EL PAíS › GILS CARBó ANALIZó CON 18J Y MEMORIA ACTIVA EL FUTURO DE LA FISCALíA DEL CASO AMIA

Compromiso de asegurar la investigación

La procuradora general confirmó la continuidad del trabajo que venía realizando la unidad que investiga el atentado a la mutual judía. También adelantó que el fallecido Alberto Nisman será reemplazado por un equipo de fiscales.

Alejandra Gils Carbó comenzó una ronda de reuniones con las organizaciones que representan a las víctimas del atentado a la AMIA. Las reuniones comenzaron con la Asociación 18J, encabezada por Sergio Burstein, y con Memoria Activa. En ambos encuentros, la procuradora general confirmó la continuidad de la UFI-AMIA y adelantó que un equipo de fiscales reemplazará al fallecido fiscal Alberto Nisman.

“Su muerte es un hecho que marcó un hito en la Justicia argentina, por eso pusimos a disposición todos los recursos del Ministerio Público para que la investigación pueda llegar a la verdad sobre lo ocurrido”, fue el mensaje que Gils Carbó transmitió a los representantes de las víctimas del ataque a la mutual judía. Los encuentros fueron en un edificio de la Procuración General, sobre la calle Perón al 600 y en horarios distintos.

A las 10, Gils Carbó recibió a la Asociación 18J Sobrevivientes, Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA. Luego de una hora, los integrantes de esa organización bajaron y se detuvieron ante las cámaras. “Después de 21 años, éste puede ser un reinicio de la investigación que espera, como siempre, conocer la verdad”, dijo Sergio Burstein. En ese momento, explicó que la procuradora general les había garantizado la continuidad de la UFI-AMIA, un dato importante que despejó las dudas que pudiera haber sobre su posible disolución. Y les precisó también que será conducida por un equipo de fiscales. “No dio nombres”, dijo Burstein. “Tampoco dijo cuántos iban a ser, pero estamos de acuerdo. Creemos que es importante que continúe la misma fiscalía designada en 2004, pero además que sea un equipo para que esto no vuelva a ser un unicato. No queremos repetir experiencias del pasado.”

La Asociación 18J pidió que en la causa se investigue desde “el inicio”, que se vuelva a revisar todo desde Galeano. Además, que la causa por encubrimiento no se demore más; que comience tal como está previsto en el segundo semestre de este año. Y respecto de la muerte de Nisman, que se investigue la posibilidad de un marco legal que habilite que la Unidad de AMIA pueda colaborar con la fiscalía actual de Viviana Fein en la investigación del caso, como sucedió con las escuchas. “Porque, más allá de que nos afecte profundamente la muerte y el dolor de la familia –dijo Burstein–, creemos que esto afecta directamente a la causa AMIA.”

El encuentro con Memoria Activa fue distinto. Tuvo mayores contrapuntos. Lo mismo que con CFK el martes. En nombre de esa entidad, concurrieron su titular, Adriana Reisfeld, y el abogado Rodrigo Borda. Gils Carbó abrió el espacio diciéndoles que el Ministerio Público estaba en deuda con ellos y las víctimas. Pidió disculpas. Dijo que era “una deuda histórica” y que estaba allí para enmendar lo que fuere posible. La presidenta de Memoria Activa habló de su profunda frustración, desazón y hasta soledad, representada en datos como el de una causa llena de obstáculos, en la que hubo hasta dos fiscales procesados.

Un aspecto fundamental de este encuentro fue la posición que Memoria Activa mantuvo históricamente sobre el trabajo de Nisman. Esa organización le había pedido a la Procuración General que lo apartara de la UFI.

En sus declaraciones al terminar la reunión, el abogado Rodrigo Borda dijo que Memoria Activa le reprochó de hecho a Gils Carbó que cuando pidieron la remoción de Nisman no hizo nada, lo mismo que cuando denunciaron a otros fiscales como Germán Moldes, Raúl Omar Pleé y Ramiro González.

“Respecto de Nisman, no tuvimos ninguna respuesta formal, pero informalmente nos plantearon que no había margen para una decisión de esa naturaleza y que en cualquier caso las razones que invocábamos no eran suficientes para tomar un decisión de ese tenor”, dijeron. “Nosotros le reprochamos que no nos hubiera hecho lugar a nuestro pedido oportunamente y que, si hubiera hecho lugar al planteo, probablemente las cosas hubieran sido de otra manera y muchas cosas que pasaron no hubieran sucedido de la misma forma”, lamentó Adriana Reisfeld.

El encuentro con Memoria Activa fue extenso y se plantearon otros puntos. El primero, sobre “la conmoción por el fallecimiento de Nisman”. “Por la sensibilidad del tema, la organización dijo que era necesario que la Procuración garantice una investigación exhaustiva, completa, rápida imparcial y al margen de toda especulación política, aunque suene simbólico para nosotros era importante destacarlo”, explica Rodrigo Borda sobre este punto.

En esa línea, Memoria Activa plantea diferencias sobre el modo de avanzar con la investigación de la muerte. “Nosotros dijimos que era importante que no se mezclen las cosas: que la investigación de la muerte la lleven la fiscal sorteada y la jueza que estaba en turno, como corresponde. Que la fiscal cuente con el apoyo del Ministerio Público. Que se garantice la imparcialidad, pero que no se tome como parte de la causa AMIA, sino como causa aparte para que no mezclen las cosas.” En esa lógica, Memoria Activa no va a presentarse como querellante y “pretende que ningún dirigente político pretenda hacerlo –dicen– especulando con una causa tan trágica como la nuestra”.

Otro punto de conversación fue el futuro de la Unidad Fiscal. “Pretendíamos que se designara a una persona sola, idónea, independiente y honesta y que en torno de esa persona exista un equipo fiscales y subalternos.” La idea de un equipo preocupa a Memoria Activa: ¿Cómo se pondrían de acuerdo? ¿Deberían representar a distintos sectores? Pero, además, “una Unidad Fiscal no puede ser una asamblea con distintas posiciones sino un espacio donde se decida una política criminal e institucional”. “Una comisión heterogénea va a ser un foco de conflicto y va a reproducir conflicto y la propia experiencia de esta Unidad demostró eso cuando se creó, Nisman y Martínez Burgos se pelearon y Burgos renunció en medio de un escándalo.”

Compartir: 

Twitter
 

Gils Carbó se reunió en primer término con 18J, la entidad que conduce Sergio Burstein.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.