SOCIEDAD › AL MENOS SIETE MUERTOS POR UN SEGUNDO TERREMOTO

Otro sismo volvió a golpear a Japón

Al menos 7 víctimas fatales, varios heridos, daños materiales y pánico entre los pobladores fue el resultado que arrojó otro sismo que volvió a golpear el sudoeste de Japón en las primeras horas de ayer. La ciudad de Kumamoto se vio conmocionada por un nuevo movimiento telúrico, esta vez de 7 grados en la escala de Richter, más fuerte que el registrado el jueves en la isla de Kyushu y que provocara 9 muertos y 900 heridos, de los cuales 50 continúan graves. El gobierno declaró el estado de catástrofe natural y envió al lugar a casi 6500 hombres, entre bomberos, policías y soldados.

Por tercer día consecutivo, cientos de réplicas hicieron zozobrar la región japonesa, que está atravesada por una falla geológica. En tanto, muchos habitantes se preparaban para pasar otra noche a la intemperie.

Apenas dos días después del último sismo, Kumamoto –una ciudad de más de 700 mil habitantes situada en la costa occidental de la isla de Kyushu– se vio afectada por otro terremoto de magnitud 7,1 –según la agencia meteorológica japonesa– y de 7 en la escala del Instituto de Geofísica estadounidense (USGS, por sus siglas en inglés). El fenómeno ocurrió a la 1.25 hora local y desató un alerta de tsunami en la costa oeste de la isla, que posteriormente fue levantada.

Tras el temblor, decenas de casas –muchas de ellas viejas y de madera– quedaron total o parcialmente destruidas. Unas 44 mil personas tuvieron que refugiarse en centros de acogida, donde se les dio arroz y agua potable. Hisako Ogata, de 61 años, fue evacuada a un parque cercano a su domicilio en Kumamoto junto a unas 50 personas. “Me fui de mi casa, no podía quedarme por las continuas réplicas. Tenía mucho miedo”, aseguró.

Las autoridades advirtieron que las casas dañadas por el sismo podrían venirse abajo e informó que el nuevo terremoto provocó el hundimiento de un puente al nordeste de la ciudad. Las imágenes de televisión mostraban a personas atrapadas bajo escombros en varias localidades. “El último terremoto se sintió tan fuerte, o incluso más fuerte que el sismo original”, dijo Shotaro Sakamoto, agente de la prefectura de Kumamoto.

Precisamente poco antes del último terremoto, los habitantes de la pequeña ciudad japonesa de Mashiki se preparaban para volver a pasar la noche en playas de estacionamiento al aire libre y hacían cola para recibir agua potable. “Mi casa tembló de arriba a abajo”, contó Nobuyuki Morita, un residente de 67 años de la ciudad de Mashiki. “Estábamos viendo la televisión cuando de repente sentimos unas sacudidas muy fuertes. Me sorprendió mucho, nunca vi un temblor así en mi vida”, agregó Morita, quien junto a su mujer pasaron la noche en un auto porque no podían hacerlo en su casa, con el techo derrumbado y los muebles desperdigados.

Varias carreteras resultaron dañadas y el tráfico ferroviario tuvo que ser interrumpido para revisar las vías, como suele hacerse cada vez que hay un fenómeno de esta naturaleza. “Sólo pude salir de mi casa después de cinco réplicas; es que fueron tan fuertes que me daba miedo moverme”, contó un vendedor en cuyo local todo estaba patas arriba, con estantes, mesas y artículos tirados por el suelo.

Por otra parte, las grandes corporaciones japonesas –entre ellas Toyota, Bridgestone, Honda y Sony– suspendieron las operaciones en las fábricas de la zona.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.