oficiales que fueron analizadas ayer por pedagogos, gremialistas y legisladores.

 Por Eduardo Videla

Después de las tomas de escuelas secundarias porteñas en 2012, en reclamo de un debate sobre los nuevos planes de estudio, llegó la hora de la discusión. El Ministerio de Educación porteño presentará hoy el denominado “prediseño” de lo que será la “nueva secundaria”, un plan que ya está siendo discutido en las escuelas por autoridades, docentes y estudiantes. Ayer, representantes de gremios, académicos y legisladores se manifestaron en forma crítica acerca de la iniciativa que, entre otras medidas, elimina materias y reduce drásticamente la cantidad de orientaciones para las escuelas secundarias porteñas.

El conflicto se generó a mediados del año pasado, cuando docentes y estudiantes de escuelas técnicas tomaron conocimiento de que los nuevos planes de estudio incluían recortes horarios en materias específicas, como taller y dibujo técnico, y la eliminación de otras asignaturas. La inquietud se trasladó a escuelas de orientación artística y bachilleratos, que también estaban incluidos en las reformas. Tras una intervención judicial, el ministro de Educación, Esteban Bullrich, se comprometió a debatir el proyecto con docentes y estudiantes. Ese debate ya se inició en las escuelas.

Los funcionarios porteños fundamentan los cambios en dos resoluciones del Consejo Federal de Educación, la 84/2008 y la 93/2009, que establecen los lineamientos curriculares para homologar los títulos secundarios en todo el país. “Pero las resoluciones del Consejo Federal marcan un piso, no un techo. El Consejo habilita a cada distrito a que adecue las carreras a sus necesidades, por lo cual habilita a que sean incluidas orientaciones que se quieren eliminar y hasta otras nuevas”, afirmó Guillermo Parodi, secretario adjunto de UTE y docente de escuelas técnicas.

Susana Colli, en representación de Ademys, advirtió que “de 144 orientaciones en las secundarias actuales, con los nuevos planes de estudio se reducen a diez”. La docente se preguntó “con qué fundamento se eliminan los bachilleratos orientados en Física y Matemática y por qué no se reemplazan los colegios normales (que desaparecen) por bachilleratos pedagógicos”. También cuestionó a las autoridades porteñas por “haber aceptado sin críticas las resoluciones del Consejo Federal”. De acuerdo con los lineamientos del ministerio, cada escuela deberá decidir qué orientaciones incluye. “De esa manera, las responsabilidades se socializan, pero las decisiones finales se mantienen centralizadas”, consideró.

Para la legisladora Virginia González Gass (PSA), “esta transferencia de la elección de orientaciones a las autoridades de cada escuela representa una suerte de desregulación de la escuela secundaria”. González Gass fue una de las organizadoras, junto a sus pares Laura García Tuñón (Buenos Aires para Todos), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) y Edgardo Form (Nuevo Encuentro), del encuentro que se llevó a cabo en la Legislatura y al que asistieron educadores y representantes de centros estudiantiles. Estaba invitada la directora de Planeamiento Educativo de la Ciudad, Mercedes Miguel, pero a último momento desistió de asistir.

Uno de los panelistas, el pedagogo Pablo Imen, investigador en la UBA y el Centro Cultural de la Cooperación, se preguntó “cómo se puede repensar toda la lógica y la historia de la escuela secundaria en nueve jornadas institucionales”. Por su parte, Ariel Zysman, Secretario académico de la carrera de Ciencias de la Educación de la UBA y asesor en el Ministerio de Educación nacional, consideró que el prediseño “no es una mala propuesta, pero no tiene nada que ver con la realidad histórica del sistema” educativo porteño. “Es lógico que tengamos desconfianza: si están recortando horas, ¿qué va a pasar con los docentes?” preguntó.

Parodi, de UTE, se sumó a las críticas por la eliminación en 4º y 5º año de las materias Historia, Formación Ciudadana y Filosofía. Además, cuestionó: “Discutir las cajas curriculares es empezar el debate por el final”. Y convocó a “ejercer nuestro derecho a la rebelión pedagógica: no discutir lo que nos dan ellos, sino lo que queremos proponer nosotros”.

Compartir: 

Twitter
 

Legisladores, pedagogos y representantes de gremios participaron del debate en la Legislatura.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.