SOCIEDAD › LOS CASAMIENTOS CIVILES VIENEN EN CAIDA DESDE 1990, PERO LAS DISOLUCIONES SE ESTABILIZARON

Por cada dos matrimonios, un divorcio

De acuerdo con cifras oficiales, en la ciudad de Buenos Aires hubo el año pasado 5866 divorcios, menos que en 2010, y los casamientos, también en caída, fueron 12.667. La mayoría se separa después de los veinte años de casados.

En la ciudad de Buenos Aires hay cerca de un divorcio cada dos matrimonios, y la mayoría de las parejas que se divorcia tiene nueve o más años de convivencia; son muy pocos los que se arrepienten de haber pasado por el Registro Civil antes de los primeros cinco años. Los números de la Dirección General de Estadísticas y Censos del Gobierno de la Ciudad dicen, también, que a partir de los 45 años los varones son menos propensos a disolver los lazos matrimoniales legales, y que, además, los varones divorciados se dejan tentar nuevamente por el matrimonio más que las mujeres. Los datos forman parte de “Los divorcios en la Ciudad de Buenos Aires en 2012”, un estudio que, aunque hace hincapié en el año que pasó, rastrea también tendencias de los anteriores.

En la ciudad, los años inmediatamente posteriores a la ley de divorcio, sancionada en 1987, se caracterizaron por una puesta al día voraz de las situaciones de parejas que, posiblemente, en los hechos ya habían dado el paso que la ley demoraba en formalizar. Entre 1987 y 1989, recuerda el informe, en el Registro Civil porteño se inscribieron más de 40 mil divorcios. Luego, la tasa se estabilizó y aun descendió un poco. El año pasado, en la ciudad se registraron 12.667 casamientos y 5866 divorcios: el número de matrimonios fue el más bajo registrado desde 1990 (el descenso fue progresivo pero sostenido: casi 22 mil en aquel año, casi 17 mil un lustro después y en 2000, dos mil menos en 2005, algo más de 13 mil en 2010); el de divorcios, curiosamente, también (el pico fue en 1990, con casi 8 mil; en 1995 y en 2000, se mantuvo en apenas por encima de los 6000; subió a 7045 en 2005 y bajó a 6594 en 2010). Vale decir que entre mediados de los ’90 y el año pasado, cada vez hubo menos matrimonios, pero el número de divorcios se mantuvo firme entre los 6 y 7 mil.

Las estadísticas registraron sesgos de género y de edad curiosos. Entre los varones de 45 años y más, “el número de los solteros disminuye, llegando a un mínimo luego de los 54”, mientras que “los divorciados reincidentes aumentan con la edad”. En el caso de las mujeres, “desde los 50 años se reduce la participación de solteras y aumenta la de divorciadas reincidentes”. El informe señala que las generaciones mayores tienden a divorciarse menos, si el matrimonio a disolver es el primero, y que, para reforzar un poco esa tendencia, quienes rondan los 50 tras haber pasado por un divorcio tienden a pasar nuevamente por el Registro Civil para procurarse una libreta roja. De todos modos, “en los varones el porcentaje de divorciados reincidentes es más alto que en las mujeres: 8,8 por ciento y 6,2 por ciento respectivamente”.

Analizado por franjas etarias, la mayoría de los varones que se divorcia entre los 35 y los 39 lo hace para disolver su primer matrimonio. Quienes lo hacen entre los 50 y los 54, son reincidentes en el matrimonio al menos una vez (es, como mínimo, su segundo divorcio). Quienes se divorciaron con 60 o más años, en su mayoría se habían casado luego de un período de viudez.

Entre las mujeres, quienes se divorcian entre los 35 y los 39, también lo hacen para disolver su primer matrimonio. Cuando el divorcio sobreviene entre los 45 y los 54, deshace una pareja que era –al menos– el segundo matrimonio formal para esa mujer. Después de los 60, también lo hacen después de haberse casado tras haber conocido la viudez.

En términos generales, los matrimonios disueltos en el Registro Civil fueron más de larga data que idilios finalizados en poco tiempo. De acuerdo con el estudio, las parejas divorciadas “en su mayoría superan los nueve años de convivencia” y sólo “un bajo porcentaje se divorció antes de los cinco años (el 11 por ciento)”. Al momento del divorcio, los matrimonios que llegaron a los 20 años representan en el otro extremo el 37 por ciento del total.

Compartir: 

Twitter
 

Sólo el 11 por ciento se divorcia antes de llegar a los cinco años de matrimonio.
Imagen: Ana D’Angelo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.