EL PAíS › REUNIóN DE LA OPOSICIóN

Quejas en soledad

 Por Miguel Jorquera

Desde la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, la oposición parlamentaria cargó contra el secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien no acudió –como tampoco los legisladores oficialistas– a la convocatoria opositora que quería interpelarlo por su actuación el día de la muerte del fiscal Alberto Nisman. “Hoy tenemos una silla vacía por la ausencia de responsabilidad de funcionarios que tienen que venir al Congreso”, se lamentó la macrista Patricia Bullrich, que preside la comisión y citó al funcionario. “El Gobierno tiene una táctica de interferir en la acción de la Justicia”, sumó el radical cordobés Oscar Aguad. Su correligionario cobista Luis Petri subió la apuesta, dijo que “Berni es responsable político de la protección de Nisman” y denunció que “el Gobierno es responsable de la muerte” del fiscal. También expresaron críticas a la propuesta presidencial de modificar el organismo de inteligencia y tampoco faltaron cruces entre los diputados opositores.

Bullrich dijo que el encuentro había sido promovido “en lo más alto de los respetos” y “no para salir con los tapones de punta”, en una chicana al oficialismo, también ausente, por los dichos de la legisladora Diana Conti. La diputada macrista buscó transformar la comisión legislativa –en pleno receso parlamentario– en la caja de resonancia política de la denuncia de Nisman contra la Presidenta, su canciller y dirigentes oficialistas, y ante la que el fiscal se había comprometido a asistir (en un encuentro que quería que fuese “reservado”) al día siguiente de que se produjo su muerte. Y ahora, como el ámbito para intentar interpelar a los funcionarios por la muerte de Nisman.

Bullrich quería que el secretario responda por los “alertas rojos” de Interpol –del que Berni también es miembro como delegado de las Américas– tras la denuncia de Nisman. En el escrito, el fiscal afirma que el Gobierno buscaba “encubrir” a los acusados iraníes por la voladura de la AMIA a través del convenio firmado con Irán y así eliminar los “alertas” internacionales para su captura, aunque eso nunca sucedió.

“El Gobierno tiene una táctica de interferir en la acción de la Justicia. El primero que trató de interferir en esta causa fue el secretario de Seguridad, quien a los pocos minutos de habernos enterado de la muerte ya declaró que se trataba de un suicidio”, afirmó Aguad. Los diputados querían indagar a Berni sobre su presencia en el edificio Le Parc –donde apareció muerto Nisman– y si la misma fue antes o después de que arribaran el juez y la fiscal de la causa.

La oposición también redobló críticas a la reforma del área de Inteligencia que propuso el Gobierno. “La ausencia de Berni es la otra cara de la maniobra distraccionista para una reforma o cambio de nombre de la Secretaría de Inteligencia del Estado. Es un operativo de encubrimiento de una crisis”, advirtió el diputado trotskista Néstor Pitrola (PO-FIT). “Es el mismo perro con distinto collar”, soltó la delasotista Blanca Rossi. “No es el kirchnerismo el único responsable”, arrancó la diputada Victoria Donda, que luego apuntó al macrismo: “Tenemos un jefe de Gobierno también procesado por escuchas ilegales; es un mecanismo de la casta política que hay que desterrar”, agregó la legisladora de Libres del Sur (FA-Unen).

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.