SOCIEDAD › LA FISCAL CARBALLIDO CONSIDERA QUE FARRé TENíA TODO PLANEADO

La pista de lo premeditado

La hipótesis de la fiscal apunta contra la de los abogados de la defensa, que sostienen la idea de la emoción violenta. Carballido está convencida de que preparó los cuchillos y no hay pruebas de una discusión entre ellos. Farré cambió de abogado, ahora es Tenca.

“Creemos que (Fernando) Farré tenía todo planeado. Sabía que ese viernes iba a cometer el crimen y se preparó para eso”, dijo una fuente judicial refiriéndose al femicidio ocurrido en el country Martindale de Pilar y cuya víctima fue Claudia Schaefer, la esposa de Farré. La fiscal Carolina Carballido Calatayud, a cargo de la investigación, le había confirmado el lunes a Página/12 que el detenido Farré sigue acusado de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por contexto de violencia de género”, pero ayer se supo que, además, está convencida de que fue un hecho premeditado, al punto de haber preparado los dos cuchillos Tramontina empleados para cometer el crimen.

La convicción de la fiscal a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Delitos Conexos a la Violencia de Género de Pilar se fortaleció a partir de la declaración de testigos de lo ocurrido el viernes pasado y de la inspección ocular realizada ayer en el country.

“Nada indica que haya habido un estado de emoción violenta como quieren instalar desde la defensa. Por lo que vienen declarando los testigos, no hubo discusión previa, no hubo detonante” alguno que llevara a la agresión que terminó en femicidio, dijeron las fuentes consultadas.

“Creemos que Farré tenía todo planeado. Sabía que ese viernes iba a cometer el crimen y se preparó para eso”, fue la afirmación de los voceros allegados a la investigación. En la inspección realizada ayer por la fiscal, junto a la Policía Científica y el ex defensor del empresario, Gustavo Alvarez (reemplazado por Adrián Tenca), quedó en claro que las dos armas blancas empleadas para el asesinato, que están secuestradas para ser sometidas a pericias, “fueron tomadas de un taco con un set de cuchillos” que estaba en la cocina de la vivienda.

Luego de la diligencia, Alvarez aseguró al canal C5N que “coincide el portacuchillos con los dos que faltaban”, aunque agregó que “no se sabe de qué forma entraron ni quién los llevó al vestidor”. Sin embargo, la fuente judicial señaló que la fiscal Carballido Calatayud está convencida de que “Farré se preparó con los cuchillos antes de la llegada de su mujer porque ya tenía decidido cometer el homicidio”.

Por otra parte, al declarar en la causa, los abogados que estaban en la casa del country al momento del hecho aseguraron que no escucharon ninguna discusión previa al ataque y que tampoco vieron pasar por la cocina –donde estaban los cuchillos– ni al victimario ni a la víctima. Eso fue lo que dijeron los abogados Carlos Alfredo Quirno, del estudio de José Cárdenas, que representaba a Schaefer en la causa del divorcio, ni la joven abogada del estudio de Mariana Gallego que fue de parte de Farré.

La inspección ocular también le sirvió a la fiscal para determinar que el crimen se cometió tan sólo ocho minutos después de que la víctima llegara al country Martindale, donde fue a recolectar algunas de sus pertenencias, producto de lo acordado en el trámite de divorcio. Los investigadores y los peritos verificaron en la inspección que Farré cerró con llave el vestidor para que nadie lo detuviera durante el ataque.

“Se confirmó que la puerta del vestidor tiene una llave del lado de adentro, que traba y funciona perfectamente”, dijo uno de los encargados de la investigación. Voceros judiciales revelaron otros detalles de lo que declaró el lunes ante la fiscal el abogado testigo Quirno.

Declaró que Farré y su madre los recibieron “de modo amable”, que Claudia llevaba una valija para llevar sus cosas y que él y la abogada del imputado estaban charlando en el jardín sobre algunas cuestiones del litigio cuando empezaron a escuchar gritos. En ese momento reconocieron la voz de la madre de Farré que gritaba: “Pará, no lo hagas, no vale la pena” para luego agregar “con eso no conseguís nada”.

Por su parte, el abogado Gustavo Alvarez adelantó que tuvo una entrevista “personal” y “profunda” con Farré en la alcaidía de La Plata, donde está detenido, en la que le explicó “cómo sucedieron los hechos”. Y tal como había dejado entrever durante la tarde, desistió de asumir la defensa.

En su lugar asumió el mediático Adrián Tenca, quien defendió al portero Jorge Mangeri, condenado a perpetua por el crimen de Angeles Rawson. También fue representante de Sergio Schoklender en la causa en la que se lo investiga por presunto desvío de fondos. Intervino además como abogado de Tablado, condenado a 24 años de prisión por el crimen de su novia Carolina Aló, de 113 puñaladas.

El femicidio se produjo el viernes, cerca del mediodía, en un chalet ubicado en el lote 5 del country Martindale, en Juan Domingo Perón 2375, de la localidad de Derqui, partido de Pilar, en el norte del conurbano.

La pareja, que tenía tres hijos menores de edad –una adolescente de 14 años y dos niños de 11 y 8–, atravesaba un conflictivo divorcio y estaba separada de hecho. Schaefer, de 44 años, estaba viviendo en un departamento en Avenida del Libertador al 1700, en el barrio porteño de Recoleta, y Farré, de 52, ex ejecutivo de marketing de importantes empresas, en la actualidad estaba desempleado y vivía en la casa alquilada en el country. La autopsia determinó que la mujer murió degollada, que el corte en el cuello se produjo con el asesino detrás de su víctima. Schaefer había denunciado a Farré ante la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema por un hecho ocurrido el 2 de agosto pasado.

Compartir: 

Twitter
 

Fernando Farré cambió de abogado. Su nuevo representante es Adrián Tenca, abogado de Mangeri.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.