SOCIEDAD › EL AEROPARQUE JORGE NEWBERY ESTUVO CERRADO DESDE LAS 9 HASTA LAS 18

Un día cubierto de niebla en la ciudad

Al menos 50 vuelos fueron cancelados y otros 30 terminaron desviados al Aeropuerto de Ezeiza. Miles de pasajeros pasaron horas de incertidumbre en el hall central del Aeroparque. La niebla también afectó la circulación en rutas bonaerenses y de Entre Ríos.

Una intensa niebla se asentó ayer en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense y persistió hasta las primeras horas de la tarde, por lo que se registraron complicaciones en los transportes. El Aeroparque Jorge Newbery permaneció cerrado desde las 9 de la mañana hasta las 18, lo que provocó desvíos de vuelos a Ezeiza, retrasos y al menos 50 cancelaciones. Los bancos de niebla redujeron la visibilidad a menos de 300 metros en las rutas nacionales 8, 9, 12 y 14 en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos, por lo que las autoridades viales solicitaron circular con suma precaución para evitar accidentes.

El Aeroparque Jorge Newbery permaneció cerrado ayer hasta las 18 a todo tipo de operaciones como consecuencia de la intensa niebla que se instaló sobre la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

Pese a que desde la estación meteorológica de la terminal aérea se había indicado que el fenómeno comenzaría a disminuir después del mediodía, solamente se registró una leve mejoría que llevó la visibilidad de 300 a 800 metros, casi al límite de la operabilidad para despegues, por lo que rápidamente volvió a cerrarse y el tráfico permaneció interrumpido.

La leve mejora había alentado la posibilidad de concretar al menos algunos despegues antes de las 17 y de esa manera reprogramar los vuelos que habían sido cancelados durante la mañana. Alrededor de las 16, las condiciones meteorológicas permitieron una visibilidad de mil metros, lo que facilitó el despegue de dos vuelos: uno de LAN con destino a Iguazú y otro de Andes con destino a Puerto Madryn.

Sin embargo, la esperanza de los miles de pasajeros que permanecían en Aeroparque esperando poder viajar se diluyó enseguida. Dos horas después, una nueva mejora en las condiciones permitió el despegue de otros seis vuelos.

Según fuentes de la estación aérea, los vuelos desde “las 18 horas despegaron normalmente aunque con algunas demoras”. Sin embargo, “a lo largo del día más de 50 vuelos debieron ser cancelados y están a la espera de reprogramación. También hubo alrededor de 30 arribos que fueron desviados a Ezeiza”, expresaron desde la terminal aérea.

De acuerdo con lo informado por los meteorólogos, el viento sopló desde el este a apenas 8 kilómetros por hora, lo que no alcanzó para despejar la densa niebla y en la medida en que el viento no cambiara de dirección, las condiciones no variaron e incluso tendieron a agravarse a medida que el calentamiento solar disminuía.

A la tarde, fuentes del Aeroparque explicaron a este diario que “los 50 vuelos que debían ser reprogramados se sumaron a aquellos que comenzaron a operar a las 18. Esto afecta los horarios de la pista por lo que no es posible garantizar que no hayan demoras” por el efecto.

Ante esta situación, las compañías aéreas que operan en la estación metropolitana recomendaron a sus pasajeros consultar las respectivas páginas web o llamar a los call center a los efectos de conocer la situación de sus vuelos.

Luego de la apertura, que fue “condicional”, las demoras y cancelaciones se mantenían al cierre de esta edición.

Los intensos bancos de niebla también afectaron otros medios de transporte. Durante la mañana de ayer, el fenómeno meteorológico produjo la reducción de la visibilidad a menos de 300 metros registrada en las rutas nacionales 8, 9, 12 y 14 en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos. Por este motivo, las autoridades viales pidieron circular con suma precaución para evitar incidentes.

Ante este panorama, Vialidad Nacional emitió un alerta en el que recomendó mantener encendidas las luces bajas y antiniebla, sin prender las luces altas dado que producen encandilamiento.

Además, el organismo sugirió disminuir la velocidad sin detenerse sobre la ruta, aumentar la distancia de frenado y mejorar la visibilidad con limpiaparabrisas y desempañador.

Compartir: 

Twitter
 

El viento sopló a apenas 8 kilómetros por hora, lo que no alcanzó para despejar la densa niebla instalada en el área metropolitana.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.