EL PAíS › JUAN MANUEL ABAL MEDINA BRINDO SU INFORME ANTE EL CONGRESO

En defensa de la inclusión

El jefe de Gabinete concurrió en esta ocasión al Senado. Recibió 550 preguntas de los opositores. Su exposición se extendió por más de siete horas. Advirtió sobre la “feroz campaña de desprestigio” de la que son objeto Néstor y Cristina Kirchner.

 Por Sebastian Abrevaya

Durante más de siete horas, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, se presentó en el Senado para dar su informe sobre la marcha del gobierno nacional. Abal Medina recibió 550 preguntas escritas por los senadores de la oposición, de las cuales respondió más de 450 y prometió cumplir con el resto en los próximos diez días. “En estos momentos observamos que la Presidenta y el ex presidente Néstor Kirchner sufren una feroz campaña de desprestigio que se usó contra otros líderes populares, como Hipólito Yrigoyen, Juan Perón o Eva Perón. Tenemos que pararnos a defender la patria, la democracia, la política y los avances que logramos”, aseguró Abal Medina en su presentación, antes de pasar a las preguntas de los bloques opositores, que versaron sobre múltiples temas, como inflación, política energética, denuncias de corrupción, coparticipación federal, transporte aéreo y ferroviario, entre otros.

Tal como se viene realizando desde el gobierno de la Alianza, el jefe del Gabinete de Ministros asistió a dar su informe al Congreso. “En esta década de políticas de crecimiento, las respuestas son diametralmente opuestas a las de la década de los ’90, fomentando el consumo de los sectores populares, con amplio incremento de los salarios, con la implementación del Plan Pro.Cre.Ar y con políticas inclusivas que buscan fomentar el mercado interno, lo que está relacionado con el proceso de desendeudamiento”, remarcó Abal Medina ante los legisladores, a quienes les recordó que nunca el kirchnerismo envió al jefe de Gabinete al Congreso para informar “ajustes y reducción de derechos”.

Durante casi media hora, Abal Medina reivindicó el éxito de las políticas anticíclicas utilizadas para enfrentar la crisis internacional, a diferencia de países como España, Grecia y Portugal. El jefe de Gabinete les pidió a los senadores no seguir la “agenda mediática” de “un monopolio que quiere imponer sus intereses”. “No pienso prestarme a la utilización farandulesca ni pienso contribuir a generar un culebrón de la política. Yo no voy a contribuir al desprestigio de la política porque es la herramienta fundamental e imprescindible para el cambio social”, remarcó.

Luego fue el turno de los bloques de la oposición, que agruparon sus preguntas en las distintas bancadas. Primero le tocó a la UCR, que en boca del senador Ernesto Sanz pidió que se realice una sesión secreta para analizar cuestiones de seguridad interior, como la radarización de las fronteras, tema que fue respondido en un informe de las Fuerzas Armadas en una reunión privada en el despacho del secretario parlamentario, Juan Estrada. El jefe del bloque oficialista, Miguel Pichetto, rechazó el pedido. Por más que toda la oposición apoyó la iniciativa, consiguió sólo 20 voluntades contra 34 del FpV.

El jujeño Gerardo Morales le pidió una opinión sobre “la creciente corrupción en algunas áreas del gobierno nacional” y consideró que “no hay plan ferroviario, sólo subsidios y corrupción”. La mendocina Laura Montero cuestionó la expropiación de Ciccone y señaló al vicepresidente Amado Boudou. El chubutense Mario Cimadevilla recurrió a una chicana para abordar la inflación: “¿Usted come con 6 pesos por día?”.

“El Indec no fija los precios, los consumidores no fijan los precios, el Gobierno tampoco. Los que fijan los precios son los empresarios. Y hay algunos que pretenden aprovechar todas estas cosas positivas, como el aumento fuerte de la demanda y el consumo, en vez de hacer lo que uno querría, que es invertir para producir más, y prefieren volcar a precios para escaparse”, retrucó Abal Medina.

Desde el FAP, María Eugenia Estenssoro y Norma Morandini cuestionaron el déficit energético y la falta de una ley de acceso a la información pública. “La Argentina era un país de energía abundante y barata hasta el año 2002, cuando asumió Néstor Kirchner. Esta es una década dramáticamente perdida en términos energéticos, la Argentina produce cada vez menos y no es autosuficiente”. Abal Medina replicó que las importaciones responden al crecimiento y la industrialización del país y remarcó que Argentina importa el 8 por ciento de su energía, mientras países como Brasil importan el 15; Chile y Uruguay, el 50 por ciento de su energía.

El Peronismo Federal cuestionó el reparto de la coparticipación, mientras el jefe del interbloque, Adolfo Rodríguez Saá, apuntó contra la política de desendeudamiento.

Ante la multiplicidad de temas y la imposibilidad de abordar todas las cuestiones en profundidad, Abal Medina sugirió a los senadores repensar la metodología utilizada. Varios senadores respondieron que la Constitución establece que el jefe de Gabinete debe concurrir al Congreso una vez al mes y no una vez al año. Al cierre de esta edición seguían debatiendo.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Abal Medina destacó que nunca fue al Congreso a informar de “ajustes y reducción de derechos”.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.