SOCIEDAD › BULLRICH ADMITIó QUE TODAVíA HAY CINCO MIL CHICOS SIN LUGAR EN LAS ESCUELAS DE LA CIUDAD

La larga espera para conseguir vacante

A tres semanas del inicio de clases, unos cinco mil alumnos de primaria y secundaria están “en lista de espera”, reconoció el ministro de Educación porteño. Y confirmó que siete mil niños menores de tres años no tendrán vacante. El gremio asegura que las cifras son mayores.

 Por Carlos Rodríguez

Siete mil chicos de hasta tres años de edad quedaron sin vacantes y no podrán acceder a la educación inicial pública en la Ciudad de Buenos Aires, mientras que otros cinco mil de cuatro años en adelante, del nivel inicial, la escuela primaria y el secundario, seguirán “en lista de espera” hasta que se confirme si tienen un lugar en los pupitres. Las cifras fueron confirmadas, en conferencia de prensa, por el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, quien aseguró que los cinco mil que todavía siguen sin saber a qué escuela concurrirán “tienen aseguradas sus vacantes”, aunque deben esperar hasta “el 14 de febrero” la confirmación oficial. El informe fue refutado por Eduardo López, de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), quien le dijo a Página/12 que ante la Justicia, en la causa judicial abierta por el problema de las vacantes, “el Ministerio de Educación porteño reconoció que no son 12 mil, como dijo Bullrich ante la prensa, sino 17.500 los que hoy no tienen lugar en la escuela pública: 13 mil de la educación inicial, 1500 de la primaria y 3000 del secundario”. Según López, esos números constan “en el último informe del ministerio a la Justicia, presentado el jueves pasado”.

Legisladores de la oposición, que se reunieron ayer con Bullrich, insistieron en criticar el sistema de inscripción online instrumentado en diciembre por el gobierno porteño, mientras que Bullrich reiteró que fue “un éxito”, aunque admitió que hubo “un error importante en la validación del ingreso” de los cinco mil chicos que siguen en la “lista de espera”. A pesar de reconocer ese “error”, el ministro sostuvo que el problema “no se originó por una falla del sistema de inscripción”, sino en “el sistema burocrático de validación de información”.

Aseguró que ese error hizo que no tengan vacantes chicos que cumplían los requisitos para el ingreso prioritario a una escuela porque vienen de un nivel anterior, sus hermanos cursan allí o sus padres son parte del personal del establecimiento. De todos modos, Bullrich insistió en que “todos los chicos de salas de cuatro, jardín de cinco, primaria y secundaria tienen lugar asegurado en la ciudad” y pidió a los padres que “ingresen al sistema” para completar las inscripciones.

Bullrich dijo que “más allá de este error” fueron “más de 100 mil los inscriptos, lo que significa que estadísticamente el sistema funcionó. Se han logrado los tres objetivos que nos habíamos planteado: facilitar el acceso, hacer un mapa muy preciso de dónde necesitamos construir escuelas y transparentar la información que antes no era precisa”.

La palabra de Bullrich fue cuestionada por Eduardo López, de UTE, quien sostuvo que “todo lo dicho por el ministro no tiene sustento judicial, porque hoy (por ayer) tenía que haber dado respuesta a lo que se había firmado el 30 de diciembre y no lo hizo”.

El compromiso al que alude Eduardo López consta de tres puntos: “En primer lugar, no cerrar cursos ni grados, en segundo lugar, no habilitar aulas precarias o containers, y en tercer lugar, dar las vacantes necesarias. No ha cumplido el gobierno con los requisitos dos y tres, de manera que es improbable que cumpla el primero de los requisitos”, le dijo el titular de UTE a Página/12.

Por su parte, el subsecretario general de la Presidencia, Gustavo López, puntualizó que Bullrich “desconoce la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires y la Ley de Educación de la Ciudad, que hablan de la escolarización de los niños de cero a tres años además de la escuela primaria”. Agregó que para el ministro porteño “el problemita de que siete mil chicos de cero a tres años se queden sin vacantes es algo insólito en la ciudad más rica de la Argentina, y esto es producto de la desidia y de una política de abandono”. Gustavo López recordó que “sobre 1700 escuelas que el gobierno nacional hizo a lo largo de diez años con un promedio de no menos de 60 escuelas por provincia, la Ciudad sólo hizo siete, de las cuales cuatro pertenecen al Plan Nacional; es decir que Macri hizo media escuela cada 12 meses de gestión y hoy se están pagando las consecuencias de esa política con los chicos que están sin vacantes, obligados a ir a un jardín privado y, además, algunos alumnos de los barrios más pobres tendrán clases en contenedores, más los casos de error del sistema por los que tendrán que ir a escuelas lejos de sus hogares”.

Sobre el tema de las escuelas-containers, el ministro Bullrich afirmó que “no se trata de contenedores, sino de construcciones modernas y rápidas que se hicieron con licitación pública y que posibilitan que este año los hijos de más de dos mil familias puedan iniciar el ciclo lectivo”. Agregó que se trata de “un modelo de construcción a futuro y estamos seguros de que se adoptará en otros lugares del país porque es eficiente y más económico que la construcción tradicional, que demanda más tiempo de obra”.

Bullrich dio la conferencia de prensa luego de mantener una reunión con diputados de la oposición, ante quienes se comprometió a dar solución al problema que viven hoy unos 5000 chicos que no tienen garantizada una vacante en la escuela pública. Aseguró que el problema estará resuelto el 14 de febrero y prometió publicar el listado de los establecimientos educativos donde todavía hay lugares disponibles. Lo que no garantizó es que esas escuelas estén en lugares cercanos a los domicilios de las familias que todavía están en la “lista de espera”.

A pesar de todas las dificultades que ha provocado el nuevo sistema de ingreso online, Bullrich hizo un balance positivo de lo hecho por el gobierno de Mauricio Macri en materia de educación pública. Mostró un cuadro estadístico según el cual “el número de vacantes se incrementó en más del 20 por ciento desde 2008”. Según Bullrich, durante la actual gestión “se incrementó la matrícula en los chicos de hasta tres años, especialmente en la zona sur, porque vamos a las villas y les pedimos a las familias que anoten a sus hijos, cuando antes ocurría que empezaban a estudiar a los seis años”.

El ministro porteño respondió a las críticas prometiendo que para el año próximo “todos los chicos de tres años tendrán su vacante en la educación pública” de la ciudad de Buenos Aires. Dijo que hoy es imposible por “el incremento de demanda de vacantes”.

Compartir: 

Twitter
 

Bullrich aseguró que el problema se resolverá el 14 de febrero y prometió publicar el listado de colegios con lugar.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.