SOCIEDAD › LANZAN LA EDUCACION SEXUAL INTEGRAL EN EL IMPENETRABLE CHAQUEÑO

“Había miedo en la comunidad”

En las aulas de una escuela rural en pleno monte, docentes rurales e indígenas de la región participaron de la primera capacitación en educación sexual integral, organizada por el Ministerio de Educación nacional. Cómo vencer la desinformación y los temores.

Desde Fuerte Esperanza, Chaco @

“El sexo era un tema tabú en nuestra comunidad. La familia no hablaba del asunto. En la escuela no se trataba el tema. Había miedo por las reacciones familiares, por el peso de ciertas tradiciones, pero ahora, por suerte, es como si se estuviese rompiendo el hielo.” El que habla es Ismael Coria, docente aborigen wichí, de 26 años. Cuando empezaron a hablar de sexualidad en su escuela –cuenta Ismael–, se encontraron con un escenario que combinaba mitos, creencias erróneas y desinformación. “Se pensaba, entre otras cosas, que la sexualidad era sólo el acto sexual. Por eso –sostiene el maestro–, sirve mucho lo que hoy estamos haciendo acá.” En las aulas de una escuela rural en pleno Impenetrable chaqueño, Ismael y otros cientos de docentes participan de las jornadas de capacitación en Educación Sexual Integral. El encuentro, organizado por el Ministerio de Educación de la Nación, convocó a 250 educadores rurales e indígenas provenientes de distintos establecimientos de la región. Se trata del primero de cuatro encuentros que se realizarán este año en Chaco y que apuntan a una formación transversal de la sexualidad. El titular de la cartera educativa, Alberto Sileoni, presente en el evento, remarcó que las jornadas “son una puerta de entrada para el debate, pero además estamos cumpliendo una ley”.

Es el mediodía en Fuerte Esperanza, un paraje a más de 400 kilómetros de la capital provincial, y el calor, extrañamente, ofrece una tregua de veinticinco grados. Ismael está parado en el patio de la escuela rural Nº 1, un establecimiento emplazado en el corazón mismo del monte chaqueño, lugar en donde se llevan a cabo los encuentros de capacitación. En una pausa entre un taller y otro, el docente cuenta que su función como maestro intercultural bilingüe consiste en “rescatar los saberes culturales de la comunidad aborigen wichí y poder abrirlos a los horizontes del resto de la sociedad”. En cuanto a la educación sexual en particular, Ismael destaca cómo la desinformación, muchas veces, el miedo y la repetición de ciertos mitos, otras tantas, funcionaron hasta hace poco como barreras que impedían el abordaje de la temática. “Todo eso hay que superarlo para dar una nueva mirada sobre sexualidad que respete al otro. Para saber, también, cómo cuidarse, cómo tener una reproducción responsable”, explica el docente. Según estimaciones de la cartera educativa provincial, la incorporación de contenidos sobre sexualidad en las escuelas rurales de El Impenetrable chaqueño permitió disminuir los índices de embarazo adolescente, situaciones de discriminación, violencia de género y maltrato que existían en la zona. Una vez que finalice el encuentro, Ismael va a volver a su escuela, la 821, en El Sauzalito, a 190 kilómetros de Fuerte Esperanza, y la propuesta es que despliegue allí la capacitación recibida y que la comparta entre sus colegas.

Poco antes del mediodía, estuvo presente en la jornada de formación docente el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni. “Venimos como educadores a comunicarnos con educadores, para hablar desde una perspectiva de derechos. Estos encuentros –resaltó el funcionario– son una puerta de entrada para el debate, pero además estamos cumpliendo con una ley. Y la ley no es una opinión. La normativa se construye con razonamientos, convocando los derechos y la justicia, no las creencias o las percepciones”.

La ley 26.150 de Educación Sexual Integral, sancionada en el año 2006, establece como responsabilidad del Estado brindar información sobre sexualidad en todas las escuelas del país, tanto públicas como privadas. La norma propone una concepción amplia de la sexualidad, desbordando su mera asociación con la genitalidad, y buscando fortalecer la inclusión de contenidos sobre salud reproductiva, perspectiva de género y diversidad sexual.

“Estamos hablando de valores –sostuvo Sileoni–. No venimos a transmitir un concepto educativo vaciado de lo axiológico. Se trata de respeto, de celebrar la sexualidad, pero responsablemente. No se trata de un Estado divertido que pregone un vale todo.” De acuerdo con la ley, la enseñanza de educación sexual es obligatoria en los niveles inicial, primario y secundario. Y su abordaje no se reduce a una materia específica, sino que debe implementarse desde distintas áreas como ciencias sociales, lengua, educación física, ciencias naturales y educación artística, entre otras.

“Estos encuentros sirven para discutir. Venimos a eso, pero sabiendo, al mismo tiempo, que hay banderas que no se bajan, que no se negocian. La información científica, por ejemplo, no se negocia. La salud tampoco. No neguemos a nuestros jóvenes el derecho a tener toda la información a su disposición para que luego decidan por su propia cuenta”, sostuvo Sileoni.

Desde el año pasado, el Programa Nacional sobre Educación Sexual Integral puso en marcha una propuesta de capacitación presencial masiva para los docentes. En ese marco, se organizaron reuniones en Formosa, Salta, Chubut, La Pampa y parte de Buenos Aires, y se capacitó a un total de doce mil docentes. Este año, además de Chaco, se harán encuentros en Río Negro, Misiones, Jujuy, La Rioja, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Córdoba y Mendoza, lo que sumará a otros veinte mil educadores. Las jornadas buscan cubrir para el año 2016 a todas las escuelas del país. “La educación sexual tiene que ser el trabajo de toda una sociedad en su conjunto”, concluyó Sileoni.

Informe: Nicolás Andrada.

Compartir: 

Twitter
 

“Estamos cumpliendo con la ley”, destacó Alberto Sileoni, ministro de Educación de la Nación.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.