SOCIEDAD › LIBERARON EN RUSIA AL ARGENTINO DETENIDO POR UN PORRO

Fin de “Expreso de medianoche”

Kevin Hoistacher, de 25 años, fue liberado ayer después de haber pasado seis meses detenido en San Petersburgo. Cuando volvía a Finlandia, en la frontera le encontraron un cigarrillo con tabaco y marihuana. Intervino la Sedronar.

 Por Carlos Rodríguez

Kevin Hoistacher, el joven argentino que pasó seis meses detenido en Rusia por llevar consigo un cigarrillo de tabaco mezclado con dos hojitas de marihuana, celebrará hoy en libertad su cumpleaños número 25, confirmó a Página/12 su madre, Beatriz Rossano. “Ahora estaba con prisión domiciliaria en un hotel de San Petersburgo, pero pasó dos meses horribles en una cárcel y corría peligro de recibir una pena no menor a los tres años porque lo acusaban de contrabando de estupefacientes”. La mujer comentó que en Rusia “las leyes en materia de drogas son muy anticuadas y lo iban a condenar por nada, pero le retiraron la acusación gracias a una gestión que hicieron las autoridades nacionales con sus pares rusos”. Kevin Hoistacher, que desde hace cinco años vive en Finlandia con su esposa, había viajado a San Petersburgo en auto para llevar a un amigo hasta el aeropuerto de esa ciudad, y lo detuvieron durante un control fronterizo, cuando pretendía regresar a su país de residencia.

Los trámites finales para lograr la libertad de Kevin fueron realizados por el cónsul argentino en Moscú, Jorge Zobenica. La mamá del joven argentino dijo que las gestiones en forma directa las hizo el titular de la Sedronar, Juan Carlos Molina, con su par de Rusia, Viktor Petrovich Ivanov, del Servicio Federal para el Control del Tráfico de Drogas. “Fue una gestión del gobierno argentino, pensamos que de Cristina (Kirchner), y por suerte todo se solucionó; estamos muy contentos por eso”, dijo Beatriz Rossano, quien anunció que su hijo vendrá de visita al país “seguramente la semana que viene” para visitar a sus familiares y para “agradecer las gestiones que se hicieron por él”.

En declaraciones a la agencia Télam, la madre de Kevin puntualizó que Juan Carlos Molina “ayudó mucho para que mi hijo fuera liberado” y sostuvo que “la Presidenta estuvo siempre preocupada por mi hijo, incluso le mandó un video con un mensaje de aliento”. En los momentos más difíciles de la detención de su hijo, Beatriz viajó a San Petersburgo y permaneció allí tres meses.

“Kevin ahora está bien, acompañado por el cónsul argentino, pero la pasó mal porque lo tuvieron dos meses en una cárcel”, hasta que le concedieron la prisión domiciliaria, en un hotel de San Petersburgo. “Las leyes rusas, en materia de drogas, son muy viejas y ellos no cambian nunca la carátula de una causa, que en este caso era por ‘contrabando de drogas’”, que tiene una pena de tres a siete años de cárcel. Fue dejado en libertad porque las autoridades rusas aceptaron retirar los cargos.

“Ahora ya está todo solucionado, el cónsul me llamó (ayer) a la madrugada para comunicarme que le concedieron la libertad; ahora tiene que volver, en auto, a su casa en Finlandia y luevo va a venir a Buenos Aires”, concluyó la madre de Kevin, quien había sido detenido el 23 de julio pasado. Esto ocurrió durante un control caminero en la ciudad rusa de Vyborg, cuando pretendía regresar a Finlandia. El abogado argentino Fernando Soto, que representa a la familia de Kevin, confirmó que la causa “queda totalmente cerrada” y recordó que, en su momento, la Justicia rusa “no aceptó cambiar la carátula de contrabando por la de ‘tenencia simple’, que era lo que nosotros entendíamos que correspondía”.

“Si le dan la autorización para irse, no le va a quedar ningún cargo”, precisó Soto. El abogado dijo que habló con Kevin, quien ahora “se encuentra bien, después de haber vivido una pesadilla y de verse preso en una cárcel de Rusia para delincuentes peligrosos, en un lugar terrible, por medio gramo de cigarrillo”. Aseguró que ahora, Kevin “está contentísimo, está feliz, porque volvió a vivir”.

Soto señaló que en el control caminero la policía rusa requisó el auto en el que iba Kevin y encontró “un cigarrillo de tabaco y unas hojitas de marihuana”. Al ser detenido, durante unos cincuenta días estuvo alojado en la prisión de San Petersburgo. En un comunicado, la Sedronar confirmó la liberación de Kevin y las gestiones realizadas por el titular del organismo, Juan Carlos Molina, ante la Justicia rusa “a pedido de la presidenta de la Nación”.

En el parte del organismo, Molina precisó: “A fines del año pasado, la Presidenta me instruyó para que iniciara las conversaciones y procedimientos con las autoridades rusas para la exoneración de Kevin”.

Sobre su intervención en el caso, Molina señaló que “en cuanto tomamos conocimiento del caso, y por la cantidad de sustancia en su poder, quedó rápidamente en evidencia que Kevin está lejos de ser un narcotraficante, por lo que la figura que utilizó la Justicia rusa resultaba desproporcionada”. El cónsul argentino en Moscú también destacó “la valiosa ayuda e invalorable apoyo prestado por la Sedronar, en particular, por el señor secretario Juan Carlos Molina, y de la Dirección de Relaciones Internacionales. Sin dicha colaboración hubiera sido imposible lograr el cierre de la causa y la liberación de Kevin sin llevar la causa a juicio”.

Molina explicó que trabajaron “para lograr la excarcelación de Kevin siguiendo los mismos criterios de no criminalizar al consumidor que intentamos llevar a cabo en nuestro país. El Estado nacional está para acompañar a los 40 millones de argentinos, estén donde estén. La patria no es sólo un lugar, la patria es el otro”.

Compartir: 

Twitter
 

Kevin pasó dos meses en una cárcel rusa y luego quedó arrestado en un hotel de San Petersburgo.
Imagen: Facebook/jc
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.